CÓMO CONTROLAR EL APETITO

¿Cómo puedo controlar mi apetito?

Controlar el apetito resulta ser uno de los primeros objetivos que me suelen plantear mis clientes en las sesiones de coaching para adelgazar.

Sienten que deben luchar por controlar su apetito y vencer esa dura batalla.

controlar el apetito

Es normal, tienen la impresión de que el apetito les lleva a comer más de lo que quieren y que eso conduce al aumento de peso. Como resultado se enfrentan a la situación desde la perspectiva de controlar el apetito.

Pero es fácil comprender por qué muchas personas tienen este enfoque.

Se trata de sentir que tienes el control.  

Que vas a conseguir el cuerpo que quieres si simplemente logras controlar tu apetito.

A primera vista controlar el apetito puede parecer una manera más fácil de conseguir la aceptación o aprobación de tu propio cuerpo. Pero no es más que una distracción para no abordar los problemas o inseguridades  más profundas que te hacen sentir que no eres digna de aceptarte a no ser que pierdas peso.

controlar el apetito

Entonces, ¿cuál es el secreto para controlar el apetito?

La respuesta seguramente te sorprenda tanto a como a mis clientes cuando lo escuchan por primera vez:

El secreto no está en tomarte unas pastillas para controlar el apetito. No te voy a vender unas pastillas ni unos polvos para hacer un batido ni la receta de un smoothie mágico. Ya sabes que yo no trabajo así.

controlar el apetito

El secreto está en no hacerlo. No trates de controlarlo.

Controlar significa resistirse y esforzarse.

Eso es agotador y sólo te lleva a frustrarte y colocarte en un lugar de renuncia que no te favorece nada.

Por eso voy a compartir contigo algunas de mis recomendaciones para dejar de controlar tu apetito sin que suponga que vayas a ganar peso:

#1. Acéptalo.

El apetito es natural. No hay nada malo en tener ganas de una comida deliciosa. Es parte de un estilo de vida saludable.

Recuerdo que la primera señal de alarma cuando mi perro estaba enfermo por algo, es que se le quitaba el apetito.

Una vez más escucha tu instinto nutricional y te darás cuenta que tener apetito es una buena señal. No hay nada malo en ello.

#2.Distínguelo.

A lo que la mayoría de las personas tienen miedo no es realmente el apetito en sí, sino el apetito por los alimentos equivocados.

O cuando el apetito se expresa de forma inapropiada y conduce a comer en exceso.

Comienza a comer buscando la calidad y no tanto la cantidad.

Haz la prueba: si de verdad tienes apetito te comerías una manzana, por ejemplo. El hambre no entiende de caprichos.

Una de las primeras señales cuando alguien empieza a cuidarse y quererse durante el proceso es que se vuelve más selectivo respecto a lo que come. Y empieza a preguntarse si lo que va a comer realmente lo hace buscando alimentarse o sencillamente por llenar el estómago con cualquier cosa.

controlar el apetito

#3. Explóralo.

Mis clientes ya saben que desde las primeras sesiones trabajamos en profundidad este punto y los descubrimientos tan interesantes que supone hacerlo.

¿En qué momento tu apetito parece estallar?

¿En qué momento parece disminuir?

¿Hay ciertos alimentos que parecen hacer que te sientas con más hambre o más llena que de costumbre?

¿Es apetito lo que sientes o lo que buscas es devorar esas emociones que sientes en ese momento?

Tu apetito puede ser una ventana a cuestiones más amplias en tu vida y las áreas donde te están pidiendo ser alimentadas con cariño, reconocimiento o atención.

#4.No lo asocies al peso.

Tu apetito no tiene nada que ver con un aumento de peso, si te alimentas con una dieta equilibrada y saludable. Creer que necesitas controlar tu apetito es el tipo de pensamiento que a menudo conduce a un comportamiento boomerang y pasar de no comer casi nada a comer en exceso.

#5. Deja de luchar contra él.

Tener apetito no te hace moralmente inferior o una persona menos digna de respeto. No es el enemigo. Cuando comienzas a criticarte a ti misma, recuerda que hay un cambio positivo que se podría hacer en tu estilo de vida.

Cuanto más te coloques en una situación de lucha o control, más frustrante te resultará.

No se trata de controlar. Se trata de entender y distinguir qué te está pidiendo en realidad tu cuerpo en ese momento.

comer con apetito

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

UNA SOLA PALABRA

Una sola palabra es suficiente para evitar que sigas comiendo demasiado.

¿Podría ser que una palabra de verdad pueda ayudarte a dejar de comer en exceso?

Se habla sobre el estrés y su relación con la comida, del comer emocional, y de comer con comodidad. Pero hay un tipo de comer en exceso al que muchas personas recurren, con el que podrían no estar tan familiarizadas.

Comer en exceso por no decir que no.

decir que no

Si no estás utilizando esta palabra, puedes estar ganando peso.

Esta sola palabra podría ayudarte a dejar de comer en exceso.

Y no estoy hablando de decir que no a una segunda porción de comida.

Me refiero a los otros lugares en tu vida donde puede ser que estés asintiendo con la cabeza mientras en realidad quieres decir que no.

decir que si mientras quieres decir no

Cuántas veces escucho esto mismo en las sesiones de coaching para adelgazar. Cuántas veces me cuentan que no saben poner límites o decir que no y luego lo pagan arrasando con la nevera cuando llegan a casa.

Te pongo algunos ejemplos de Comer Demasiado por no decir que no:

#1. Comer en exceso debido a que tus planes fueron reemplazados por los de otra persona, incluyendo muchas veces a tus propios hijos.

#2. Comer en exceso por estar agotada, porque no dijiste que no y ahora te han dado las tantas.

#3. Comer en exceso porque estás haciendo algo que te genera malestar pero no sabías cómo decirle que no.

#4. Comer en exceso porque estás frustrada por la cantidad de cosas “que se esperan de ti.”

#5. Comer en exceso porque, francamente te mereces una premio. Porque no has dejado espacio en tu vida para recompensarte a ti misma de otra forma que no sea con la comida.

Y uno de los que más escucho habitualmente:

#6. La comida es una manera fácil de crear algunas barreras de protección entre tú y el resto del mundo. La puedes estar utilizando para posponer las cosas o para evitar algo que no quieres hacer o que no te apetece abordar. La comida se convierte en una distracción o  una especie de barrera temporal entre tú y el resto del mundo.

decir que no

Hay un montón de razones y excusas para evitar decir que no.

A veces no decimos que no porque realmente no queremos, eso está claro.

Pero otras veces es el miedo de perderse algo.

Aunque la mayor parte del tiempo se trata más bien de vergüenza, culpa o miedo de decepcionar a otras personas.

Pero si no dices que no en estas ocasiones, probablemente esté costándote caro.

No decir que no te impide tener el espacio y la energía para decir algunos síes importantes.

No decir que no es agotador. Y es un caldo de cultivo para el resentimiento y la frustración.

Y para comer en exceso.

¿Sabes qué? La mayoría de las veces no pasa absolutamente nada cuando decimos que no. De hecho, la mayoría de las veces el resto del mundo apenas lo nota.

decir que no

Te propongo un reto para empezar a entrenar a decir que no:

  • ¿Dónde podrías estar diciendo más que no?
  • ¿Dónde te pide tu intuición que digas que no?
  • ¿Dónde tienes más miedo de decir que no ? Y es ese el lugar en el que más necesitas decirlo.
  • ¿Qué cambiaría si empiezas a decir no tan libremente como dices que sí?

decir que no

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

TENGO QUE ADELGAZAR

Tengo que adelgazar para sentirme mejor conmigo misma.

Cuando les pregunto a mis clientes de coaching para adelgazar por qué quieren adelgazar, casi siempre me contestan lo mismo:

“Para sentirme bien conmigo misma.”

Y aún después de haberlo escuchado un montón de veces no deja de sorprenderme.

adelgazar para sentirme bien

Porque sé que lo que sentimos sobre nuestro cuerpo no tiene nada que ver con nuestro peso.

Te cuento un ejemplo para tratar de explicarlo mejor:

Recuerdo a dos mujeres que ambas pesaban alrededor de 80 kilos y tenían una complexión bastante parecida.

Con una estaba empezando las sesiones y con la otra terminando.

La que estaba terminando estaba feliz porque ya había perdido varios kilos con lo cual ese peso lo sentía como un logro.

La que empezaba se había puesto en contacto conmigo porque estaba desesperada después de haber ganado varios kilos al dejar de hacer una conocida dieta. Nunca había llegado a ese peso y no se reconocía.

Tenían exactamente el mismo peso.

Pero una se sentía más  delgada, atractiva y segura comparándose a sí misma con su antiguo yo. Y la otra se sentía  gorda, poco atractiva e insegura aún teniendo el mismo peso.

Cualquiera que las hubiese visto a las dos juntas hubiese pensado que en apariencia parecían prácticamente iguales. Aunque en su propia mente, y aquí está la magia, se sentían completamente opuestas.

sentirte bien contigo misma

¿Qué te quiero decir con ésto sobre  “sentirse gorda” o “sentirse delgada?”

Que cualquiera puede “sentirse gorda” o “sentirse delgada” en cualquier talla.

Así que tu peso no determina tu imagen corporal.

Tu peso no determina si te sientes (o no) “bien en tu propio cuerpo “,

Tu peso no determina lo atractiva que te puedas llegar a sentir.

No es tu peso como tal.

Adelgazar no  hará que te sientas mejor contigo misma. Funciona al contrario: cuando te sientas bien contigo misma entonces será cuando pierdas peso.

Así es como trabajamos en nuestras sesiones de coaching para adelgazar. Desde el interior al exterior.

Como me dijo una vez un cliente al poco de empezar las sesiones:

“Ahora lo entiendo, ya lo he visto. No se trata de adelgazar para poder sentirme bien. Se trata de sentirme bien para poder adelgazar.”

Exacto.

Primero trabajamos para que te sientas segura, fuerte y motivada. Y después ya estarás lista para quitarte esos kilos si es lo que quieres.

no necesitas adelgazar para sentirte bien contigo misma

¿Te has fijado que cuando te sientes bien te sientes mucho más capaz de hacer aquello que te propones?

Si dos mujeres son en apariencia idénticas, y sin embargo se sienten completamente diferentes entre sí, quiere decir que el “problema” de sentirse mal consigo misma está en la mente.  No en sus muslos.

Esto puede parecer obvio, pero una y otra vez escucho personas que dicen que “necesitan” bajar de peso con el fin de sentirse bien consigo mismas.

Y eso es un puro engaño.

Hasta que no te sientas bien contigo misma, no lograrás perder peso de forma definitiva.

La clave para sentirte bien contigo misma no es perder 10 kilos, la clave está en un simple cambio de percepción.

adelgazar para sentirte a gusto con tu cuerpo

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

NADIE ME ENTIENDE

¿Por qué nadie me entiende? Descubre la importancia de comunicarte mejor.

“Nadie me entiende”… Si te has sentido alguna vez así probablemente ya sepas lo frustrante que es esa sensación.

La comunicación efectiva es más fácil para algunas personas, sobre todo si han tenido la ventaja de tener modelos adecuados de los que aprender. Pero para otras supone un continuo esfuerzo lleno de obstáculos y decepciones.

Si queremos tener una mejor relación con los demás, es un aspecto de nuestra vida al que merece la pena dedicarle tiempo para mejorarlo.

A menudo en mis sesiones de coaching para adelgazar aparece la dificultad para comunicarse con personas del entorno personal o profesional. Siendo una fuente de frustración que a veces conduce a comer para calmar esa sensación.

nadie me entiende

Más de una vez escucho la famosa frase de “Es que no me comprende…” refiriéndose al jefe, pareja, madre, hijos o amigos…

Sentirse incomprendido es una sensación frustrante que conduce al resentimiento. Pero pocas veces ponemos el foco en nosotros mismos esperando que sean los demás los que “deberían” comprendernos.

 

comunicar

¿Pero qué estamos haciendo por nuestra parte para ser comprendidos, a parte de limitarnos a esperar a que los demás nos comprendan?

Escribiendo este post me ha venido a la cabeza una reflexión que me hago cuando veo que semana tras semana la publicación que más visitas recibe es CÓMO AYUDAR A UNA PERSONA QUE QUIERE BAJAR DE PESO. Me sorprende que haya tantas personas buscando por internet la forma de comprender y ayudar a alguien que les importa, pero sienten que no saben cómo hacerlo. Me parece una buena noticia que haya la intención de comprender y ayudar, muy buena noticia.

Pero lo que me choca es que sin embargo cuando desde el propio post, o desde las redes sociales hago la pregunta a la inversa: cómo te gustaría que te ayudasen tengo el silencio como respuesta.

Incluso durante las sesiones es un pregunta que siempre hago y que cuesta mucho que me respondan.

Conclusión, queremos sentirnos comprendidos pero ponemos bastante poco de nuestra parte para que así sea.

Procura primero comprender… y después ser comprendida.

Por eso quiero compartir contigo algunas de las estrategias que utilizamos en las sesiones de coaching para aprender a comunicar mejor y dejar de sentir que “nadie me entiende”

La gente no escucha objetivamente. Filtran lo que escuchan y miran a través de sus lentes personales.

Porque la comunicación es mucho más que las palabras que decimos.

Las investigaciones demuestran que el 55% del impacto viene determinado por el lenguaje corporal (postura, gestos y contacto visual), el 38% por el tono de voz y sólo el 7% por el contenido de lo que decimos.

nadie me entiende

Por lo tanto no es tanto lo que digamos sino cómo lo digamos lo que marca la diferencia.

Lo mejor para dejar de sentir que nadie me entiende es tratar de ponernos en la piel de quienes nos escuchan. Es difícil comunicar con efectividad si carecemos de empatía.

Como ejemplo te dejo un video que con bastante sentido del humor refleja cómo comunicar de una forma efectiva para que nos entiendan mejor:


No tiene por qué gustarte la otra persona para establecer una buena sintonía, simplemente se trata de construir un puente para comprenderla mejor.

La comunicación desempeña un papel crucial a la hora de llevar un estilo de vida satisfactorio.

Párate ahora un momento y tómate tu tiempo para responder a las siguientes preguntas que te van a ayudar a mejorar tu comunicación:

¿Qué es lo que quiero conseguir al iniciar esa conversación?
¿Estoy diciendo o haciendo las cosas de forma que los demás estén más receptivos ante lo que yo digo?
¿Me gustaría que me hablasen de la forma en que yo hablo a los demás?
¿Cómo me describirían los demás cuando me comunico con ellos?
¿Qué hace que me sea fácil escuchar a los demás?
¿Qué dicen o hacen los demás que hace que me desconecte y no escuche su mensaje?
Aunque no esté de acuerdo con alguien, ¿acepto al menos su punto de vista?

Presta atención porque en tus respuestas encontrarás en gran medida la explicación al éxito o al fracaso en todos los aspectos de tu vida.

nadie me entiende

Hay pasos que se pueden dar para aprender a comunicar mejor.

Lo utilizo con frecuencia cuando trabajo en negociación o en mediación. Pero recuerda que como cualquier otro proceso de aprendizaje requiere tiempo, reflexión, paciencia y atención por tu parte. Cada pequeño paso te acerca a conseguir comunicar mejor:

• Paso nº 1: Practica y luego sigue practicando.
• Paso nº 2: Escucha activamente. Recuerda el post que escribí sobre SABER ESCUCHAR.
• Paso nº 3: Valida, haz saber a los demás que les has escuchado.

nadie me entiende

Y por último pero no menos importante:

• Paso nº 4: Haz que el humor sea parte esencial de tu comunicación. No te tomes la vida ni a ti misma con demasiado seriedad.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

CÓMO TERMINAR CON EL ABURRIMIENTO

Terminar con el aburrimiento es posible y yo te explico cómo.

Cómo terminar con el aburrimiento que supone aterrizar después de las vacaciones y volver a nuestra rutina.

La temida VUELTA AL COLE suele ir acompañada de una sensación que conduce a COMER POR ABURRIMIENTO, que es una de las causas más comunes de comer sin tener hambre.

terminar con el aburrimiento

Cuando vuelves a tu rutina diaria conviene que te hagas la siguiente pregunta:

¿Estás viviendo realmente un montón de días o has vivido un día un montón de veces?

Cada vez más en mis sesiones de coaching para adelgazar aparece planeando la sombra del aburrimiento en algunas parcelas de las vidas de mis clientes, generalmente en el ámbito profesional. Lo cual lleva a llenar ese vacío con comida en la mayoría de las ocasiones.

El aburrimiento es uno de los factores más comunes que conducen a comer emocionalmente, como ya te explicaba en TÉCNICA PARA EVITAR COMER EMOCIONALMENTE.

terminar con el aburrimiento

En el pasado post sobre EL ABURRIMIENTO Y SUS DOCE SIGNOS DE ALARMA te preguntaba si te habías fijado en lo mucho que te cansas cuando tienes que hacer algo que no te apetece hacer, y que en cambio apenas te cansas cuando estás haciendo algo estimulante.

George Bernard Shaw sintetizó esta idea cuando dijo que “el secreto de sentirse desdichado reside en tener tiempo libre para preocuparse de si uno es feliz o no ”.

En una mente ocupada no entran las preocupaciones, sencillamente porque al cerebro humano le es imposible pensar en dos cosas al mismo tiempo.

Samuel Butler dijo: “La persona que se deja aburrir es aún más despreciable que el aburrido”.

terminar con el aburrimiento

Por eso mismo se me ocurrió proponerte un reto diferente cada martes, para entrenar nuestro cerebro con estos pequeños retos a no acostumbrarse a hacer siempre lo mismo y terminar con el aburrimiento.

Recuerda que cuando se ha logrado un pequeño triunfo, se ponen en marcha las fuerzas que nos empujan a querer lograr más. No hay nada que sea más estimulante que haber logrado aquello que nos hemos propuesto.

Además de los retos de cada martes te propongo algunas ideas para terminar con el aburrimiento:

  • Prueba a hacer algo tonto, como ir descalza por el parque o mojarte bajo la lluvia. Haz la prueba de hacer algunas de las cosas que siempre has evitado porque “no debes hacer esas cosas”. Abre tu mente a nuevas experiencias. Haz cosas que antes evitabas por encontrarlas una tontería.
  • Recuerda que el miedo al fracaso es a menudo el miedo al ridículo, o a la desaprobación de los demás o de alguien en particular. Si dejas que ellos tengan sus propias opiniones, que nada tienen que ver contigo, podrás empezar a valorar tu comportamiento en tus propios términos en vez de apoyarte en los de los demás. Empezarás a considerar que tus capacidades no son ni mejores ni peores, sino simplemente diferentes a las de los demás.
  • Haz la prueba de hacer algunas de las cosas que siempre has rechazado porque “simplemente yo no valgo para esto”. Por ejemplo, puedes pasarte la tarde pintando  pasándolo maravillosamente bien. Si el resultado final no es una obra maestra, no pasa nada: has pasado un buen rato. A mí me encanta colorear y suelo llevar mi bolso con cuadernos y lápices de colores para entretenerme. El otro día fuimos a pasar el día a la Sierra en familia y animé a los demás a colorear conmigo. Me llamó la atención lo mucho que se preocupan por cómo les estaba quedando en vez de disfrutar simplemente por más que yo les insistía.

¿Eres peor persona porque nos has seguido los pasos en tu clase de zumba o cocinado algo horrible, o sigues siendo alguien que vale la pena y que simplemente ha pasado un rato agradable?

  • En vez de enseñarles a tus hijos que hagan todo lo mejor posible, y repetírtelo a ti misma mentalmente, prueba a seleccionar las cosas que más te importan en la vida y enfócate en ese sentido y el resto de las cosas, hazlas simplemente. Está muy bien no hacer siempre las cosas lo mejor que puedas. En realidad todo el síndrome de “Hacer las cosas lo mejor posible” es un mito. Nadie hace las cosas lo absolutamente mejor que se puede. Siempre hay posibilidades de hacerlas mejor, ya que la perfección no va con naturaleza humana.
  • Toma conciencia de cuándo estés evitando lo desconocido en el momento que lo estás haciendo. En ese mismo momento inicia un diálogo contigo misma. Dite a ti misma que no importa que no sepas adónde vas en cada momento de tu vida. Tener conciencia de la rutina es dar el primer paso para cambiarla.
  • Mantén una conversación con alguien que hayas evitado en el pasado. Muy pronto te darás cuenta de que tus prejuicios son los que te mantienen estancada y con falta de interés. Si prejuzgas a la gente, no podrás tratar con ella honestamente puesto que tu punto de vista ha sido establecido de antemano. Mientras más grande sea el número de gente distinta que conozcas, más probabilidades tendrás de darte cuenta de lo mucho que has perdido.

Y para terminar ten en cuenta también que el aburrimiento es una de las principales causas del cansancio y date cuenta que raramente nos cansamos cuando hacemos algo que nos resulta interesante y estimulante. Si pones entusiasmo en su trabajo combatirás el aburrimiento y disminuirán tus preocupaciones.

terminar con el aburrimiento

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

3 TIPOS DE ANTOJOS Y LO QUE SIGNIFICAN

¿Por qué de repente nos entran antojos?

Quiero explicarte los 3 tipos de antojos que he detectado y lo que nos quieren estar diciendo.

Todos hemos experimentado en alguna ocasión las ganas repentinas de comer “algo” en concreto. Aparece como un fogonazo en nuestra cabeza y hasta que no satisfacemos esas ganas no deja de rondarnos por nuestra cabeza.

En el pasado post ya escribí acerca de comer por capricho, y la diferencia que supone respecto a comer para alimentarte.

También ya hemos hablado sobre qué hacer con las irresistibles ganas de comer antojos.

En las sesiones de coaching para adelgazar suele ser habitual que aparezca un tipo de comida en concreto que suponga una debilidad para una cliente en particular. He escuchado de todo: aceitunas, patatas fritas, chocolate, helado, nueces…

antojos de kikos

Yo misma he tenido épocas por las que me daba por comer algo en concreto que me hacía incluso salir de casa a comprarlo si me quedaba sin ello. Si miro atrás puedo acordarme de las pipas, los Cheetos Pandilla, los kikos, y últimamente los panes con pipas.

Es como estar enganchada. Empiezas y no puedes parar.

Así que decidí hacer mi propio experimento la siguiente vez que me apareciesen esos antojos.

¿Qué pasaría si no cedo ante las ganas? ¿Es posible? ¿Podría sobrevivir?

Bueno, me senté en el sofá, miré por la ventana, y accedí a quedarme allí hasta que las ganas hubiesen pasado. ¿Tendría suficiente coraje? Pero cuanto más tiempo pasaba sentada, más fuerte crecía el deseo, y más me convencía de que debía terminar el experimento. Pero me levanté y me puse a hacer otras cosas. Me distraje haciendo unas llamadas que tenía pendientes. Y en algún momento me di cuenta que las ganas se habían pasado y me sentía completamente relajada. Y después de unas cuantas veces más he terminado olvidándome de esos antojos.

Funciona. Te lo digo porque lo han probado mis clientes. Cuando aparecen los antojos no se trata de luchar ni esforzarse, más bien de distraerse con otra cosa y dejarlo pasar. Porque pasa. Termina pasando. Una cliente me llamó hace poco para contarme entusiasmada que cuando le había entrado el ansia por un antojo, salió a la calle y se puso a caminar y caminar hasta que se le pasó. Se sentía satisfecha y fuerte de haberlo conseguido. De haberlo dejado pasar y haber vencido sin luchar.

dejar pasar los antojos

Vamos a desentrañar algunos de los misterios de estos tres tipos de antojos:

#1. Antojos de apoyo.

Un antojo de apoyo se produce cuando el cuerpo demanda instintivamente un alimento.  ¿Alguna vez has notado algunas de las cosas tan peculiares que les da por comer a tu mascota de vez en cuando? Pueden masticar hierba y césped cuando necesitan purgarse, por ejemplo.  Nadie le dice a un perro que coma césped, lo hace por un proceso instintivo mucho más allá de la razón.

Del mismo modo, descubrí que mis antojos que antes te mencionaba tenían un alto contenido en sal. Y esos antojos coincidían cuando tenía la tensión más baja y mi cuerpo de forma instintiva me estaba pidiendo un aporte de sal extra. En este caso mis antojos corresponden a los antojos de apoyo, para elevar la tensión en mi caso.

Por eso te recomiendo dejarte guiar por tu instinto con estos casos de antojos.

El cuerpo pide porque el cuerpo sabe.

#2. Antojos dispersivos.

Un antojo dispersivo son las ganas de un alimento que drena la salud y disminuye nuestra energía. Los efectos de ceder a esos antojos te hacen sentir pesada, agotada y culpable. Nos entran ganas de alimentos que sabemos que no nos convienen: el azúcar, los alimentos fritos y comida basura son algunos ejemplos obvios.

antojos

Así que ¿cómo es posible que nos apetezca algo que en realidad sabemos que es dañino?

Si el cuerpo es tan naturalmente sabio, ¿cómo puede ser tan tonto?

La respuesta está en la naturaleza del deseo. Por eso es tan importante en este caso de antojos identificar el desencadenante.

El anhelo de amor puede convertirse en un intento desesperado por ganar la aprobación de todos los que conocemos. O el afán de realización personal puede convertirse en una obsesión de acumular dinero y prestigio. El cuerpo es engañado buscando aquello que en realidad queremos llenar. Al igual que el corazón puede buscar el amor en los lugares equivocados, también puede hacerlo el cuerpo.

Busca otras maneras de alimentar tus emociones.

#3. Antojos asociativos.

Un antojo asociativo ocurre cuando nos apetece una comida que tiene una asociación  significativa. Por ejemplo, muchas personas me cuentan que al visitar a sus padres o abuelos, de repente les apetecen alimentos que no prueban desde su infancia. Una persona me contaba que cada vez que visita a su abuela le apetecían rosquillas de forma irrefrenable. Si ella no ve a su abuela, ni siquiera se acordaba de las rosquillas…

Este tipo de antojos nos evocan personas, lugares o acontecimientos que nos reconfortan.

antojos asociativos

Por eso los antojos asociativos son a menudo los más difíciles de tratar porque nos permite visitar nuestro pasado, y volver a vivir sentimientos que pueden traer su propio momento especial. La comida y la nostalgia pueden resultar una combinación fascinante.

Puede que al llegar a casa después de un mal día, te venga a la cabeza esa comida que asocias como reconfortante.

Creo que muchas veces cuando recorremos nuestros apegos descubrimos algo más profundo.

Del mismo modo hay algunos alimentos que asociamos a determinados eventos. La tarta a un cumpleaños, las palomitas al cine, el café al levantarnos… No son más que asociaciones  creadas y que ya se encarga la industria alimenticia de que sigamos haciéndolo.

antojos

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

TÉCNICA DE COACHING PARA ADELGAZAR

Voy a compartir contigo una nueva técnica de coaching para adelgazar.

La nueva técnica de coaching para adelgazar que te propongo consiste en apoyarte en hábitos de estilo de vida saludables.

Pero antes vamos  a repasar las técnicas de coaching para adelgazar que ya te he propuesto en anteriores publicaciones:

técnica de coaching para adelgazar

¿En qué consiste entonces esta nueva técnica de coaching para adelgazar que te propongo sobre apoyarte con hábitos de estilo de vida saludables?

Cuando estás físicamente fuerte, relajada y descansada, eres más capaz de manejar los imprevistos e inconvenientes que la vida lanza inevitablemente hacia ti. Pero cuando ya estás agotada y agobiada, cualquier pequeño inconveniente tiene el poder para sacarte de tus casillas y enviarte sin remedio hacia la despensa a por comida.

Siempre encontrarás un montón de inconvenientes que te vienen a la cabeza en cascada, uno detrás de otro. Pero recuerda que SI QUIERES AVANZAR, DEJA LAS EXCUSAS ATRÁS.

técnica de coaching para adelgazar

El ejercicio, el sueño, y otros hábitos de vida saludables te ayudarán a superar tiempos difíciles sin comer emocionalmente.

  • Haz del ejercicio diario una prioridad. La actividad física hace maravillas para tu estado de ánimo y los niveles de energía, y es también un poderoso reductor de estrés. Recuerda CÓMO HACER EJERCICIO SIN QUE SEA UN SACRIFICIO.
  • Concédete tiempo para la relajación. Date permiso de dedicarte por lo menos 10 minutos cada día para relajarte, descomprimirte, y descansar. Será tu momento para tomar un descanso de tus responsabilidades y recargar las pilas. RELÁJATE Y QUEMA CALORÍAS.
  • Conéctate con otras personas. No hay que subestimar la importancia de las relaciones cercanas y las actividades sociales. Pasar tiempo con personas positivas que mejoran tu vida te ayudará a protegerte de los efectos negativos del estrés. Haz una lista de aquellas personas y actividades que te hacen sentir bien y pregúntate cómo puedes hacer para pasar más tiempo con ellas.

técnica de coaching para adelgazar

¿Cómo afecta el sueño a la ansiedad y el aumento de peso?

En CÓMO EVITAR LA OBESIDAD INFANTIL ya vimos el creciente interés de la comunidad científica por estudiar la relación entre las horas de sueño y el riesgo de obesidad. Es lógico pensar que aquellas personas que duermen menos horas se sienten más cansados y por tanto sean más sedentarios.

Además, COMER DE NOCHE ENGORDA.

¿Alguna vez has notado que cuando has dormido menos te apetecen alimentos que te proporcionen una energía rápida? Hay una buena razón para ello. La falta de sueño tiene un vínculo directo con el estrés, comer en exceso y aumentar de peso.

Hay dos hormonas en tu cuerpo que regulan las señales normales de hambre y saciedad. La grelina estimula el apetito, mientras que la leptina envía señales al cerebro cuando estás llena. Sin embargo cuando no duermes lo suficiente tus niveles de grelina aumentan, estimulando el apetito. Por lo que te apetece más comida de lo normal y los niveles de leptina bajan, lo que significa que no te sientes satisfecha y quieres seguir comiendo.

Entre menos horas de sueño tengas, más antojos tendrás.

Así que la falta de sueño te hace más difícil combatir los antojos, y la sensación de cansancio también puede aumentar tus niveles de estrés lo que te lleva a comer emocionalmente todavía más.

Apóyate en hábitos de estilo de vida saludable. Aprovéchate de EL PODER DE LOS HÁBITOS.

técnica de coaching para adelgazar

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

COMER POR CAPRICHO

¿Comes por capricho o para alimentarte?

Comer por capricho es más habitual de lo que parece. Puede que ni te hayas planteado esta pregunta hasta ahora, que ni seas consciente de ello.

comer por capricho

El primer paso para cualquier cambio voluntario es ser consciente. Así que si te tomas un momento para pensar en ello ya iremos por buen camino.

antojo

El siguiente paso: hacer una pausa cuando detectes que vas a comer por capricho.

La mayoría de las personas que comen emocionalmente se sienten impotentes ante sus antojos. Cuando la necesidad de comer por capricho aparece, no puedes pensar en otra cosa. Sientes una tensión casi insoportable que exige ser satisfecha, ¡ahora mismo!

Has tratado de resistirte en el pasado y cediste a la tentación así que crees que te falta fuerza de voluntad. Pero eso puede cambiar. Tú lo puedes cambiar.

comes emocionalmente

Espera 5 minutos antes de ceder a un capricho.

Como te contaba, el comer emocional tiende a ser automático y prácticamente sin sentido. Incluso antes de que te des cuenta de lo que estás haciendo, has conseguido un bote de helado y te has pulido la mitad. Pero si consigues tomarte un momento para hacer una pausa y reflexionar cuando te golpean las ganas de comer por capricho, te darás la oportunidad de tomar una decisión diferente.

Todo lo que tienes que hacer es esperar durante cinco minutos, o si cinco minutos parecen interminables, empieza con un minuto. No te digas a ti misma que no puedes ceder ante la tentación. Recuerda que lo prohibido es muy tentador. Sólo debes decirte a ti misma que es mejor esperar.

Mientras estás esperando, chequéate a ti misma. ¿Cómo te sientes? ¿Qué está pasando emocionalmente? Incluso si terminas comiéndotelo, tendrás una mejor comprensión de por qué lo hiciste. Esto puede ayudarte a establecer una conclusión para una respuesta diferente la próxima vez. Recuerda que cometer errores es una oportunidad para aprender.

Así es como trabajamos en las sesiones de coaching para adelgazar.

Aprende a aceptar tus emociones, aunque las consideres negativas.

Aunque pueda parecer que el problema central es que eres débil ante la comida, el hecho de comer emocionalmente en realidad proviene de una sensación de impotencia sobre tus emociones. No te sientes capaz de hacer frente a tus emociones de frente, por lo que las evitas con la comida.

comer por capricho

Permitirte sentir emociones incómodas puede resultar aterrador. Puedes temer abrir la caja de Pandora, y que una vez que abras la puerta no la podrás cerrar. Pero la verdad es que cuando no nos obsesionamos o reprimimos nuestras emociones, incluso los sentimientos más dolorosos y difíciles, desaparecen con relativa rapidez y pierden su poder de controlar nuestra atención. Para ello, tienes que llegar a ser consciente y aprender cómo mantenerte conectada con tu experiencia emocional. Esto puede permitirte frenar el estrés y la frustración que a menudo desencadenan el comer emocional.

Tu vida será más rica cuando te abras emocionalmente. Nuestras emociones son una ventana a nuestro mundo interior. Nos ayudan a entender y descubrir nuestros más profundos deseos y temores, nuestras frustraciones actuales, y aquello que nos hará felices.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazar  coaching para adelgazar youtube

CÓMO APRENDER DE LOS ERRORES

Aprende cómo afrontar los errores.

No es fácil saber lidiar con los errores, sobre todo con los propios. En mi caso reconozco que ha sido una asignatura que me ha costado mucho aprobar.

Solemos ser más transigentes con los errores de los demás que con los de uno mismo. Yo misma juzgo con más dureza mis propios errores que los de los demás, me da mucha rabia cuando me doy cuenta de que me he equivocado.

 La trampa de cometer un error, sobre todo a la hora de tratar de perder peso, consiste en que generalmente aparece la mentalidad de perdidos al río”: si ya he cometido un error, qué más da que lo siga cometiendo…

aprender errores

Probablemente reconozcas este razonamiento-trampa:

“Si me he saltado la dieta un día es más probable que ya la abandone por completo, ya no merece la pena seguir intentándolo”

Nuestra mentalidad sobre los errores desempeñan un papel crucial a la hora de determinar nuestras acciones.

Cuanto mejor entiendas tu forma de enfrentarte a los contratiempos, mejor equipada estarás para poder modificar tus patrones contraproducentes de pensar y comportarte.

El truco consiste en ver los errores como oportunidades de las que puedes aprender.

Para empezar, nadie intenta deliberadamente cometer fallos o echar las cosas a perder. Cada uno de nosotros se levanta por la mañana tratando de hacer las cosas lo mejor que puede.

Los errores nos ofrecen una poderosa oportunidad de aprender y crecer.

cometer errores

Pero no cometas el mismo error más de una vez. Eso indicaría que te estás resistiendo a aprender la lección, que no estás escuchando a la vida, y que no estás prestando atención.

La mayoría de las personas muchas veces ni siquiera lo intentan por miedo a cometer errores, lo que interpretan como un fracaso.

Recuerdo una cliente a la que le costó mucho dar el paso de empezar con las sesiones de coaching para adelgazar precisamente porque tenía miedo de arriesgarse de nuevo y cometer errores. Ya había probado tantas cosas sin éxito para intentar bajar de peso…

Mi trabajo se centró no sólo en echar abajo su temor a cometer errores, sino también en definir pasos pequeños que pudiera dar para enfrentarse a situaciones que temía, en vez de huir de ellas. Algo que he descubierto con muchas otras personas con las que he trabajado:

Cada logro te da fuerzas para enfrentarte al siguiente reto.

Aunque el proceso de aprender a aceptar los errores como información de aprendizaje para el futuro no es de un día para otro, me gustaría compartir contigo una de las fórmulas que utilizamos para trabajar sobre ello.

Para conseguir que un fallo se convierta en aprendizaje sigue estos pasos:

error

Después de un error, le debe seguir un análisis que te lleve a una conclusión que incluya un cambio.
Piensa en la influencia de los errores en tu vida, puede que te sea de ayuda. Vale la pena pensar en ello.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

3 CONSEJOS PARA EVITAR COMER DEMASIADO

3 consejos para evitar comer demasiado, rompiendo el círculo vicioso con la comida.

¿Alguna vez has sentido que tu lista de tareas pendientes es tan larga y tan intimidante  que no sabes ni por dónde empezar?

¿Tu lista de lo que “deberías” estar haciendo te hace sentir tan abrumada y atascada que ya no estás segura de qué hacer?

¿Has pensado que quizás ésto es lo te está llevando a comer demasiado y boicoteando tu lucha con el peso?

comer demasiado

Toda la información sobre nutrición, pérdida de peso, salud y  bienestar no es muy útil cuando lo que crea es sobrecarga, falta de confianza, y ninguna acción.

Algunos programas sobre nutrición o planes de entrenamiento pueden abrumarte con un plan que te resulte imposible de sostener.

¿La broma cruel? Generalmente sentirte abrumada, frustrada o  sentir que has fallado en realidad es la receta perfecta para comer demasiado. De hecho, esta es una de las razones por las que la dieta crónica en realidad provoca aumento de peso.

comer demasiado

He preparado 3 consejos para evitar los círculos viciosos que te arrastran a comer demasiado:

#1. Comienza contigo. La mejor información sobre nutrición, cambio de hábitos, o el asesoramiento experto no va a ayudarte si no encaja con lo que necesitas o con tus circunstancias actuales. Presta atención a lo que sabes acerca de ti y crea hábitos que te ayuden a sintonizar con lo que estás sintiendo, lo que te sirve y lo que necesitas.

Esto marca la diferencia. Y es de lo que nos ocupamos desde las primeras sesiones de coaching para adelgazar.

#2. Mantenlo asequible. Una vez más, la lista de los pasos a seguir no te va a llevar a ninguna parte si es demasiado complicada, abrumadora, o estresante para que realmente la puedas seguir. Unas pautas así probablemente te conduzcan a la procrastinación, la culpa, y tal vez incluso el estrés y comer para sentirte mejor. Impúlsate y gana confianza centrándote inicialmente en los pasos que son pequeños y asequibles. Adopta hábitos sencillos (incluso fáciles) en su lugar, uno a la vez. Y entonces, construye desde ahí.

Por eso cada martes te propongo un reto desde mis redes sociales. Para ayudarte a centrarte en un solo reto y por un solo día.

#3. Añade, no restes. Somos más eficaces cuando nos centramos en lo que haremos a continuación, en vez de enfocarnos en lo que no vamos a hacer (o comer). Crea hábitos  centrándote en los aspectos positivos en lugar de los negativos. Por ejemplo, en lugar de decirte a ti misma que no vas a comer después de la cena, crea una alternativa. En lugar de decirte que no sucumbas a la tentación de comer al llegar a casa del trabajo, céntrate en lo que vas a hacer cuando te sientas estresada y tentada a comer en exceso.

Recuerda las alternativas que te propuse para encontrar otras maneras de alimentar tus emociones.

alternativa comer demasiado

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

COACHING PARA ADELGAZAR