3 TIPOS DE ANTOJOS Y LO QUE SIGNIFICAN

¿Por qué de repente nos entran antojos?

Quiero explicarte los 3 tipos de antojos que he detectado y lo que nos quieren estar diciendo.

Todos hemos experimentado en alguna ocasión las ganas repentinas de comer “algo” en concreto. Aparece como un fogonazo en nuestra cabeza y hasta que no satisfacemos esas ganas no deja de rondarnos por nuestra cabeza.

En el pasado post ya escribí acerca de comer por capricho, y la diferencia que supone respecto a comer para alimentarte.

También ya hemos hablado sobre qué hacer con las irresistibles ganas de comer antojos.

En las sesiones de coaching para adelgazar suele ser habitual que aparezca un tipo de comida en concreto que suponga una debilidad para una cliente en particular. He escuchado de todo: aceitunas, patatas fritas, chocolate, helado, nueces…

antojos de kikos

Yo misma he tenido épocas por las que me daba por comer algo en concreto que me hacía incluso salir de casa a comprarlo si me quedaba sin ello. Si miro atrás puedo acordarme de las pipas, los Cheetos Pandilla, los kikos, y últimamente los panes con pipas.

Es como estar enganchada. Empiezas y no puedes parar.

Así que decidí hacer mi propio experimento la siguiente vez que me apareciesen esos antojos.

¿Qué pasaría si no cedo ante las ganas? ¿Es posible? ¿Podría sobrevivir?

Bueno, me senté en el sofá, miré por la ventana, y accedí a quedarme allí hasta que las ganas hubiesen pasado. ¿Tendría suficiente coraje? Pero cuanto más tiempo pasaba sentada, más fuerte crecía el deseo, y más me convencía de que debía terminar el experimento. Pero me levanté y me puse a hacer otras cosas. Me distraje haciendo unas llamadas que tenía pendientes. Y en algún momento me di cuenta que las ganas se habían pasado y me sentía completamente relajada. Y después de unas cuantas veces más he terminado olvidándome de esos antojos.

Funciona. Te lo digo porque lo han probado mis clientes. Cuando aparecen los antojos no se trata de luchar ni esforzarse, más bien de distraerse con otra cosa y dejarlo pasar. Porque pasa. Termina pasando. Una cliente me llamó hace poco para contarme entusiasmada que cuando le había entrado el ansia por un antojo, salió a la calle y se puso a caminar y caminar hasta que se le pasó. Se sentía satisfecha y fuerte de haberlo conseguido. De haberlo dejado pasar y haber vencido sin luchar.

dejar pasar los antojos

Vamos a desentrañar algunos de los misterios de estos tres tipos de antojos:

#1. Antojos de apoyo.

Un antojo de apoyo se produce cuando el cuerpo demanda instintivamente un alimento.  ¿Alguna vez has notado algunas de las cosas tan peculiares que les da por comer a tu mascota de vez en cuando? Pueden masticar hierba y césped cuando necesitan purgarse, por ejemplo.  Nadie le dice a un perro que coma césped, lo hace por un proceso instintivo mucho más allá de la razón.

Del mismo modo, descubrí que mis antojos que antes te mencionaba tenían un alto contenido en sal. Y esos antojos coincidían cuando tenía la tensión más baja y mi cuerpo de forma instintiva me estaba pidiendo un aporte de sal extra. En este caso mis antojos corresponden a los antojos de apoyo, para elevar la tensión en mi caso.

Por eso te recomiendo dejarte guiar por tu instinto con estos casos de antojos.

El cuerpo pide porque el cuerpo sabe.

#2. Antojos dispersivos.

Un antojo dispersivo son las ganas de un alimento que drena la salud y disminuye nuestra energía. Los efectos de ceder a esos antojos te hacen sentir pesada, agotada y culpable. Nos entran ganas de alimentos que sabemos que no nos convienen: el azúcar, los alimentos fritos y comida basura son algunos ejemplos obvios.

antojos

Así que ¿cómo es posible que nos apetezca algo que en realidad sabemos que es dañino?

Si el cuerpo es tan naturalmente sabio, ¿cómo puede ser tan tonto?

La respuesta está en la naturaleza del deseo. Por eso es tan importante en este caso de antojos identificar el desencadenante.

El anhelo de amor puede convertirse en un intento desesperado por ganar la aprobación de todos los que conocemos. O el afán de realización personal puede convertirse en una obsesión de acumular dinero y prestigio. El cuerpo es engañado buscando aquello que en realidad queremos llenar. Al igual que el corazón puede buscar el amor en los lugares equivocados, también puede hacerlo el cuerpo.

Busca otras maneras de alimentar tus emociones.

#3. Antojos asociativos.

Un antojo asociativo ocurre cuando nos apetece una comida que tiene una asociación  significativa. Por ejemplo, muchas personas me cuentan que al visitar a sus padres o abuelos, de repente les apetecen alimentos que no prueban desde su infancia. Una persona me contaba que cada vez que visita a su abuela le apetecían rosquillas de forma irrefrenable. Si ella no ve a su abuela, ni siquiera se acordaba de las rosquillas…

Este tipo de antojos nos evocan personas, lugares o acontecimientos que nos reconfortan.

antojos asociativos

Por eso los antojos asociativos son a menudo los más difíciles de tratar porque nos permite visitar nuestro pasado, y volver a vivir sentimientos que pueden traer su propio momento especial. La comida y la nostalgia pueden resultar una combinación fascinante.

Puede que al llegar a casa después de un mal día, te venga a la cabeza esa comida que asocias como reconfortante.

Creo que muchas veces cuando recorremos nuestros apegos descubrimos algo más profundo.

Del mismo modo hay algunos alimentos que asociamos a determinados eventos. La tarta a un cumpleaños, las palomitas al cine, el café al levantarnos… No son más que asociaciones  creadas y que ya se encarga la industria alimenticia de que sigamos haciéndolo.

antojos

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtubetwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazar

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.