Archivo de la categoría: comer emocionalmente

4 FORMAS DE AYUDARTE SI COMES SEGÚN TUS EMOCIONES

Cómo ayudarte si comes según tus emociones.

Todos en un momento u otro comemos emocionalmente, por eso quiero ayudarte si comes dejándote llevar por tus emociones habitualmente.

Preparamos comida a nuestros amigos y familiares con motivo de cualquier celebración, les hacemos a nuestros hijos sus comidas favoritas como muestra de nuestro amor por ellos, celebramos momentos felices con una comida especial, regalamos bombones como una expresión de nuestro cariño, y elegimos nuestro plato preferido cuando buscamos sentirnos reconfortados.

emociones

La comida está  ligada a nuestros sentimientos. Después de todo, somos seres emocionales. Por eso no es de extrañar que seamos comedores emocionales. Desde el momento mismo de nacer se crea la conexión entre la comida y el amor, como un vínculo madre-hijo.

Es completamente normal.

Quiero hablarte de comer emocionalmente porque verás que nos hemos vuelto emocionalmente dependientes de hábitos como los atracones, hacer dietas crónicas, rechazar nuestro cuerpo, mantener un diálogo interno negativo o comer en exceso compulsivamente.

O cuando ab-usamos de la comida como nuestra principal forma de enfrentar y manejar nuestros sentimientos, al “comernos” nuestros sentimientos en lugar de sentirlos.

emociones

Por eso he preparado 4 consejos si acudes a la comida para sentirte realizada, como consuelo, como un premio o te sientes cansada de tus propias emociones.

Son algunos de los pasos en los que trabajamos desde las primeras sesiones de coaching para adelgazar.

  1. Haz un diario de lo que comes y tu estado de ánimo.

Llevar un diario de tu estado emocional en relación a los alimentos que eliges en ese momento, te hará ser consciente de las emociones que provocan que busques determinada comida. Conocer tu patrón de alimentación emocional es el primer paso para poder cambiarlo.

  1. Haz una lista de tus necesidades y deseos.

Hacer una lista de lo que necesitas, lo que deseas y lo que anhelas te servirá de gran ayuda.   Descubrirás si la comida puede ser un sustituto de tus necesidades no satisfechas. Cuando  eres capaz de reconocer tus necesidades, escribirlas, verlas con claridad escritas en un papel, entonces tendrás una oportunidad de encontrar formas de satisfacer tus necesidades en vez de utilizar la comida  como un sustituta para cumplir tus deseos insatisfechos.

  1. Practica la respiración y la meditación.

Crear una práctica de respiración lenta y de meditación te ayuda a estar más conectada con tu propio cuerpo y tus emociones. Cuando estás conectada, eres menos propensa a ignorar y suprimir tus sentimientos al estar en comunicación directa con tus verdaderos deseos en ese mismo momento.

La respiración y la meditación también tienen un impacto directo en el sistema nervioso parasimpático, que es la respuesta a la relajación. Al estar relajada serás mucho más capaz de escuchar los verdaderos mensajes de hambre o saciedad del cuerpo. Cuando estés relajada ya no estarás en las garras de comer con estrés.

  1. Reduce la velocidad y come disfrutando.

Comer aquello que te gusta de una manera relajada que te permita saborear la comida, activa la respuesta de relajación. Trae a tu cuerpo en el momento presente e invita a entrar en una relación consciente con la comida.

emociones

Cuanto más conscientes, despierta y atenta consigas estar con tu cuerpo y tus emociones más capaz serás de responder a lo que realmente necesitas. Cuando puedas escuchar honestamente tus emociones y las necesidades que puedan expresar, entonces podrás darles de comer el alimento que realmente necesitan y que poco tiene que ver con la comida: atención, amor, reconocimiento, diversión…

Cuando empieces a alimentar tus emociones, dejarás de acudir a la comida como un sustituto que ya habrás descubierto que no funciona.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Recuerda que puedes seguir encontrándome siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazar coaching para adelgazar youtube

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

UNA SOLA PALABRA

Una sola palabra es suficiente para evitar que sigas comiendo demasiado.

¿Podría ser que una palabra de verdad pueda ayudarte a dejar de comer en exceso?

Se habla sobre el estrés y su relación con la comida, del comer emocional, y de comer con comodidad. Pero hay un tipo de comer en exceso al que muchas personas recurren, con el que podrían no estar tan familiarizadas.

Comer en exceso por no decir que no.

decir que no

Si no estás utilizando esta palabra, puedes estar ganando peso.

Esta sola palabra podría ayudarte a dejar de comer en exceso.

Y no estoy hablando de decir que no a una segunda porción de comida.

Me refiero a los otros lugares en tu vida donde puede ser que estés asintiendo con la cabeza mientras en realidad quieres decir que no.

decir que si mientras quieres decir no

Cuántas veces escucho esto mismo en las sesiones de coaching para adelgazar. Cuántas veces me cuentan que no saben poner límites o decir que no y luego lo pagan arrasando con la nevera cuando llegan a casa.

Te pongo algunos ejemplos de Comer Demasiado por no decir que no:

#1. Comer en exceso debido a que tus planes fueron reemplazados por los de otra persona, incluyendo muchas veces a tus propios hijos.

#2. Comer en exceso por estar agotada, porque no dijiste que no y ahora te han dado las tantas.

#3. Comer en exceso porque estás haciendo algo que te genera malestar pero no sabías cómo decirle que no.

#4. Comer en exceso porque estás frustrada por la cantidad de cosas “que se esperan de ti.”

#5. Comer en exceso porque, francamente te mereces una premio. Porque no has dejado espacio en tu vida para recompensarte a ti misma de otra forma que no sea con la comida.

Y uno de los que más escucho habitualmente:

#6. La comida es una manera fácil de crear algunas barreras de protección entre tú y el resto del mundo. La puedes estar utilizando para posponer las cosas o para evitar algo que no quieres hacer o que no te apetece abordar. La comida se convierte en una distracción o  una especie de barrera temporal entre tú y el resto del mundo.

decir que no

Hay un montón de razones y excusas para evitar decir que no.

A veces no decimos que no porque realmente no queremos, eso está claro.

Pero otras veces es el miedo de perderse algo.

Aunque la mayor parte del tiempo se trata más bien de vergüenza, culpa o miedo de decepcionar a otras personas.

Pero si no dices que no en estas ocasiones, probablemente esté costándote caro.

No decir que no te impide tener el espacio y la energía para decir algunos síes importantes.

No decir que no es agotador. Y es un caldo de cultivo para el resentimiento y la frustración.

Y para comer en exceso.

¿Sabes qué? La mayoría de las veces no pasa absolutamente nada cuando decimos que no. De hecho, la mayoría de las veces el resto del mundo apenas lo nota.

decir que no

Te propongo un reto para empezar a entrenar a decir que no:

  • ¿Dónde podrías estar diciendo más que no?
  • ¿Dónde te pide tu intuición que digas que no?
  • ¿Dónde tienes más miedo de decir que no ? Y es ese el lugar en el que más necesitas decirlo.
  • ¿Qué cambiaría si empiezas a decir no tan libremente como dices que sí?

decir que no

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

NADIE ME ENTIENDE

¿Por qué nadie me entiende? Descubre la importancia de comunicarte mejor.

“Nadie me entiende”… Si te has sentido alguna vez así probablemente ya sepas lo frustrante que es esa sensación.

La comunicación efectiva es más fácil para algunas personas, sobre todo si han tenido la ventaja de tener modelos adecuados de los que aprender. Pero para otras supone un continuo esfuerzo lleno de obstáculos y decepciones.

Si queremos tener una mejor relación con los demás, es un aspecto de nuestra vida al que merece la pena dedicarle tiempo para mejorarlo.

A menudo en mis sesiones de coaching para adelgazar aparece la dificultad para comunicarse con personas del entorno personal o profesional. Siendo una fuente de frustración que a veces conduce a comer para calmar esa sensación.

nadie me entiende

Más de una vez escucho la famosa frase de “Es que no me comprende…” refiriéndose al jefe, pareja, madre, hijos o amigos…

Sentirse incomprendido es una sensación frustrante que conduce al resentimiento. Pero pocas veces ponemos el foco en nosotros mismos esperando que sean los demás los que “deberían” comprendernos.

 

comunicar

¿Pero qué estamos haciendo por nuestra parte para ser comprendidos, a parte de limitarnos a esperar a que los demás nos comprendan?

Escribiendo este post me ha venido a la cabeza una reflexión que me hago cuando veo que semana tras semana la publicación que más visitas recibe es CÓMO AYUDAR A UNA PERSONA QUE QUIERE BAJAR DE PESO. Me sorprende que haya tantas personas buscando por internet la forma de comprender y ayudar a alguien que les importa, pero sienten que no saben cómo hacerlo. Me parece una buena noticia que haya la intención de comprender y ayudar, muy buena noticia.

Pero lo que me choca es que sin embargo cuando desde el propio post, o desde las redes sociales hago la pregunta a la inversa: cómo te gustaría que te ayudasen tengo el silencio como respuesta.

Incluso durante las sesiones es un pregunta que siempre hago y que cuesta mucho que me respondan.

Conclusión, queremos sentirnos comprendidos pero ponemos bastante poco de nuestra parte para que así sea.

Procura primero comprender… y después ser comprendida.

Por eso quiero compartir contigo algunas de las estrategias que utilizamos en las sesiones de coaching para aprender a comunicar mejor y dejar de sentir que “nadie me entiende”

La gente no escucha objetivamente. Filtran lo que escuchan y miran a través de sus lentes personales.

Porque la comunicación es mucho más que las palabras que decimos.

Las investigaciones demuestran que el 55% del impacto viene determinado por el lenguaje corporal (postura, gestos y contacto visual), el 38% por el tono de voz y sólo el 7% por el contenido de lo que decimos.

nadie me entiende

Por lo tanto no es tanto lo que digamos sino cómo lo digamos lo que marca la diferencia.

Lo mejor para dejar de sentir que nadie me entiende es tratar de ponernos en la piel de quienes nos escuchan. Es difícil comunicar con efectividad si carecemos de empatía.

Como ejemplo te dejo un video que con bastante sentido del humor refleja cómo comunicar de una forma efectiva para que nos entiendan mejor:


No tiene por qué gustarte la otra persona para establecer una buena sintonía, simplemente se trata de construir un puente para comprenderla mejor.

La comunicación desempeña un papel crucial a la hora de llevar un estilo de vida satisfactorio.

Párate ahora un momento y tómate tu tiempo para responder a las siguientes preguntas que te van a ayudar a mejorar tu comunicación:

¿Qué es lo que quiero conseguir al iniciar esa conversación?
¿Estoy diciendo o haciendo las cosas de forma que los demás estén más receptivos ante lo que yo digo?
¿Me gustaría que me hablasen de la forma en que yo hablo a los demás?
¿Cómo me describirían los demás cuando me comunico con ellos?
¿Qué hace que me sea fácil escuchar a los demás?
¿Qué dicen o hacen los demás que hace que me desconecte y no escuche su mensaje?
Aunque no esté de acuerdo con alguien, ¿acepto al menos su punto de vista?

Presta atención porque en tus respuestas encontrarás en gran medida la explicación al éxito o al fracaso en todos los aspectos de tu vida.

nadie me entiende

Hay pasos que se pueden dar para aprender a comunicar mejor.

Lo utilizo con frecuencia cuando trabajo en negociación o en mediación. Pero recuerda que como cualquier otro proceso de aprendizaje requiere tiempo, reflexión, paciencia y atención por tu parte. Cada pequeño paso te acerca a conseguir comunicar mejor:

• Paso nº 1: Practica y luego sigue practicando.
• Paso nº 2: Escucha activamente. Recuerda el post que escribí sobre SABER ESCUCHAR.
• Paso nº 3: Valida, haz saber a los demás que les has escuchado.

nadie me entiende

Y por último pero no menos importante:

• Paso nº 4: Haz que el humor sea parte esencial de tu comunicación. No te tomes la vida ni a ti misma con demasiado seriedad.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

COMER POR CAPRICHO

¿Comes por capricho o para alimentarte?

Comer por capricho es más habitual de lo que parece. Puede que ni te hayas planteado esta pregunta hasta ahora, que ni seas consciente de ello.

comer por capricho

El primer paso para cualquier cambio voluntario es ser consciente. Así que si te tomas un momento para pensar en ello ya iremos por buen camino.

antojo

El siguiente paso: hacer una pausa cuando detectes que vas a comer por capricho.

La mayoría de las personas que comen emocionalmente se sienten impotentes ante sus antojos. Cuando la necesidad de comer por capricho aparece, no puedes pensar en otra cosa. Sientes una tensión casi insoportable que exige ser satisfecha, ¡ahora mismo!

Has tratado de resistirte en el pasado y cediste a la tentación así que crees que te falta fuerza de voluntad. Pero eso puede cambiar. Tú lo puedes cambiar.

comes emocionalmente

Espera 5 minutos antes de ceder a un capricho.

Como te contaba, el comer emocional tiende a ser automático y prácticamente sin sentido. Incluso antes de que te des cuenta de lo que estás haciendo, has conseguido un bote de helado y te has pulido la mitad. Pero si consigues tomarte un momento para hacer una pausa y reflexionar cuando te golpean las ganas de comer por capricho, te darás la oportunidad de tomar una decisión diferente.

Todo lo que tienes que hacer es esperar durante cinco minutos, o si cinco minutos parecen interminables, empieza con un minuto. No te digas a ti misma que no puedes ceder ante la tentación. Recuerda que lo prohibido es muy tentador. Sólo debes decirte a ti misma que es mejor esperar.

Mientras estás esperando, chequéate a ti misma. ¿Cómo te sientes? ¿Qué está pasando emocionalmente? Incluso si terminas comiéndotelo, tendrás una mejor comprensión de por qué lo hiciste. Esto puede ayudarte a establecer una conclusión para una respuesta diferente la próxima vez. Recuerda que cometer errores es una oportunidad para aprender.

Así es como trabajamos en las sesiones de coaching para adelgazar.

Aprende a aceptar tus emociones, aunque las consideres negativas.

Aunque pueda parecer que el problema central es que eres débil ante la comida, el hecho de comer emocionalmente en realidad proviene de una sensación de impotencia sobre tus emociones. No te sientes capaz de hacer frente a tus emociones de frente, por lo que las evitas con la comida.

comer por capricho

Permitirte sentir emociones incómodas puede resultar aterrador. Puedes temer abrir la caja de Pandora, y que una vez que abras la puerta no la podrás cerrar. Pero la verdad es que cuando no nos obsesionamos o reprimimos nuestras emociones, incluso los sentimientos más dolorosos y difíciles, desaparecen con relativa rapidez y pierden su poder de controlar nuestra atención. Para ello, tienes que llegar a ser consciente y aprender cómo mantenerte conectada con tu experiencia emocional. Esto puede permitirte frenar el estrés y la frustración que a menudo desencadenan el comer emocional.

Tu vida será más rica cuando te abras emocionalmente. Nuestras emociones son una ventana a nuestro mundo interior. Nos ayudan a entender y descubrir nuestros más profundos deseos y temores, nuestras frustraciones actuales, y aquello que nos hará felices.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazar  coaching para adelgazar youtube

TÉCNICA PARA EVITAR COMER EMOCIONALMENTE

2º CONSEJO PARA EVITAR COMER EMOCIONALMENTE

La 2ª técnica para evitar comer emocionalmente que te propongo esta semana es encontrar   otras maneras de alimentar tus emociones.

comer emocionalmente

Ya vimos en un anterior post que la 1ª técnica para evitar comer emocionalmente era identificar los factores desencadenantes.

Pero si no sabes cómo manejar tus emociones de una manera que no involucre la comida, no serás capaz de controlar tus hábitos alimenticios por mucho tiempo. Las dietas a menudo fracasan porque ofrecen asesoramiento nutricional lógico, como si lo único que te impidiese comer bien es la falta de información. Como si no supieses ya de sobra que la chocolatina que te acabas de tomar no fuese lo que más te conviene…

comer emocionalmente

Así que ese tipo de consejos nutricionales sólo funcionan si tienes un gran control sobre tus hábitos alimenticios. No funciona cuando las emociones se apropian de tu voluntad, exigiendo una recompensa inmediata con la comida.

No es suficiente entender el ciclo de comer emocionalmente o incluso  entender los factores desencadenantes, aunque eso es un gran primer paso. Necesitas alternativas a la comida a las que  puedas acudir en busca de satisfacción emocional.

Por eso te propongo algunas alternativas ante el comer emocional.

  • Si estás de bajón o sola, llama a alguien que te haga sentir mejor, juega con tu mascota, o mira unas fotos que te recuerden buenos momentos.

alternativa comer emocionalmente

  • Si estas ansiosa, sacude tu energía nerviosa bailando tu canción favorita, sal a caminar a paso ligero o aprovecha para ponerte a ordenar.

alternativa comer emocionalmente

comer emocionalmente alternativas

Ésto sólo son algunos ejemplos que se me ocurren y que yo misma pongo en práctica. A mis clientes de coaching para adelgazar les propongo que piensen de antemano sus propias alternativas a comer emocionalmente. Porque si estás preparada  te resultará más fácil tener la alternativa lista y te dará menos pereza que ponerte a buscar en ese momento.

Recuerdo que hablándolo con una cliente, me dijo que le encantaba leer  y cuando le pregunté si tenía algún libro apetecible en ese momento se me quedó mirando fijamente y me reconoció que no tenía ninguno. Así que difícilmente cuando se sentía aburrida después de haber acostado a sus hijos y le daba por comer, podría buscar una lectura como alternativa…

Ten en cuenta que una de las razones por las que la comida es tan recurrente es precisamente porque es de muy fácil acceso. Así que trata de tener tan accesible tus alternativas que ya hayas elegido antes para esos momentos.

¿Cuáles son las alternativas que podrían ser eficaces en tu caso?

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

contacto coaching

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

¿ESTÁS COMIENDO DEMASIADO DE ALGO BUENO?

¿Estás comiendo demasiado de algo aunque sea “bueno”?

A menudo no consideramos que estemos comiendo demasiado, si lo que estamos comiendo lo catalogamos como “bueno” o que “no engorda”.

comiendo demasiado

Muchas son las personas que al comienzo de las sesiones de coaching para adelgazar me dicen que no entienden por qué no bajan de peso si están comiendo bien. Ahí es cuando yo pregunto a qué se refieren con “comer bien”, y aquí es donde vienen las sorpresas.

Parece como si nos hubiesen instalado un programa en el cerebro para etiquetar la comida como buena/mala o engorda/no engorda, dejando de lado el valor nutricional y la esencia de la propia comida: alimentarnos.

Cuántas veces has terminado la fuente de ensalada no porque aún tengas hambre, sino porque no hay suficiente para las sobras y es una pena tirarlo…

Cuando están comiendo demasiado (y más si es de algo que “engorda”) esos momentos de dejarse llevar pueden llevarte por una pendiente de culpa y hacer que te sientan mal contigo misma.

comiendo demasiado

¿Alguna vez te has encontrado mirando una bolsa vacía de patatas fritas y te han venido estos pensamientos?

“No tengo  fuerza de voluntad”

“¿Por qué no puedo controlarme con la comida?”

Te mereces algo mejor que ésto. Tu cuerpo se merece algo mejor. No importa lo que estés comiendo, tu cuerpo necesita ser tratado con amor y respeto. Respeto significa sintonizar y prestar atención para que puedas escuchar a tu cuerpo cuando dice que ha tenido suficiente.

¡Sí, incluso suficiente ensalada! Ésto significa dirigir tu mente hacia la comida que comes y  prestar atención cuando estás comiendo.

comiendo demasiado

Todo se reduce a la inconsciencia frente a la atención plena.

No estás sintonizando con tu cuerpo durante las comidas si estás comiendo demasiado simplemente porque tiene buen sabor, sin hacer ninguna conexión con el nivel de hambre de tu cuerpo o de las señales que te manda cuando estás saciada.

Si te encuentras asintiendo, aquí traigo algunas propuestas para ayudarte a dejar de seguir comiendo cuando sabes que estás llena.

#1. Coloca tu comida en un plato y siéntate.

Aunque pueda parecer obvio vale la pena recordarlo. La próxima vez sírvete la comida en un solo plato y siéntate. Te sorprenderá lo mejor y más nutrida que te sentirás cuando tu cuerpo reconoce que has comido.

#2. Pregúntate si realmente tienes hambre.

A veces comemos por razones distintas al hambre: estrés, aburrimiento, recompensar… Bebe un poco de agua y analízate un poco: ¿Cuándo fue la última vez que comiste? ¿Estás comiendo por las razones correctas?

#3. Resiste el canto de sirena de la pantalla.

Sé que puede ser tan difícil quitar los ojos de la tablet, la televisión o el teléfono, pero vas  a sentirte tan feliz de haberlo hecho.

#4. Reduce la velocidad y mastica la comida.

Una vez más me doy cuenta de que esto suena bastante obvio, pero cuántas veces te descubres sencillamente tragando. Nuestros cerebros no registran inmediatamente que nuestros estómagos están llenos, así que cuando comemos demasiado rápido estamos  dificultando la capacidad de nuestro cuerpo para comunicarnos que estamos llenos. Masticar es un paso importante en el proceso de la digestión, y si no masticas bien, también es difícil que tu cuerpo pueda absorber todos los nutrientes y la energía de los alimentos que estás comiendo.

Por supuesto, ninguno de nosotros es perfecto. Incluso las personas que más se cuidan de vez en cuando se encuentran a sí mismas comiendo una chocolatina en el coche sin pensarlo. Pero vamos a hacer un compromiso para comer mejor: despacio, con atención plena y conscientemente mientras nos apoyamos en la intuición de nuestro cuerpo.

Nunca vas a ir por el mal camino cuando te estás escuchando.

¿Alguna vez te has encontrado a ti misma comiendo sin pensar, incluso alimentos realmente saludables?

¿Le das a tu cuerpo y comidas la atención que se merecen? Cuéntame en los comentarios.

comiendo demasiadoSi quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

RESPONDE A ESTA PREGUNTA SI QUIERES PERDER PESO

Si quieres perder peso o comes en exceso, responder a esta pregunta clave te va a ayudar a conseguirlo.

Si quieres perder peso o dejar de comer en exceso en lugar de ponerte con otra dieta que sabes que no va a durar, ¿por qué no hacerlo de manera diferente esta vez?

perder peso

En las sesiones de coaching para adelgazar empezamos por abordar los problemas reales, las razones por las que estás comiendo demasiado. Lo hacemos paso a paso, de una manera que no te abrume, siendo mucho más probable que logres resultados duraderos.

Comienza a hacer las cosas de manera diferente.

La primera pregunta clave para responder si estas comiendo en exceso o quieres perder peso es la siguiente:

¿Comes de forma consciente o estás comiendo con el piloto automático?

perder peso

¿Haces una pausa  entre tu sensación de hambre y ponerte a comer?

¿Te detienes, respiras, piensas y luego tomas la decisión de comer? ¿O comes  y luego piensas y te sientes fatal?

¿Estás completamente presente y saboreando lo que comes o tu mente está en otro lugar, sin darte cuenta de lo que está sucediendo?

Pero no te limites a responder rápidamente y seguir adelante. Así no conseguirás crear resultados reales. En lugar de ello, te invito a reflexionar sobre estas preguntas y  dejarlas filtrar. Háztelas una y otra vez durante la semana. Observa cómo las respuestas cambian de una situación a otra. Comienza a hacer seguimiento de todas las ideas, los pensamientos y emociones que surgen acerca de cada pregunta en un diario. No juzgues lo que sientes y escríbelo. Simplemente recoge la información.

Observa si comes o no conscientemente en diferentes situaciones. Si estás comiendo con el piloto automático, nota las consecuencias que tiene para ti. ¿Comes más o incluso te sientes incómodamente llena después? ¿Saboreas tu comida o sólo la engulles?

perder peso

Hacer una pausa entre cuando sientes hambre y te pones a comer, aunque sea sólo haciendo una respiración profunda, es el primer paso para tomar el control.

Es imposible evitar comer en exceso si no estás plenamente  presente y tomando decisiones.

Las recientes investigaciones demuestran que las personas que comen conscientemente comen menos cantidad y se sienten más satisfechas con lo que han comido. Pruébalo por ti misma.

Pasa la semana observando dónde está tu mente cuando comes y presta atención a cómo te sientes cuando comes más conscientemente.

perder peso

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

EL ABURRIMIENTO Y SUS DOCE SIGNOS DE ALARMA

Los doce signos de alarma para descubrir si el aburrimiento se ha apoderado de tu vida.

¿Cuántas veces picas algo por puro aburrimiento? Simplemente por pasar el rato…

En el anterior post, donde te ofrecía la primer técnica para evitar comer emocionalmente, ya vimos que el aburrimiento es uno de los motivos más comunes para comer sin tener hambre.

aburrimiento

¿Te has fijado en lo mucho que te cansas cuando tienes que hacer algo que no te apetece hacer, y que en cambio apenas te cansas cuando estás haciendo algo estimulante? Puedes pasarte horas sin parar si estás con tus amigos, leyendo un libro interesante, aprendiendo algo que te gusta o cuando te vas de viaje por vacaciones. Y sin embargo te agotas en seguida cuando tienes que afrontar un proyecto que te aburre. 

El aburrimiento y comer en exceso suelen ir de la mano, así que vamos a profundizar sobre los signos de alarma que pueden ayudarnos a detectar si el aburrimiento se ha instalado en nuestras vidas.

El aburrimiento y sus doce signos de alarma:

#1. Comer el mismo tipo de comida durante toda la vida. Evitar probar platos nuevos  limitándote a los platos de siempre y describiéndote a ti misma con frases como:

“Yo soy de las que sólo me entra en el desayuno un café y una tostada” o “Yo siempre pido la misma ensalada”.

Aunque todos tenemos predilecciones y preferimos ciertos platos, la resistencia a probar comidas desconocidas es simplemente una señal de rigidez. Muchas personas no han probado jamás la comida mexicana “porque pica”, o comido en un restaurante libanés o hindú simplemente porque se quedan en el terreno familiar de lo que están acostumbrados. Abandonar nuestra zona de confort en este sentido puede abrirnos un mundo de sabores nuevos y estimulantes.

aburrimiento

#2. Usar siempre el mismo estilo de ropa. No probar jamás un estilo nuevo o usar algo diferente. Clasificarte a ti misma como clásica o cómoda vistiendo. ¿Y qué me dices de tu pelo? ¿Desde cuando llevas con el mismo estilo?

#3. Esconderte detrás del mismo grupo de amigos sin buscar o aceptar gente diferente que represente mundos nuevos y desconocidos.

#4. Vivir en el mismo barrio o ciudad simplemente porque tus padres escogieron ese lugar. Descartar los sitios nuevos porque la gente, el clima, el idioma, las costumbres, o lo que sea, son diferentes.

#5. Cerrarte a escuchar opiniones e ideas que no compartes. En vez de considerar el punto de vista de la otra persona. Automáticamente decides que no tiene razón. Éste es un método para evadirse de lo diferente o de lo desconocido evitando comunicarte.

#6. Tener miedo a probar una actividad nueva porque piensas que no lo harás bien. Quedarte mirando en vez de intentarlo y probar. Sólo haces lo que se te da bien y evitas aquello que no controlas.

#7. Quedarte en el mismo trabajo aunque no te guste. No porque quieras que hacerlo sino por miedo a la gran incógnita que significa un nuevo trabajo.

aburrimiento

#8. Mantener una relación de pareja que obviamente no funciona por temor a lo desconocido o a la soledad. No puedes recordar cómo es vivir sola y en consecuencia, no sabes con qué te encontrarás. Piensas que es mejor seguir con lo malo conocido que adentrarte en un territorio desconocido.

#9.  Pasar tus vacaciones en el mismo lugar, en el mismo hotel, en la misma época cada año. En este caso sabes a qué atenerte y no tienes que arriesgarte a probar nuevos lugares que tal vez pueden brindarte experiencias agradables.

#10. Enfocar el sexo sin imaginación, haciendo siempre lo mismo. No probar jamás algo nuevo porque es diferente y por tanto puede ser inaceptable.

#11. Descartar ciertas actividades sin haberlas probado jamás. Probar cosas tan “raras” como la meditación, el yoga, el coaching o cualquier cosa que no conozcas.

#12. Incapacidad de alterar un plan cuando se presenta una alternativa interesante. Si te alejas del plan trazado en tu cabeza, pierdes el control y te sientes incómoda.

aburrimiento

No hay nada más estimulante que proponerte retos, por eso cada martes TE PROPONGO UN RETO diferente. ¿Te apuntas?

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.coaching-para-adelgazarSi te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

1ª TÉCNICA PARA EVITAR COMER EMOCIONALMENTE

Consejo nº 1 para dejar de comer emocionalmente: Identificar los factores desencadenantes.

El primer paso para poner fin a comer emocionalmente es identificar tus propios factores desencadenantes.

Es muy habitual que las personas que se ponen en contacto para informarse sobre las sesiones de coaching para adelgazar, sientan curiosidad por saber qué técnicas utilizamos durante el proceso. Incluso algunas de ellas sienten un ligero temor por si “van a ser capaces” de hacer lo que les pido. Por eso quiero ir compartiendo algunas de las técnicas que utilizamos para evitar comer emocionalmente y puedas hacerte una mejor idea.

Comemos por muchas razones diferentes.

¿Qué situaciones, lugares o emociones te hacen buscar alimentos cómodos?

Ten en cuenta que aunque la mayoría de los motivos de comer emocionalmente está vinculado a sentimientos desagradables, también puede ser provocado por emociones positivas, como recompensarse por trabajar duro, o la celebración de un día de fiesta o un acontecimiento feliz.

comer emocionalmente

Vamos a repasar cuáles son las causas más comunes de comer emocionalmente, a ver con cual te sientes más identificada.

#1. Estrés. ¿Has notado alguna vez cómo el estrés te provoca hambre?  Cuando el estrés es crónico, algo tan común por el ritmo vertiginoso de nuestras vidas, dispara los niveles de la hormona del estrés, el cortisol. El cortisol provoca antojos de alimentos salados, dulces y ricos en grasa que te dan una explosión de energía y placer. Cuanto más descontrolado sea el estrés en tu vida, más probabilidades tendrás de buscar alimentos para el alivio emocional.

#2. Emociones para llenarse. Comer puede ser una manera de silenciar temporalmente, o amortiguar emociones incómodas: la frustración, el miedo, la tristeza, la ansiedad, la soledad, el resentimiento y la culpa. Mientras te estás anestesiando con comida, evitas las emociones que prefieres no sentir.

#3. Aburrimiento o Sentimientos de Vacío. ¿Alguna vez comes simplemente para distraerte, para aliviar el aburrimiento o como una forma de llenar un vacío en tu vida? Te sientes insatisfecha y vacía, y la comida es una manera de ocupar tu boca y tu tiempo. En ese momento te llena y te distrae de  la insatisfacción con tu vida.

#4. Hábitos de la Infancia. Piensa en tus recuerdos de la infancia con los alimentos. ¿Tus padres recompensaban tu buena conducta con helado, te llevaban a comer pizza cuando sacabas buenas notas, o te compraban dulces cuando te sentías triste? Estos hábitos alimenticios de la infancia con base emocional, a menudo se arrastran en la edad adulta. O tal vez algo de tu alimentación es impulsado por la nostalgia, por los recuerdos de hacer palomitas los domingos viendo una película, hornear y comer galletas con tu madre, o reunirte alrededor de la mesa.

#5. Influencias Sociales. Reunirte con otras personas para comer es una buena manera de aliviar el estrés, pero también puede conducir a comer en exceso. Es fácil dejarse llevar simplemente porque la comida está allí o porque todo el mundo está comiendo. También puedes comer en exceso en situaciones sociales gracias al nerviosismo. O tal vez tu familia o círculo de amigos te animan a comer en exceso, y es más fácil para ti seguir el ritmo del grupo.

A partir de aquí te propongo una de los ejercicios que utilizamos en las sesiones de coaching para adelgazar de Método Ancla: llevar un diario para el Comer Emocional.

comer emocionalmente

Es probable que te hayas reconocido en algunas de las descripciones anteriores. Pero aun así, querrás conseguir algo aún más específico. Una de las mejores maneras de identificar los patrones de comer emocionalmente es hacer un seguimiento con un diario de alimentos y el estado de ánimo.

Cada vez que comas en exceso o te sientas obligada a buscar “tu calmante-versión comida”, tómate un momento para averiguar lo que desencadena el impulso. Si das marcha atrás, generalmente encontrarás un evento perturbador que inició el ciclo de comer emocionalmente. Escríbelo todo en un diario sobre lo que comes y tu estado de ánimo: lo que comiste (o querías comer), lo que pasó que te haya molestado, cómo te sentías antes de comer, como te sentías mientras comías, y cómo te sentiste después.

Con el tiempo, verás un patrón emerger. Tal vez te descubras que siempre terminas comiendo demasiado después de pasar tiempo con una amiga criticona. O tal vez comes por estrés cuando estás hasta arriba de trabajo o cuando asistes a reuniones familiares. Una vez que identifiques los factores desencadenantes de la alimentación emocional, el siguiente paso es la búsqueda de formas más saludables para alimentar tus emociones.

comer emocionalmente

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.coaching-para-adelgazarSi te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

GUÍA DE SUPERVIVENCIA PARA ESTAS NAVIDADES

Cómo permanecer por el buen camino respecto al peso, la comida, y el estrés durante estas vacaciones: tu guía de supervivencia para estas Navidades.

Ya están aquí las Navidades, y no vienes solas… Además de la alegría y la emoción típicas navideñas, vienen también acompañadas de retos y dificultades que pueden desviar tus metas, tus rutinas, y tus comidas fuera del camino.

Navidades cuidarse

Son muchas las clientes de coaching para adelgazar que me han escrito para transmitirme su preocupación acerca de esta época del año. Las celebraciones y reuniones llenas de comida suelen ser una receta para comer y beber en exceso, y aumentar de peso.

Está demostrado que las mujeres somos más propensas a sufrir un mayor estrés durante las Navidades. Tenemos más dificultades para relajarnos durante las vacaciones y más probabilidades de comer emocionalmente para manejar la sobrecarga o sentirnos abrumadas.

Navidades estresantes

Por lo tanto es frecuente tender a comer emocionalmente y tener otros comportamientos poco saludables para hacer frente a los niveles de estrés durante las Navidades. Y como probablemente sabes, el aumento de peso es una de sus consecuencias. Se gana más peso durante la temporada de vacaciones de Navidad que en cualquier otra época del año.

No estoy tratando de aguarte la fiesta, pero las Navidades son el momento para ser proactiva si deseas evitar comer en exceso, aumentar de peso y el estrés. Y comenzar el Año Nuevo sintiéndote encaminada.

Te he preparado cinco ingredientes esenciales para permanecer encaminada con el peso, la salud y el estrés durante esta temporada de las Navidades:

  1. Establece una meta.

    Se clara sobre qué es lo que quieres lograr en las próximas semanas. Se realista, asegúrate de que sea manejable, y se concreta. Tus metas no tienen que ser enormes. Tal vez vayas a preparar una comida saludable todos los días o caminar un rato todos los días. Tal vez sólo vayas a tomar postre ciertos días de la semana. Elige un objetivo que se adapte a ti y asegúrate de que te permite saber fácilmente si vas por el buen camino, o no.

  1. Traza un plan.

    Este no es el momento del año para dar nada por sentado. Asegúrate de saber el cómo y el cuándo de todo lo que planeas hacer. Programa tiempo para tus objetivos AHORA antes de que estés demasiado ocupada. Anota las cosas. Identifica los pasos que tendrás que tomar. Por ejemplo, si vas a preparar un almuerzo diario, asegúrate de que tienes ideas de lo que vas a comer, que tienes el tiempo para prepararlo, y la compra hecha con todo lo que necesites. Prepárate para el éxito pensando las cosas con anticipación.

Navidades planificación

  1. Haz lo que puedas.

    Te lo repito porque es importante. Si te marcas metas que son demasiado grandes, te estás preparando para fracasar y sentirte frustrada. Este probablemente no es el momento del año en el que se facilita la pérdida de peso, de hecho, el objetivo puede ser no ganar peso. Eso es genial. Se honesta contigo misma acerca de lo que quieres hacer y lo que realmente puedes hacer durante las próximas semanas. Recuerda que  los pequeños cambios – los que puedes mantener – pueden crear grandes resultados.

  1. Saborea y se selectiva.

    Decide con anticipación. Es probable que encuentres algunos dulces navideños especiales que no quieras dejar pasar. Planéalo y asegúrate de que los probarás sin culpa. No puedes disfrutarlo si estás ocupada sintiéndote culpable o enfadada contigo misma por lo que estás comiendo. En mi caso el Roscón de Reyes es mi elección. Y los demás dulces navideños que no me entusiasman tanto, ni los compro. Selecciona aquello que realmente te merece la pena y aquello que no, por anticipado.

  1. Comprométete a tener tu propio tiempo.

    ¿Recuerdas todo eso del estrés de las fiestas? Aunque vayas a estar muy ocupada durante estas fiestas, es importante apartar un tiempo para ti. Esto te ayudará a manejar tu estrés. A mantenerte conectada con tus necesidades y tus objetivos y a sentirte mejor. Es probable que estés menos irritable, más centrada y más productiva si te comprometes a tener tiempo para ti misma regularmente. Tan sólo diez minutos al día pueden reducir el estrés, añadir tranquilidad, y marcar una diferencia increíble en cómo te sientes.

relajarse Navidades

¿Cuáles son tus consejos de supervivencia en Navidades?

Me encantaría saberlos. Deja un comentario y cuéntame tus desafíos y cómo vas a manejarlos.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube