Archivo de la categoría: comer en exceso

6 CONSEJOS PARA NO COMER EN EXCESO

6 grandes consejos para no comer en exceso.

Evitar comer en exceso durante estas fechas llenas de celebraciones alrededor de la comida, puede parecer misión imposible. Lo sé. Pero siguiendo los consejos que te he preparado ya verás como lo consigues.

comer en exceso

Ya sabes lo que se siente cuando comes demasiado. Te sientes llena y pesada, y probablemente ni siquiera disfrutas tanto de la comida.

Pero sigues haciéndolo de todos modos…  ¿Por qué pasa esto y qué puedes hacer para dejar de comer en exceso?

El año pasado por estas fechas ya te preparé una GUÍA DE SUPERVIVENCIA PARA ESTAS NAVIDADES.

comer en exceso

Aquí te dejo 6 consejos para llevarte en la dirección correcta.

1- Reduce la velocidad cuando comes.

Para la mayoría de nosotros la vida se mueve bastante rápido. Nos levantamos temprano, ocupamos nuestros puestos de trabajo y volvemos a casa a atender los compromisos familiares. Estamos constantemente corriendo de una cosa a otra, y a menudo comemos incluso por el camino o de pie sin ni siquiera sentarnos un momento.

El problema con esto es que nuestro cerebro necesita su tiempo para ponerse al día con el estómago, por lo que cuando comemos demasiado rápido, no puede recibir la señal de que estamos llenos hasta que estamos demasiado llenos. Además no disfrutamos de la comida cuando estamos acelerando el proceso, porque realmente no estamos prestando atención a lo que comemos y no estamos saboreando la experiencia.

Comer despacio nos hace más conscientes de lo que estamos haciendo, lo que significa que las comidas son más satisfactorias y es más probable que nos acostumbremos a porciones de  tamaño más moderado.

Lo que se consigue comiendo más despacio es disfrutar más.

El secreto de CÓMO HACIENDO MENOS PUEDO CONSEGUIR MÁS.

no comer en exceso

2 – Relájate cuando comes.

Cuando tu cuerpo está bajo estrés, tu metabolismo se ralentiza. Nuestros cuerpos fueron diseñados para cambiar al modo de estrés para cuando estamos, ya sabes, huyendo de osos… Pero ya no estamos en la época de las cavernas y muchos de nosotros estamos estresados constantemente, lo que significa que tenemos un deterioro de la capacidad para digerir nuestra comida. Esto es particularmente problemático si tiendes a comer en exceso. Así que trata de relajarte antes de sentarte a la mesa.

3 – Concéntrate en disfrutar de la comida.

A veces comemos en exceso cuando no nos sentimos nutridos emocionalmente por nuestra comida. Cuando comemos apresuradamente o comemos en modo piloto automático, no estamos llenando ese nivel emocional.

4 – Comer más alimentos densos en nutrientes.

Esto es importante por un par de razones. En primer lugar, los alimentos integrales nutritivos, son a menudo más satisfactorios, y por lo tanto más agradables que los alimentos altamente procesados.  La comida basura se llama así por una razón: son calorías vacías. Y eso significa que tienes que comer mucho antes de que te sientas llena.

Y porque nuestras comidas carecen de calidad, tratamos de compensarlo con la cantidad. Por supuesto, eso nunca funciona.

5 – Llegar a la raíz del problema.

¿COMER EMOCIONALMENTE ES UN PROBLEMA?  Es una de las preguntas que más habitualmente me hacen en las sesiones de coaching para adelgazar.

Hay momentos en que usamos los alimentos para llenar vacíos emocionales en nuestras vidas. En lugar de abordar el verdadero problema, algo para la que probablemente no nos sintamos preparados, recurrimos a los alimentos que pueden calmarnos. Esto puede conducirnos fácilmente a comer en exceso. Así que pregúntate a ti misma lo que realmente está pasando. Tal vez tu relación está pasando por un momento duro, o no estas feliz en el trabajo. ¿Estás lista para dar pasos hacia el cambio de esa situación? En caso contrario, busca el tipo de apoyo que te ayudaría a hacerlo: un coach o un terapeuta, o simplemente el estímulo de amigos y familiares.

no comer en exceso

6 – Perdónate a ti misma cuando comes demasiado.

Ninguno de nosotros es perfecto, y hacer cualquier tipo de cambio positivo en tu vida no es un juego de todo o nada. Si realmente estas tratando de dejar de comer en exceso, vas a fallar de vez en cuando. Y eso no significa que sea un fracaso o que no tienes fuerza de voluntad.

CÓMO APRENDER DE LOS ERRORES es parte fundamental de cualquier proceso de aprendizaje y cambio.

La lucha por la perfección absoluta acaba preparándote para el fracaso. Si no te das permiso para equivocarte de vez en cuando, contratiempos menores se convertirán en grandes catástrofes, y es posible que te convenzas de que eres incapaz de cambiar. Así que ¿por qué intentarlo?

comer-en-exceso

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

CÓMO CONTROLAR EL APETITO

¿Cómo puedo controlar mi apetito?

Controlar el apetito resulta ser uno de los primeros objetivos que me suelen plantear mis clientes en las sesiones de coaching para adelgazar.

Sienten que deben luchar por controlar su apetito y vencer esa dura batalla.

controlar el apetito

Es normal, tienen la impresión de que el apetito les lleva a comer más de lo que quieren y que eso conduce al aumento de peso. Como resultado se enfrentan a la situación desde la perspectiva de controlar el apetito.

Pero es fácil comprender por qué muchas personas tienen este enfoque.

Se trata de sentir que tienes el control.  

Que vas a conseguir el cuerpo que quieres si simplemente logras controlar tu apetito.

A primera vista controlar el apetito puede parecer una manera más fácil de conseguir la aceptación o aprobación de tu propio cuerpo. Pero no es más que una distracción para no abordar los problemas o inseguridades  más profundas que te hacen sentir que no eres digna de aceptarte a no ser que pierdas peso.

controlar el apetito

Entonces, ¿cuál es el secreto para controlar el apetito?

La respuesta seguramente te sorprenda tanto a como a mis clientes cuando lo escuchan por primera vez:

El secreto no está en tomarte unas pastillas para controlar el apetito. No te voy a vender unas pastillas ni unos polvos para hacer un batido ni la receta de un smoothie mágico. Ya sabes que yo no trabajo así.

controlar el apetito

El secreto está en no hacerlo. No trates de controlarlo.

Controlar significa resistirse y esforzarse.

Eso es agotador y sólo te lleva a frustrarte y colocarte en un lugar de renuncia que no te favorece nada.

Por eso voy a compartir contigo algunas de mis recomendaciones para dejar de controlar tu apetito sin que suponga que vayas a ganar peso:

#1. Acéptalo.

El apetito es natural. No hay nada malo en tener ganas de una comida deliciosa. Es parte de un estilo de vida saludable.

Recuerdo que la primera señal de alarma cuando mi perro estaba enfermo por algo, es que se le quitaba el apetito.

Una vez más escucha tu instinto nutricional y te darás cuenta que tener apetito es una buena señal. No hay nada malo en ello.

#2.Distínguelo.

A lo que la mayoría de las personas tienen miedo no es realmente el apetito en sí, sino el apetito por los alimentos equivocados.

O cuando el apetito se expresa de forma inapropiada y conduce a comer en exceso.

Comienza a comer buscando la calidad y no tanto la cantidad.

Haz la prueba: si de verdad tienes apetito te comerías una manzana, por ejemplo. El hambre no entiende de caprichos.

Una de las primeras señales cuando alguien empieza a cuidarse y quererse durante el proceso es que se vuelve más selectivo respecto a lo que come. Y empieza a preguntarse si lo que va a comer realmente lo hace buscando alimentarse o sencillamente por llenar el estómago con cualquier cosa.

controlar el apetito

#3. Explóralo.

Mis clientes ya saben que desde las primeras sesiones trabajamos en profundidad este punto y los descubrimientos tan interesantes que supone hacerlo.

¿En qué momento tu apetito parece estallar?

¿En qué momento parece disminuir?

¿Hay ciertos alimentos que parecen hacer que te sientas con más hambre o más llena que de costumbre?

¿Es apetito lo que sientes o lo que buscas es devorar esas emociones que sientes en ese momento?

Tu apetito puede ser una ventana a cuestiones más amplias en tu vida y las áreas donde te están pidiendo ser alimentadas con cariño, reconocimiento o atención.

#4.No lo asocies al peso.

Tu apetito no tiene nada que ver con un aumento de peso, si te alimentas con una dieta equilibrada y saludable. Creer que necesitas controlar tu apetito es el tipo de pensamiento que a menudo conduce a un comportamiento boomerang y pasar de no comer casi nada a comer en exceso.

#5. Deja de luchar contra él.

Tener apetito no te hace moralmente inferior o una persona menos digna de respeto. No es el enemigo. Cuando comienzas a criticarte a ti misma, recuerda que hay un cambio positivo que se podría hacer en tu estilo de vida.

Cuanto más te coloques en una situación de lucha o control, más frustrante te resultará.

No se trata de controlar. Se trata de entender y distinguir qué te está pidiendo en realidad tu cuerpo en ese momento.

comer con apetito

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

UNA SOLA PALABRA

Una sola palabra es suficiente para evitar que sigas comiendo demasiado.

¿Podría ser que una palabra de verdad pueda ayudarte a dejar de comer en exceso?

Se habla sobre el estrés y su relación con la comida, del comer emocional, y de comer con comodidad. Pero hay un tipo de comer en exceso al que muchas personas recurren, con el que podrían no estar tan familiarizadas.

Comer en exceso por no decir que no.

decir que no

Si no estás utilizando esta palabra, puedes estar ganando peso.

Esta sola palabra podría ayudarte a dejar de comer en exceso.

Y no estoy hablando de decir que no a una segunda porción de comida.

Me refiero a los otros lugares en tu vida donde puede ser que estés asintiendo con la cabeza mientras en realidad quieres decir que no.

decir que si mientras quieres decir no

Cuántas veces escucho esto mismo en las sesiones de coaching para adelgazar. Cuántas veces me cuentan que no saben poner límites o decir que no y luego lo pagan arrasando con la nevera cuando llegan a casa.

Te pongo algunos ejemplos de Comer Demasiado por no decir que no:

#1. Comer en exceso debido a que tus planes fueron reemplazados por los de otra persona, incluyendo muchas veces a tus propios hijos.

#2. Comer en exceso por estar agotada, porque no dijiste que no y ahora te han dado las tantas.

#3. Comer en exceso porque estás haciendo algo que te genera malestar pero no sabías cómo decirle que no.

#4. Comer en exceso porque estás frustrada por la cantidad de cosas “que se esperan de ti.”

#5. Comer en exceso porque, francamente te mereces una premio. Porque no has dejado espacio en tu vida para recompensarte a ti misma de otra forma que no sea con la comida.

Y uno de los que más escucho habitualmente:

#6. La comida es una manera fácil de crear algunas barreras de protección entre tú y el resto del mundo. La puedes estar utilizando para posponer las cosas o para evitar algo que no quieres hacer o que no te apetece abordar. La comida se convierte en una distracción o  una especie de barrera temporal entre tú y el resto del mundo.

decir que no

Hay un montón de razones y excusas para evitar decir que no.

A veces no decimos que no porque realmente no queremos, eso está claro.

Pero otras veces es el miedo de perderse algo.

Aunque la mayor parte del tiempo se trata más bien de vergüenza, culpa o miedo de decepcionar a otras personas.

Pero si no dices que no en estas ocasiones, probablemente esté costándote caro.

No decir que no te impide tener el espacio y la energía para decir algunos síes importantes.

No decir que no es agotador. Y es un caldo de cultivo para el resentimiento y la frustración.

Y para comer en exceso.

¿Sabes qué? La mayoría de las veces no pasa absolutamente nada cuando decimos que no. De hecho, la mayoría de las veces el resto del mundo apenas lo nota.

decir que no

Te propongo un reto para empezar a entrenar a decir que no:

  • ¿Dónde podrías estar diciendo más que no?
  • ¿Dónde te pide tu intuición que digas que no?
  • ¿Dónde tienes más miedo de decir que no ? Y es ese el lugar en el que más necesitas decirlo.
  • ¿Qué cambiaría si empiezas a decir no tan libremente como dices que sí?

decir que no

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

COMER POR CAPRICHO

¿Comes por capricho o para alimentarte?

Comer por capricho es más habitual de lo que parece. Puede que ni te hayas planteado esta pregunta hasta ahora, que ni seas consciente de ello.

comer por capricho

El primer paso para cualquier cambio voluntario es ser consciente. Así que si te tomas un momento para pensar en ello ya iremos por buen camino.

antojo

El siguiente paso: hacer una pausa cuando detectes que vas a comer por capricho.

La mayoría de las personas que comen emocionalmente se sienten impotentes ante sus antojos. Cuando la necesidad de comer por capricho aparece, no puedes pensar en otra cosa. Sientes una tensión casi insoportable que exige ser satisfecha, ¡ahora mismo!

Has tratado de resistirte en el pasado y cediste a la tentación así que crees que te falta fuerza de voluntad. Pero eso puede cambiar. Tú lo puedes cambiar.

comes emocionalmente

Espera 5 minutos antes de ceder a un capricho.

Como te contaba, el comer emocional tiende a ser automático y prácticamente sin sentido. Incluso antes de que te des cuenta de lo que estás haciendo, has conseguido un bote de helado y te has pulido la mitad. Pero si consigues tomarte un momento para hacer una pausa y reflexionar cuando te golpean las ganas de comer por capricho, te darás la oportunidad de tomar una decisión diferente.

Todo lo que tienes que hacer es esperar durante cinco minutos, o si cinco minutos parecen interminables, empieza con un minuto. No te digas a ti misma que no puedes ceder ante la tentación. Recuerda que lo prohibido es muy tentador. Sólo debes decirte a ti misma que es mejor esperar.

Mientras estás esperando, chequéate a ti misma. ¿Cómo te sientes? ¿Qué está pasando emocionalmente? Incluso si terminas comiéndotelo, tendrás una mejor comprensión de por qué lo hiciste. Esto puede ayudarte a establecer una conclusión para una respuesta diferente la próxima vez. Recuerda que cometer errores es una oportunidad para aprender.

Así es como trabajamos en las sesiones de coaching para adelgazar.

Aprende a aceptar tus emociones, aunque las consideres negativas.

Aunque pueda parecer que el problema central es que eres débil ante la comida, el hecho de comer emocionalmente en realidad proviene de una sensación de impotencia sobre tus emociones. No te sientes capaz de hacer frente a tus emociones de frente, por lo que las evitas con la comida.

comer por capricho

Permitirte sentir emociones incómodas puede resultar aterrador. Puedes temer abrir la caja de Pandora, y que una vez que abras la puerta no la podrás cerrar. Pero la verdad es que cuando no nos obsesionamos o reprimimos nuestras emociones, incluso los sentimientos más dolorosos y difíciles, desaparecen con relativa rapidez y pierden su poder de controlar nuestra atención. Para ello, tienes que llegar a ser consciente y aprender cómo mantenerte conectada con tu experiencia emocional. Esto puede permitirte frenar el estrés y la frustración que a menudo desencadenan el comer emocional.

Tu vida será más rica cuando te abras emocionalmente. Nuestras emociones son una ventana a nuestro mundo interior. Nos ayudan a entender y descubrir nuestros más profundos deseos y temores, nuestras frustraciones actuales, y aquello que nos hará felices.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazar  coaching para adelgazar youtube

3 CONSEJOS PARA EVITAR COMER DEMASIADO

3 consejos para evitar comer demasiado, rompiendo el círculo vicioso con la comida.

¿Alguna vez has sentido que tu lista de tareas pendientes es tan larga y tan intimidante  que no sabes ni por dónde empezar?

¿Tu lista de lo que “deberías” estar haciendo te hace sentir tan abrumada y atascada que ya no estás segura de qué hacer?

¿Has pensado que quizás ésto es lo te está llevando a comer demasiado y boicoteando tu lucha con el peso?

comer demasiado

Toda la información sobre nutrición, pérdida de peso, salud y  bienestar no es muy útil cuando lo que crea es sobrecarga, falta de confianza, y ninguna acción.

Algunos programas sobre nutrición o planes de entrenamiento pueden abrumarte con un plan que te resulte imposible de sostener.

¿La broma cruel? Generalmente sentirte abrumada, frustrada o  sentir que has fallado en realidad es la receta perfecta para comer demasiado. De hecho, esta es una de las razones por las que la dieta crónica en realidad provoca aumento de peso.

comer demasiado

He preparado 3 consejos para evitar los círculos viciosos que te arrastran a comer demasiado:

#1. Comienza contigo. La mejor información sobre nutrición, cambio de hábitos, o el asesoramiento experto no va a ayudarte si no encaja con lo que necesitas o con tus circunstancias actuales. Presta atención a lo que sabes acerca de ti y crea hábitos que te ayuden a sintonizar con lo que estás sintiendo, lo que te sirve y lo que necesitas.

Esto marca la diferencia. Y es de lo que nos ocupamos desde las primeras sesiones de coaching para adelgazar.

#2. Mantenlo asequible. Una vez más, la lista de los pasos a seguir no te va a llevar a ninguna parte si es demasiado complicada, abrumadora, o estresante para que realmente la puedas seguir. Unas pautas así probablemente te conduzcan a la procrastinación, la culpa, y tal vez incluso el estrés y comer para sentirte mejor. Impúlsate y gana confianza centrándote inicialmente en los pasos que son pequeños y asequibles. Adopta hábitos sencillos (incluso fáciles) en su lugar, uno a la vez. Y entonces, construye desde ahí.

Por eso cada martes te propongo un reto desde mis redes sociales. Para ayudarte a centrarte en un solo reto y por un solo día.

#3. Añade, no restes. Somos más eficaces cuando nos centramos en lo que haremos a continuación, en vez de enfocarnos en lo que no vamos a hacer (o comer). Crea hábitos  centrándote en los aspectos positivos en lugar de los negativos. Por ejemplo, en lugar de decirte a ti misma que no vas a comer después de la cena, crea una alternativa. En lugar de decirte que no sucumbas a la tentación de comer al llegar a casa del trabajo, céntrate en lo que vas a hacer cuando te sientas estresada y tentada a comer en exceso.

Recuerda las alternativas que te propuse para encontrar otras maneras de alimentar tus emociones.

alternativa comer demasiado

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

¿ESTÁS COMIENDO DEMASIADO DE ALGO BUENO?

¿Estás comiendo demasiado de algo aunque sea “bueno”?

A menudo no consideramos que estemos comiendo demasiado, si lo que estamos comiendo lo catalogamos como “bueno” o que “no engorda”.

comiendo demasiado

Muchas son las personas que al comienzo de las sesiones de coaching para adelgazar me dicen que no entienden por qué no bajan de peso si están comiendo bien. Ahí es cuando yo pregunto a qué se refieren con “comer bien”, y aquí es donde vienen las sorpresas.

Parece como si nos hubiesen instalado un programa en el cerebro para etiquetar la comida como buena/mala o engorda/no engorda, dejando de lado el valor nutricional y la esencia de la propia comida: alimentarnos.

Cuántas veces has terminado la fuente de ensalada no porque aún tengas hambre, sino porque no hay suficiente para las sobras y es una pena tirarlo…

Cuando están comiendo demasiado (y más si es de algo que “engorda”) esos momentos de dejarse llevar pueden llevarte por una pendiente de culpa y hacer que te sientan mal contigo misma.

comiendo demasiado

¿Alguna vez te has encontrado mirando una bolsa vacía de patatas fritas y te han venido estos pensamientos?

“No tengo  fuerza de voluntad”

“¿Por qué no puedo controlarme con la comida?”

Te mereces algo mejor que ésto. Tu cuerpo se merece algo mejor. No importa lo que estés comiendo, tu cuerpo necesita ser tratado con amor y respeto. Respeto significa sintonizar y prestar atención para que puedas escuchar a tu cuerpo cuando dice que ha tenido suficiente.

¡Sí, incluso suficiente ensalada! Ésto significa dirigir tu mente hacia la comida que comes y  prestar atención cuando estás comiendo.

comiendo demasiado

Todo se reduce a la inconsciencia frente a la atención plena.

No estás sintonizando con tu cuerpo durante las comidas si estás comiendo demasiado simplemente porque tiene buen sabor, sin hacer ninguna conexión con el nivel de hambre de tu cuerpo o de las señales que te manda cuando estás saciada.

Si te encuentras asintiendo, aquí traigo algunas propuestas para ayudarte a dejar de seguir comiendo cuando sabes que estás llena.

#1. Coloca tu comida en un plato y siéntate.

Aunque pueda parecer obvio vale la pena recordarlo. La próxima vez sírvete la comida en un solo plato y siéntate. Te sorprenderá lo mejor y más nutrida que te sentirás cuando tu cuerpo reconoce que has comido.

#2. Pregúntate si realmente tienes hambre.

A veces comemos por razones distintas al hambre: estrés, aburrimiento, recompensar… Bebe un poco de agua y analízate un poco: ¿Cuándo fue la última vez que comiste? ¿Estás comiendo por las razones correctas?

#3. Resiste el canto de sirena de la pantalla.

Sé que puede ser tan difícil quitar los ojos de la tablet, la televisión o el teléfono, pero vas  a sentirte tan feliz de haberlo hecho.

#4. Reduce la velocidad y mastica la comida.

Una vez más me doy cuenta de que esto suena bastante obvio, pero cuántas veces te descubres sencillamente tragando. Nuestros cerebros no registran inmediatamente que nuestros estómagos están llenos, así que cuando comemos demasiado rápido estamos  dificultando la capacidad de nuestro cuerpo para comunicarnos que estamos llenos. Masticar es un paso importante en el proceso de la digestión, y si no masticas bien, también es difícil que tu cuerpo pueda absorber todos los nutrientes y la energía de los alimentos que estás comiendo.

Por supuesto, ninguno de nosotros es perfecto. Incluso las personas que más se cuidan de vez en cuando se encuentran a sí mismas comiendo una chocolatina en el coche sin pensarlo. Pero vamos a hacer un compromiso para comer mejor: despacio, con atención plena y conscientemente mientras nos apoyamos en la intuición de nuestro cuerpo.

Nunca vas a ir por el mal camino cuando te estás escuchando.

¿Alguna vez te has encontrado a ti misma comiendo sin pensar, incluso alimentos realmente saludables?

¿Le das a tu cuerpo y comidas la atención que se merecen? Cuéntame en los comentarios.

comiendo demasiadoSi quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

RESPONDE A ESTA PREGUNTA SI QUIERES PERDER PESO

Si quieres perder peso o comes en exceso, responder a esta pregunta clave te va a ayudar a conseguirlo.

Si quieres perder peso o dejar de comer en exceso en lugar de ponerte con otra dieta que sabes que no va a durar, ¿por qué no hacerlo de manera diferente esta vez?

perder peso

En las sesiones de coaching para adelgazar empezamos por abordar los problemas reales, las razones por las que estás comiendo demasiado. Lo hacemos paso a paso, de una manera que no te abrume, siendo mucho más probable que logres resultados duraderos.

Comienza a hacer las cosas de manera diferente.

La primera pregunta clave para responder si estas comiendo en exceso o quieres perder peso es la siguiente:

¿Comes de forma consciente o estás comiendo con el piloto automático?

perder peso

¿Haces una pausa  entre tu sensación de hambre y ponerte a comer?

¿Te detienes, respiras, piensas y luego tomas la decisión de comer? ¿O comes  y luego piensas y te sientes fatal?

¿Estás completamente presente y saboreando lo que comes o tu mente está en otro lugar, sin darte cuenta de lo que está sucediendo?

Pero no te limites a responder rápidamente y seguir adelante. Así no conseguirás crear resultados reales. En lugar de ello, te invito a reflexionar sobre estas preguntas y  dejarlas filtrar. Háztelas una y otra vez durante la semana. Observa cómo las respuestas cambian de una situación a otra. Comienza a hacer seguimiento de todas las ideas, los pensamientos y emociones que surgen acerca de cada pregunta en un diario. No juzgues lo que sientes y escríbelo. Simplemente recoge la información.

Observa si comes o no conscientemente en diferentes situaciones. Si estás comiendo con el piloto automático, nota las consecuencias que tiene para ti. ¿Comes más o incluso te sientes incómodamente llena después? ¿Saboreas tu comida o sólo la engulles?

perder peso

Hacer una pausa entre cuando sientes hambre y te pones a comer, aunque sea sólo haciendo una respiración profunda, es el primer paso para tomar el control.

Es imposible evitar comer en exceso si no estás plenamente  presente y tomando decisiones.

Las recientes investigaciones demuestran que las personas que comen conscientemente comen menos cantidad y se sienten más satisfechas con lo que han comido. Pruébalo por ti misma.

Pasa la semana observando dónde está tu mente cuando comes y presta atención a cómo te sientes cuando comes más conscientemente.

perder peso

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

EL SECRETO PARA DEJAR UN HÁBITO NO DESEADO

No podrás dejar un hábito no deseado sin hacer primero lo que te voy a contar a continuación.

Para lograr cambiar un hábito no deseado te propongo empezar por el principio, explicando su significado: se trata de un comportamiento que se repite mecánicamente y de forma automática. Dispersa nuestra energía, tiene repercusiones nocivas en el cuerpo o las emociones, y va en contra de lo que en realidad deseamos para nosotros mismos.

Recuerda que el PODER DE LOS HÁBITOS es inmenso y no conviene subestimarlo.

Es importante tener en cuenta que los hábitos no deseados tienen algunos beneficios positivos o placenteros inmediatos. Sin embargo, estos beneficios son de corta duración y con el tiempo pueden producir consecuencias perjudiciales. Un ejemplo para explicarlo mejor que me viene a la cabeza es el de fumar. Fumar un cigarrillo proporciona al fumador el beneficio inmediato de calma y seguridad emocional. Pero la trampa es que con el tiempo se necesita una mayor cantidad de consumo de cigarrillos para proporcionar el mismo efecto. Y si este hábito se repite con bastante frecuencia ya sabemos las consecuencias fatales para nuestra salud que puede provocar…

hábito no deseado

El desafío es el siguiente: la misma parte de la mente que reproduce automáticamente “me siento mal- me fumo un cigarrillo-me siento bien” no es la parte de nosotros que puede evaluar la utilidad  de este hábito.  Si no somos conscientes, nuestra naturaleza mecánica dominará.

Lo que distinguen a los hábitos no deseados es que vienen sin pensar, necesitan poco esfuerzo para hacerse fuertes, y rápidamente ganan un impulso propio que es difícil de contrarrestar.

Por lo tanto si los hábitos no deseados son automáticos, repetitivos e inconscientes, descubriremos que “el ingrediente secreto” para trabajar con cualquier hábito no deseado es siempre la conciencia.

Conciencia me refiero a prestar atención y tener los ojos bien abiertos. Significa convertirte en tu propio testigo, como un observador externo.

ser consciente para dejar hábito no deseado

Sé que esto es más fácil decirlo que hacerlo y es algo que trabajamos desde la primera sesión de coaching para adelgazar, porque es el primer paso indiscutible del proceso de cambio: darte cuenta.

Como dijo el famoso psicólogo Gestalt Fritz Perls: "Ser consciente, cura"

Así que en lugar de luchar contra la costumbre de comer en exceso , por ejemplo, podrías  despertar tu consciencia  haciéndote las siguientes preguntas:

  • ¿Es ésto lo que quiero elegir en este momento?
  • ¿Voy a continuar con el piloto automático, o elijo parar de comer?

Curiosamente verás que aunque te hagas esta misma pregunta y elijas en el momento seguir comiendo, en realidad estarás entrenando tu  “músculo de la elección” y lo habrás fortalecido. Y la próxima vez cuando te enfrentes a la misma elección, tu capacidad de elegir y aceptar cualquier elección se hace más fuerte.

Una vez más no se trata de luchar contra uno mismo, castigándote si no lo consigues, ni odiando ese hábito que quieres cambiar, o atacando tus propias debilidades. Es más sencillo que todo ésto:

Sólo podemos cambiar voluntariamente aquello que reconocemos.

ser consciente para dejar hábito no deseado

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

EL ABURRIMIENTO Y SUS DOCE SIGNOS DE ALARMA

Los doce signos de alarma para descubrir si el aburrimiento se ha apoderado de tu vida.

¿Cuántas veces picas algo por puro aburrimiento? Simplemente por pasar el rato…

En el anterior post, donde te ofrecía la primer técnica para evitar comer emocionalmente, ya vimos que el aburrimiento es uno de los motivos más comunes para comer sin tener hambre.

aburrimiento

¿Te has fijado en lo mucho que te cansas cuando tienes que hacer algo que no te apetece hacer, y que en cambio apenas te cansas cuando estás haciendo algo estimulante? Puedes pasarte horas sin parar si estás con tus amigos, leyendo un libro interesante, aprendiendo algo que te gusta o cuando te vas de viaje por vacaciones. Y sin embargo te agotas en seguida cuando tienes que afrontar un proyecto que te aburre. 

El aburrimiento y comer en exceso suelen ir de la mano, así que vamos a profundizar sobre los signos de alarma que pueden ayudarnos a detectar si el aburrimiento se ha instalado en nuestras vidas.

El aburrimiento y sus doce signos de alarma:

#1. Comer el mismo tipo de comida durante toda la vida. Evitar probar platos nuevos  limitándote a los platos de siempre y describiéndote a ti misma con frases como:

“Yo soy de las que sólo me entra en el desayuno un café y una tostada” o “Yo siempre pido la misma ensalada”.

Aunque todos tenemos predilecciones y preferimos ciertos platos, la resistencia a probar comidas desconocidas es simplemente una señal de rigidez. Muchas personas no han probado jamás la comida mexicana “porque pica”, o comido en un restaurante libanés o hindú simplemente porque se quedan en el terreno familiar de lo que están acostumbrados. Abandonar nuestra zona de confort en este sentido puede abrirnos un mundo de sabores nuevos y estimulantes.

aburrimiento

#2. Usar siempre el mismo estilo de ropa. No probar jamás un estilo nuevo o usar algo diferente. Clasificarte a ti misma como clásica o cómoda vistiendo. ¿Y qué me dices de tu pelo? ¿Desde cuando llevas con el mismo estilo?

#3. Esconderte detrás del mismo grupo de amigos sin buscar o aceptar gente diferente que represente mundos nuevos y desconocidos.

#4. Vivir en el mismo barrio o ciudad simplemente porque tus padres escogieron ese lugar. Descartar los sitios nuevos porque la gente, el clima, el idioma, las costumbres, o lo que sea, son diferentes.

#5. Cerrarte a escuchar opiniones e ideas que no compartes. En vez de considerar el punto de vista de la otra persona. Automáticamente decides que no tiene razón. Éste es un método para evadirse de lo diferente o de lo desconocido evitando comunicarte.

#6. Tener miedo a probar una actividad nueva porque piensas que no lo harás bien. Quedarte mirando en vez de intentarlo y probar. Sólo haces lo que se te da bien y evitas aquello que no controlas.

#7. Quedarte en el mismo trabajo aunque no te guste. No porque quieras que hacerlo sino por miedo a la gran incógnita que significa un nuevo trabajo.

aburrimiento

#8. Mantener una relación de pareja que obviamente no funciona por temor a lo desconocido o a la soledad. No puedes recordar cómo es vivir sola y en consecuencia, no sabes con qué te encontrarás. Piensas que es mejor seguir con lo malo conocido que adentrarte en un territorio desconocido.

#9.  Pasar tus vacaciones en el mismo lugar, en el mismo hotel, en la misma época cada año. En este caso sabes a qué atenerte y no tienes que arriesgarte a probar nuevos lugares que tal vez pueden brindarte experiencias agradables.

#10. Enfocar el sexo sin imaginación, haciendo siempre lo mismo. No probar jamás algo nuevo porque es diferente y por tanto puede ser inaceptable.

#11. Descartar ciertas actividades sin haberlas probado jamás. Probar cosas tan “raras” como la meditación, el yoga, el coaching o cualquier cosa que no conozcas.

#12. Incapacidad de alterar un plan cuando se presenta una alternativa interesante. Si te alejas del plan trazado en tu cabeza, pierdes el control y te sientes incómoda.

aburrimiento

No hay nada más estimulante que proponerte retos, por eso cada martes TE PROPONGO UN RETO diferente. ¿Te apuntas?

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.coaching-para-adelgazarSi te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

¿COMER DE NOCHE ENGORDA?

Comer de noche engorda, ¿mito o realidad?

¿Sueles comer de noche más que en el resto del día?

Comer de noche en exceso es algo que se repite con bastante frecuencia según mi experiencia profesional, pero que tiene unas consecuencias que quizás desconozcas.

Cuando comienzas con el proceso de coaching para adelgazar, lo primero que notas es que te sitúas fuera y frente a ti, convirtiéndote en tu propia observadora. Y precisamente en este punto es donde se suele detectar que el momento del día donde más se come en exceso es precisamente por la noche.

comer de noche engorda

Con el Método Ancla vamos más allá y trabajamos para descubrir la carencia emocional que estás tratando de alimentar cuando decides comer de noche a pesar de no tener hambre física.

Pero en este post vamos a centrarnos en lo que sucede con nuestro metabolismo cuando comemos por la noche.

Una de las desventajas de comer en exceso antes de acostarse es que perdemos gran parte de los  beneficios metabólicos del sueño. Nuestro cuerpo cuando dormimos tiene un enfoque metabólico destinado al mantenimiento, la desintoxicación, la reparación y el crecimiento de sus tejidos y órganos. El hígado, que es nuestro órgano principal de desintoxicación, hace la mayor parte de su trabajo durante la noche y a primeras horas de la mañana.

Al consumir una gran cantidad de comida justo antes de acostarte, gran parte de la energía metabólica que normalmente se gasta en el mantenimiento, la desintoxicación, la reparación y el crecimiento está siendo desviado a la digestión. Así es cómo funciona tu cuerpo. Las necesidades de supervivencia a corto plazo prevalecen sobre las de largo plazo. Cuando el flujo sanguíneo y el metabolismo están centrados en digerir tu comida mientras duermes, lo más probable es que despiertes con una sensación de congestión y pesadez porque no te desintoxicaste totalmente durante la noche.

comer de noche engorda

¿Te has parado a pensar alguna vez en la razón por la cual el desayuno se llama “des-ayuno”?Porque estamos terminando el período de ayuno entre la cena y  el desayuno por la mañana.

Sin embargo cuántas veces escucho decir a mis clientes que salen por la mañana de casa sólo con un café en el estómago y en cambio por las noches no pueden parar de comer…

Por lo tanto si te despiertas sintiéndote cansada e hinchada por comer una gran cena será  porque no tuviste comidas reales y tranquilas durante el día. No vas a tener hambre por la mañana porque tu cuerpo todavía estará en el modo de desintoxicación cuando en su lugar debería estar preparado para la actividad metabólica de comer. El almuerzo entonces lo sientes como el desayuno y la cena será interpretado por el cuerpo como el almuerzo que es el momento para la comida más grande. Y después de la cena (que tu cuerpo pensaba que era el almuerzo) es probable que estés buscando “la cena” y terminas por sorprendente volviendo a comer más tarde.

comer de noche engorda

A menudo escucharás a los nutricionistas recomendar que comas tu comida de la noche cerca de cuatro horas antes de acostarte. Un período de tiempo de cuatro horas es más que suficiente para la mayoría de la gente a metabolizar una comida. Entonces irás a la cama sin elevar la temperatura de tu cuerpo a través del efecto metabólico de los alimentos, lo que aumenta tu probabilidad de tener un sueño reparador. También hace lo que estaba destinado a hacer mientras estás durmiendo: la curación, la desintoxicación y la reconstrucción sin desviar fuerza metabólica de vital importancia hacía la digestión.

CUÁNDO COMES ES TAN IMPORTANTE COMO LO QUE COMES.

Para lograrlo es posible que necesites volver a entrenar tu cuerpo y reorientar tu estilo de vida. Concéntrate en tener una cena más ligera y más temprana, y tomar un desayuno más abundante y nutritivo.

Comer un almuerzo sano y relajado hace que sea más fácil tener una cena ligera.

Si sabes que vas a tener que cenar muy tarde porque no hay manera de evitarlo, aún puedes ayudarte con este truco: come algo sustancial antes de la cena aproximadamente de dos a tres horas antes y come menos en la cena. Ésto también es útil si estás llegando tarde a casa del trabajo y sientes un hambre voraz en la cena.

Debido a nuestro estilo de vida puede que estés ignorando la alimentación y la nutrición, mientras que atiendes frenéticamente a tu trabajo y tu familia.

Y cuando por fin llegas a casa, o se han acostado los niños, es cuando el cerebro tiene permiso para atender tus necesidades. Pero en lugar de informarte tranquilamente que has descuidado tu nutrición, salta sobre ti como un perro abandonado y ladra “¡Tengo hambre!”.

comer de noche engorda

Las sensaciones voraces que experimentamos pueden ser abrumadoras, haciéndonos comer en exceso. Entonces nos sentimos culpables y tratamos de compensar nuestra falta de fuerza de voluntad y control siguiendo un régimen más difícil todavía.

¿Te das cuenta cómo muchas veces las soluciones a los problemas nutricionales en realidad no tienen nada que ver con el problema real?

¿ Cómo te estás castigando por razones equivocadas a la hora de comer y hacer ejercicio?

comer de noche engorda

Al planificar una merienda en la tarde estás haciendo un ataque preventivo contra el hecho de comer desesperadamente después del trabajo. Tomas una decisión consciente para atender tu apetito, y entonces cortocircuitas el hábito de negarte a ti misma la comida y luego devorarla.

De esta manera conseguirás un buen sueño, te desintoxicarás y repararás tu cuerpo mientras que estás durmiendo. Y te despertarás sintiéndote verdaderamente renovada y lista para enfrentar un nuevo día.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube