Archivo de la categoría: educación

4 CONSEJOS PARA QUE TUS HIJOS HAGAN EJERCICIO

He preparado 4 consejos prácticos para que ayudes a tus hijos a que les guste hacer ejercicio.

El ejercicio físico es parte fundamental en la educación de tus hijos.

Aprovechando que ya han terminado el cole y tienen más tiempo libre, es el momento ideal para ayudarles a incorporar el ejercicio físico como parte de su tiempo libre.

hacer ejercicio niños

Les estarás proporcionando un hábito extraordinario tanto a nivel físico como mental.

Además de los muchos beneficios  que aporta desarrollar algún tipo de actividad física para ayudar a gestionar la frustración, trabajar en equipo y favorecer la superación personal.

Creo sinceramente que uno de los mayores legados que puedas dejar a tus hijos es incorporar a sus vidas el ejercicio físico.

niños ejercicio

En mi anterior post sobre CÓMO EVITAR LA OBESIDAD INFANTIL ya explicamos que la actividad física ayuda a reducir la grasa corporal, combate la ansiedad y mejora la autoestima también en los niños.

Por desgracia ya no es tan fácil ver que los niños y el ejercicio vayan de la mano.

Hay una gran cantidad de distracciones que hacen que sea fácil no querer hacer ejercicio, incluidos los teléfonos, juegos de video, y la televisión a la carta. Pero todavía hay muchas maneras de cultivar una relación positiva con el ejercicio para los niños.

hacer ejercicio hijos

Vamos a explicar algunas pautas para que tus hijos hagan ejercicio:

1. Modelo del Comportamiento.

A una edad temprana los niños hacen lo que haces, no lo que dices. Si le dices a un niño que limpie su habitación, pero nunca limpias tu habitación, entonces les va a costar ver la importancia de esa tarea. Claro que puedes decirles que deben hacerlo “porque tú lo dices,” pero no van a asignarle ningún valor a la actividad.

Lo mismo ocurre con el ejercicio. Si los padres no tienen una práctica de ejercicio alegre, será más difícil que a sus hijos les  guste naturalmente el ejercicio y quieran hacerlo. Así que antes de decirles a tus hijos que hagan más ejercicio, mira cuánto ejercicio practicas en tu propia vida.

hacer ejercicio

Recuerda el post que escribí sobre CÓMO HACER EJERCICIO SIN QUE SEA UN SACRIFICIO.

La palabra “ejercicio” puede ser un disparador, ya que se suele asociar con una imposición o un sacrificio. Así que  para el resto de este artículo, lo vamos a cambiar por la palabra movimiento,

¿Cómo sacas tiempo para moverte cada día?

¿Invitas a tus hijos a que te acompañen en tus actividades de movimiento?

hacer ejercicio hijos

¿Hacéis paseos familiares al aire libre cuando el tiempo lo permite?

¿Pones música y bailas solo por diversión?

Si evitas moverte y prefieres estar tirada en el sofá, entonces tus hijos aprenderán este comportamiento.

No es fácil sacar tiempo para moverte. Lo se. Es una de los puntos que trabajamos desde las sesiones de coaching para adelgazar: la gestión eficaz del tiempo.

Se necesita una planificación, pero las recompensas son increíbles. Todos tenemos horarios ocupados por lo que hay días en los que no podremos, pero hacemos de esto la excepción, no la regla.

Para los niños mayores, usa un calendario para reservar tiempo para el movimiento. Comienza con un par de días a la semana y organiza sobre eso. Planifica excursiones en familia, caminar, tiempo en la piscina, o incluso un concurso de abdominales. En días de mucho trabajo, simplemente haz una caminata de 20 minutos después de la cena, y los fines de semana o cuando el tiempo lo permita, planifica una excursión más larga.

Pídeles a tus hijos que planifiquen un día familiar mensual que involucre el movimiento.

hacer ejercicio hijos

Haz que sea divertido y algo que esperar. Que el premio no sea la comida, unas chuches o un bollo. Que el premio sea pasar tiempo en familia en movimiento.

Esta es una práctica que es mejor empezar lo antes posible en la vida. Conviene que sea un hábito establecido antes de la adolescencia, pero nunca es demasiado tarde para empezar.

2. Fomenta pero no exijas la participación en deportes.

Los deportes son una forma increíble para que los niños implementen la  actividad y la forma física en sus vidas. La mayoría de los municipios tienen acceso a programas de deportes para niños de todas las edades a través de escuelas, centros recreativos y clubes infantiles. Mientras que algunos niños nacen con la pasión natural y el talento para ciertos deportes, muchos niños necesitan estímulo y paciencia a la hora de probar nuevos deportes.

Los padres que crecieron jugando al fútbol animarán naturalmente a su hijo pequeño a jugar al fútbol.  Pero dedicar a tu hijo a una edad temprana a un deporte puede ser contraproducente, pueden “quemarse” en la actividad deportiva y rechazarlo todo.

Mantente abierta a todas las diferentes actividades deportivas.

Mientras que los deportes de equipo como el fútbol y el ​​baloncesto son muy populares, hay muchas oportunidades de practicar deportes individuales, como danza, tenis, artes marciales, correr, esgrima. Las opciones son infinitas. A una edad temprana lleva al niño a diferentes juegos y parques para que observe toda la acción. Encuentra familiares, amigos o hermanos mayores que estén participando en un deporte y apóyalos animándoles en sus partidos o eventos deportivos.

Esta es una gran manera de estar involucrado en tu comunidad y permitir que tu hijo sea parte de un grupo. Pero debes ser respetuoso con el nivel de confort individual de tu hijo en los deportes. No todos los niños tienen la personalidad para deportes en equipo, o poseen la visión atlética natural para participar en niveles competitivos. Y eso es completamente normal.

Hay un montón de maneras de incorporar hábitos saludables de ejercicio sin deporte.

hacer ejercicio hijos

Te cuento ésto porque a mi padre le encantaba el tenis y nos apuntó a clases con toda su buena intención. A mi se me daba fatal y era un espanto el día de entrenamiento. Sin embargo a uno de mis hermanos se le daba especialmente bien y ganaba trofeos mientras yo era el pato mareado de mi familia… Crecí con la convicción errónea que como no se me daba bien el tenis, entonces era que yo no valía para ningún deporte.

Y lo que no se te da bien, pues no te gusta.

No fue hasta mucho más tarde en el que yo ya pude elegir mis propias actividades, hasta que descubrí que se me dan bien otro tipo de actividades físicas con las que además disfruto muchísimo.

3. Descubre el talento único de tu hijo.

Siguiendo con la línea de lo que te contaba, tanto para los adultos como para los niños encontrar “su movimiento”  es un viaje para  toda la vida.

Al igual que superan la fase de “odio las verduras”, sus necesidades y gustos por diferentes actividades cambiarán con el tiempo. Sigue ofreciéndoles  una variedad de actividades e invítales a que participen para desarrollar preferencias por diferentes cosas.

Aprovéchate de las aplicaciones y las tecnologías con las que están familiarizados. Por ejemplo en YouTube hay un montón de vídeos con ejercicios para probar.

Enséñale a tu hijo a conectar con su cuerpo al realizar actividades. Pregúntales cómo le hace sentir antes, durante y después. El movimiento puede ayudar de manera espectacular a estimular la confianza en si mismos.

Recuerda que los niños deben ser respetados y permitírseles tener sus propios gustos y disgustos en torno al ejercicio.

Evita la comparación y la perfección.

Su relación con el ejercicio va a cambiar y evolucionar con el tiempo, y puedes estar allí para apoyar este proceso.

Esto nos lleva a nuestro consejo final sobre los niños y el ejercicio:

4. No asocies el ejercicio con el peso o la imagen corporal.

La industria de las dietas ha adoptado el mundo del ejercicio como un factor principal en la pérdida de peso.

Sin embargo nosotros vamos a enfocarlo a los beneficios que el ejercicio proporciona para la salud general, independientemente del peso. El movimiento regular puede reducir la ansiedad y la depresión, mejorar la función cerebral, acelerar el metabolismo, promover el sueño, y mejorar la autoestima sólo para nombrar unos pocos beneficios.

hacer ejercicio hijos

Desde el Método Ancla  enseñamos que un movimiento alegre es una práctica que mejora tu salud y crea una imagen corporal positiva. El ejercicio no debe estar directamente asociado con la pérdida de peso. Una relación desordenada entre el cuerpo, la alimentación y el ejercicio puede ocurrir si se coloca demasiada presión en los niños a hacer ejercicio con el fin de que cambien la apariencia de su cuerpo o para bajar de peso.

Si ya me conoces sabrás que desde las sesiones de coaching para adelgazar creemos que los cuerpos sanos son en todas las formas y tamaños. Como padres creo que debemos enseñar a nuestros hijos a querer el movimiento y el ejercicio para el bien de la salud y el bienestar general. Encontrar actividades físicas que realmente les gusten es una experiencia de crecimiento personal y debe ser celebrado por eso mismo.

Es hora de cambiar nuestra forma de pensar sobre el ejercicio. En lugar de verlo como una tarea o sentir presión para terminar tus 60 minutos de hoy, busca tiempo para encontrar el movimiento que disfrutes. Y ayuda a tus hijos a encontrar los movimientos que  disfruten.

Todo comienza con un solo paso.

hacer ejercicio hijos

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

CÓMO EVITAR LA OBESIDAD INFANTIL

Prevención y tratamiento de la obesidad infantil.

La obesidad infantil ya afecta a 1 de cada 10 niños en Europa. Piénsalo por un momento.

A mí me dejó impactada este dato durante mi formación sobre Nutrición, Genes y Salud en la que acabo de certificarme por la Universidad de Navarrafactores obesidad infantil

Uno de los módulos de esta formación era íntegramente sobre la prevención y tratamiento de la obesidad infantil, y quería compartir contigo algunos de los puntos más útiles para poner en práctica con tus hijos.

Una de las principales causas de la obesidad infantil es precisamente la dificultad de reconocer un exceso de peso por parte de los padres, y por tanto la dificultad de prevenir o tratarlo.

Por eso un mensaje sencillo de salud pública que puede ayudarte a reconocer si tu hijo tiene sobrepeso es:

obesidad infantilBajo mi punto de vista una vez más el el punto clave, el punto de partida indispensable, es el siguiente:cambiar

Uno de los mayores riesgos de obesidad infantil resulta ser los conocimientos erróneos por parte de los familiares sobre las causas de obesidad, y la baja percepción del exceso de peso propio y en sus hijos. Con frecuencia los padres con exceso de peso muestran menos preocupación por el peso de sus hijos y tienen mayor probabilidad de no percibirla correctamente, ya que no consideran el exceso de peso como un problema de salud.

obesas

Recuerda el post que escribí sobre el tema IMAGEN CORPORAL Y FAMILIA que puede darte muchas pistas útiles.

En cuanto a los factores nutricionales, la European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition, señala que ningún nutriente aislado se asocia de manera inequívoca al desarrollo de obesidad, aunque un exceso de azúcares simples y de lípidos, y un bajo aporte de hidratos de carbono y fibra, estarían especialmente implicados en su desarrollo.

En lo referente al aumento de peso, ciertos alimentos han sido especialmente señalados: las bebidas azucaradas y la comida rápida. Lo que viene relacionado con el tamaño de las raciones consumidas, que se presenta como otro factor que puede estar contribuyendo significativamente al aumento de la obesidad infantil y juvenil.

Comer sano es divertido, la obesidad infantil no.


Otros alimentos que han presentado un  riesgo de obesidad en estudios epidemiológicos son: los dulces y golosinas, bollería, embutidos y los aperitivos salados. Por el contrario, algunos alimentos podrían tener cierto efecto protector frente al exceso ponderal en la infancia y adolescencia: las frutas y verduras, cereales integrales, la leche y derivados, las nueces y los pescados.

El fraccionamiento de la ingesta parece estar relacionado con la prevención de la obesidad, de tal forma que los niños que realizan un mayor número de comidas al día, presentan menor probabilidad de tener exceso de peso. Además el desayuno en la edad escolar se ha asociado con dietas de mejor calidad nutricional y estilos de vida más saludables, y menor riesgo de exceso de peso.

prevenir obesidad infantil

La actividad física tiene gran influencia sobre el grado de adiposidad corporal y, consecuentemente, sobre el riesgo de obesidad. Existe evidencia sólida de que niveles elevados de actividad física habitual se asocian positivamente con la salud cardiorrespiratoria y metabólica y son protectores frente a la obesidad en la infancia y la adolescencia. Estudios llevados a cabo tanto en España, como a nivel europeo, evidencian que la tasa de realización de actividades deportivas en el tiempo libre es baja, frente a otras alternativas de ocio más sedentarias (televisión, videojuegos, internet).

Recuerda que el ejercicio regular ayuda a reducir la grasa corporal, combate la ansiedad, mejora la autoestima y reduce el riesgo de complicaciones asociadas a la obesidad.

obesidad infantil sueño

En la actualidad, es creciente el interés en la comunidad científica por estudiar la relación entre las horas de sueño y el riesgo de obesidad. Las razones que lo explicarían es que es lógico pensar que los niños que duermen menos horas, estén más cansados durante el día y por tanto sean más sedentarios. Además, se observa que las dietas de los niños que duermen menos horas son de peor calidad nutricional. Los mecanismos biológicos subyacentes, implican cambios en la regulación del balance energético y metabólico relacionado con los ritmos circadianos.

Por lo tanto las medidas generales de prevención y tratamiento de la obesidad son las siguientes:

  1. no utilizar los alimentos como recompensa.
  2.  ni hacer comer al niño cuando esta enfadado,
  3. evitar tener a libre disposición alimentos o dulces,
  4. no comer en restaurantes de comida rápida más de 1 vez por semana,
  5. no acostumbrar al niño a comer solo,
  6. limitar el número de horas destinado a ver TV,
  7. incrementar el ejercicio físico dentro y fuera de la escuela,
  8. involucrar a la familia en unos buenos hábitos alimentarios.

Por mi parte creo que todo ello aporta datos muy interesantes pero siguen enfocándose en lo que hay que hacer o no hacer, y no tanto en cómo hacerlo. Que es lo que yo ofrezco en mis sesiones de coaching para adelgazar.

Te recuerdo mis recomendaciones prácticas y originales sobre CÓMO ENSEÑAR A COMER A TUS HIJOS que seguro te servirán de ayuda.

Y no me cansaré de repetirte que tú eres su ejemplo, el espejo donde se miran.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

CÓMO ENSEÑAR A COMER A TUS HIJOS, ¿lo estás haciendo bien?

Cómo enseñar a comer (bien) a tus hijos.

¿Sabes cómo enseñar a comer a tus hijos de una forma saludable?

La respuesta no es empezar por cambiar lo que ponemos en el plato, sino en fijarnos en la forma de comer.

Tenía muchas ganas de tratar este tema, que me parece parte fundamental de la propia educación. Muchos padres aunque tienen la mejor intención respecto a la educación de sus hijos, no saben cómo enseñar a comer bien a sus hijos porque ni ellos mismos lo hacen.

Una frase que escucho a menudo es “ojalá alguien me hubiese enseñado ésto antes”.

Tú estás a tiempo de darles a tus hijos la oportunidad de tener una relación sana con la comida.

enseñar a comer

La semana pasada fui a comer a un restaurante típicamente familiar. En la mesa de al lado estaban unos padres con dos hijos. No podía apartar la mirada de la familia porque la estampa era idéntica a esta foto que he encontrado. Ellos por supuesto ni se dieron cuenta de mi descaro, así como tampoco se dieron cuenta de su propia compañía, ni de los dos platos abundantes, postre y refrescos que tomaron cada uno.

Probablemente me pudiese mi deformación profesional, pero me pareció una imagen preocupante y triste. La importancia de comer en familia estoy segura que estaba en la intención de esos padres. Pero no eran conscientes de su propia conducta.

enseñar a comer

¿Has probado a buscar en internet cómo enseñar a comer a tus hijos?

Pues la inmensa mayoría de los artículos se enfocan en la alimentación adecuada para niñoscómo aprender a comer bien desde niños o incluso en los modales en la mesa.

Las ideas que nos proponen para que nuestros hijos coman mejor giran en torno a los alimentos que deben comer o no, aquellos que debemos evitar y cuales son los más saludables.

Yo misma escribí sobre CÓMO PREVENIR Y EVITAR LA OBESIDAD INFANTIL donde te mostraba cómo detectar si existe riesgo de sobrepeso en tus hijos, y las pautas nutricionales recomendadas para evitar el sobrepeso en niños.

También está el famoso y controvertido Método Estivill para enseñar a comer .

Pero al final todos se enfocan en qué comer y no en cómo comer.

enseñar a comer

El enfoque se sigue poniendo en lo que se come y no en la forma en la que se come.

Algo de lo que yo me ocupo en las sesiones de coaching para adelgazar y que tanto me enorgullece cuando mis clientes me agradecen no sólo haber cambiado su manera de comer, sino la de toda su familia.

enseñar a comer

En mis pasados post sobre CÓMO SER UNA BUENA MADRE, CÓMO AYUDAR A LOS ADOLESCENTES EN SU IMAGEN CORPORAL y en la de IMAGEN CORPORAL Y FAMILIA, ya te insistía en la importancia de empezar por ti misma.

Eres su ejemplo, el espejo en el que se miran.

enseñar a comer

Voy a compartir contigo 8 actividades para enseñar a comer bien a los niños:

#1. Implica a tus hijos en la elaboración de la comida con actividades adecuadas a su edad que les resulten entretenidas. Es una forma de apreciar y entender el proceso de la comida que se les sirve en el plato. Si ellos han participado, lo valorarán más y les ayudará a captar su atención. Cada vez es más fácil encontrar Talleres para enseñar a comer a tus hijos donde se les enseña a cocinar algunos platos mientras pasan un rato divertido.

#2. Si no tienes tiempo para esperar a que participen en la elaboración, o tiene una dificultad propia para su edad, pueden participar decorando el plato o poniendo la mesa.

#3. Si hay algo que no le gusta pregúntale qué es lo que no le gusta. ¿Su sabor? ¿Su color? ¿Su olor? ¿Su textura? Deja que te explique. Deja que se haga esa pregunta y trate de identificar qué es lo que no le gusta.

Yo de pequeña creía que no me gustaba la leche. Recuerdo la batalla diaria por la leche en el desayuno y la preocupación de mi madre por si me iba  faltar calcio en edad de crecimiento. Hasta que después de mucho escándalo por mi parte y desesperación por la suya, descubrimos mi rechazo a la leche: resulta que mojaba en la leche las magdalenas o los cereales o lo que fuese, y luego quedaban restos flotando en la leche que al tragar me daban mucho asco. Lo que no me gustaba era la textura. El drama terminó con un sencillo colador y yo tengo unos huesos de hierro.

enseñar a comer

#4. Comer juntos evitando distracciones externas. Relájate, diviértete y saborea la comida junto a tu familia. Acostúmbrate a comer sin la tele puesta y sorpréndete con las conversaciones que puedan surgir.

#5. Puedes animar la conversación y despertar el interés por los alimentos en tus hijos jugando a hacer preguntas sobre la comida que estéis comiendo:

– Pregunta a ver quien adivina más ingredientes del plato que están comiendo. Que traten de detectar y distinguir sabores y formas. Una vez que hayan acertado puedes seguir jugando a hacer preguntas sobre los ingredientes descubiertos:

“¿De dónde vienen las zanahorias?” Puede que les sorprenda que estas hortalizas están enterradas bajo tierra…

“De dónde viene el pan?” Escucha sus respuestas y anímales a que piensen sobre ello.

#6. Otro juego para enseñar a comer enfocándolo en la nutrición de los alimentos, son este tipo de preguntas:

“¿Adivinas para qué es bueno comer zanahorias?”  Puede que no sepan lo buenas que son para la vista, para la piel, para el bronceado cuando van a la playa…

Así con cualquiera de los alimentos que les hayas servido. Es una forma ideal de asociar la comida con la nutrición. Y alejarla de otros componentes que nada tiene que ver, como utilizar la comida para calmar, distraer o entretenerse. Aquí viene un punto muy importante:

#7. No utilices la comida para recompensar o castigar.

El postre no es un castigo ni un premio. Es un alimento parte de su nutrición. No amenaces ni recompenses con comida.

Te animo a que te observes y detectes si lo estás haciendo. Y si es así, de qué otra forma podrías recompensar o castigar que no fuese con comida. ¿Un cuento, un paseo en bici, un cuaderno de colorear…? ¿Qué se te ocurre?

Lo que tú transmitas como premio será percibido como un premio.

El otro día estaba en una sala de espera de un centro de estética, y había dos niños de unos 12 y 8 años esperando muy formales a que saliera su madre. Cuando ella apareció, muy cariñosa les felicitó por lo bien que se habían portado y les dio un paquete de galletas rellenas de chocolate como premio. Los niños como es normal se abalanzaron sobre el paquete entusiasmados.

La madre y los niños tenían sobrepeso.

#8. Olvídate de la famosa frase: “¡Acábate el plato!”. Sólo conseguirás que se ignoren las señales del estómago y que en lugar de ello se confíe en la señal del plato vacío para decidir cuando hemos comido suficiente. Con el tiempo no sabrán cómo decidir cuando el cuerpo está satisfecho con la cantidad que ha comido y se acostumbrarán a comer hasta estar llenos.

enseñar a comer

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.coaching-para-adelgazar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

DÉJATE GUIAR POR TU INSTINTO

¿Cómo puedo conseguir guiarme por mi instinto alimenticio?

¿Y cómo reconozco mi instinto alimenticio?

Ésta ha sido la pregunta que me han estado haciendo desde que publiqué el post que tanto ha gustado sobre COMER COMO UN ANIMAL.

instinto alimenticio

Por eso he preparado 4 consejos para seguir tu instinto alimenticio:

#1. Come sólo cuando  te lo pida el cuerpo.

No comas ajustándote al horario de otros. No comas porque “Es la hora de cenar, creo que tengo que comer algo”. Consulta a tu organismo. ¿Te está pidiendo comer? Si no tienes  realmente ganas de comer, no comas. Deja de comer porque “toca”. Escucha a tu cuerpo. Nunca te dejará morirte de hambre. Piénsalo bien, ¿has visto alguna vez en la naturaleza un animal obeso?

#2. Come sólo hasta que te hayas alimentado… y no más.

En vez de llenar tu plato hasta arriba, prueba a servirte menos comida de la que creas que vas a comer. Come eso y luego consulta a tu cuerpo unos segundos. Si tu cuerpo está satisfecho, no tienes por qué seguir comiendo.

Tu cuerpo puede preferir comer varias veces al día en porciones pequeñas cuando sientas hambre, en vez de atracarse unas cuantas veces al día.

#3. Ten una mentalidad abierta respecto a los alimentos.

Busca variedad de sabores sanos entre los que puedas elegir. Si nunca pruebas el brócoli, las espinacas u otras verduras ricas en hierro, no sabrás con qué satisfacer el hambre cuando tengas deficiencia de hierro. Si piensas  que el brócoli, las espinacas o cualquier otro tipo de alimento nutritivo “no te gustan”, quizá se deba a que te obligaron a comer esos alimentos cuando tu cuerpo no los necesitaba y cuando no te apetecían.

—¡Cómete las espinacas, hija! —¡No quiero!
—Pues tienes que comerlas. —¡Me dan asco!

niños comer

Éstas son las situaciones que hacen coger manía a algunos alimentos, y que luego nos acompañan incluso en edad adulta.

En el post sobre CÓMO ENSEÑAR A COMER A TUS HIJOS te dejo varias técnicas muy interesantes.

Recuerdo que una cliente me contó que cuando era pequeña estuvo varios meses hospitalizada y que las monjas del hospital le obligaban a comer sopa todas las noches. Todavía le daban nauseas sólo de pensar en una sopa, pero después de las sesiones de coaching para adelgazar ahora es ella la que prepara unas deliciosas sopas para cenar muchas noches en su casa.

#4. Trata a tus hijos como a ti misma.

No les obligues a comer cuando no quieren, y no les hagas tragar nada que hayan probado y rechazado. Limítate a ofrecerles una variedad de alimentos sanos para que ellos elijan. Deja de armar escándalos y pelear en las comidas. Olvida los postres, las recompensas de azúcar refinada por haberse comido esas “horribles” espinacas.

Deja de llenar tu despensa de comida basura y verás muy pronto cómo tus hijos buscan y piden alimentos sanos. Si refuerzas los malos hábitos alimentarios y no instintivos, no te sorprendas luego si tus hijos no quieren comer alimentos sanos. En cambio si se les tienta con comida más sana y apetitosa que la comida basura, dejarán de consumirla.

intinto alimenticio

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

CUANDO UNA MUJER QUIERE PERDER PESO

¿Hay alguna diferencia entre un hombre y una mujer cuando quiere perder peso?

Quien me conoce sabe que no me gusta generalizar, pero por mi experiencia profesional he comprendido que cuando una mujer quiere perder peso no puedo trabajar igual que cuando lo hago con un hombre.

La mayoría de mis clientes son mujeres, pero cada vez trabajo más con hombres y el enfoque no es el mismo. Ni la motivación, ni los puntos de dolor. De hecho tengo bien diferenciadas mis sesiones de coaching para adelgazar según se trate de un hombre o una mujer que quiere perder peso.

mujer quiere perder peso

No utilizo el mismo lenguaje, ni propongo los mismos ejercicios ni utilizo las mismas diapositivas.

Así que he querido escribir este post para explicar mi punto de vista y responder por qué me dirijo principalmente a las mujeres. Aunque trabajo con hombres muy a gusto y con muy buenos resultados. Y por otro lado no se me ocurre colocar únicamente a la mujer en la necesidad de bajar de peso.

Los cánones arbitrarios de belleza tienen un impacto negativo tanto en mujeres como en hombres.

Pero hay algo que me molesta especialmente en la forma de enseñarles a las mujeres y las niñas que su valor como seres humanos está conectado en gran parte a su atractivo físico. Incluso las mujeres con profesiones que no tienen nada que ver con la apariencia física son analizadas constantemente sobre su aspecto físico, cómo viste o cómo se peina…

mujer quiere perder peso

No es de extrañar entonces que cuando una mujer quiere perder peso lo haga desde un lugar de desesperación. En un esfuerzo por ganar la aprobación de los demás buscan la solución que les ayude a deshacerse de la mayor cantidad de kilos lo más rápido posible.

Te pondré algunos ejemplos: contar calorías, dietas que obligan a llevar un registro de los “puntos”, y en casos más graves, trastornos de alimentación.

A estas alturas ya están demostradas la multitud de efectos perjudiciales que tienen en la salud y aún así se siguen haciendo en un intento desesperado de bajar de peso más rápido. Pero las dietas restrictivas a menudo pueden conducir a  deficiencias nutritivas y pueden tener consecuencias graves para la salud. Además presionar el cuerpo demasiado fuerte durante los entrenamientos puede conducir a lesiones y otras complicaciones de salud.

Pero para mí lo que es potencialmente más perjudicial sin embargo, es la carga emocional de este enfoque a la pérdida de peso que puede ocasionarle a una mujer.

mujer quiere perder peso

Guay e inteligente, eso dice mamá. Guapa y perfecta, eso dice papa.

Convierte a los alimentos en el enemigo, mientras que la realidad es la opuesta. La comida es una magnífica herramienta para promover la salud y el bienestar. Este modo de pensar también hace a menudo que las mujeres etiqueten ciertos alimentos como malos y otros como buenos. Esto significa que cuando una mujer se “equivoca” y se entrega a una “mala” comida, crea que es un reflejo de su falta de fuerza de voluntad y generalmente se castiga a sí misma.

También es muy frecuente que cuando las mujeres intentan bajar de peso tratando de poner  fin a hábitos alimenticios no deseados, lo hacen sin entender completamente de dónde vienen esos hábitos alimenticios que quiere cambiar.

mujer quiere perder peso

Por ejemplo, si una mujer está tratando de dejar de comer en exceso pero no es plenamente consciente de que este comportamiento puede ser una manera de hacer frente a una necesidad emocional más profunda que no ha sido satisfecha,  probablemente se va a castigar y criticarse a sí misma duramente cada vez que “falle” y coma demasiado.

Este enfoque sólo nos prepara para el fracaso. Exige llevar a rajatabla una dieta y sugiere que quedarse corta significa que eres débil de carácter o que no vales lo suficiente.

mujer quiere perder peso

Por eso con el Método Ancla desde el principio trabajamos para que te conozcas, entiendas  tu cuerpo, y reconozcas el origen de aquello que quieres cambiar. Todo a través de ejercicios que voy proponiendo, de manera muy práctica, con unas sesiones entretenidas y muy visuales que te harán avanzar mejor sin necesidad de tanta teoría.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

CÓMO AYUDAR A UNA PERSONA QUE QUIERE BAJAR DE PESO

Cómo ayudar a bajar de peso a una persona querida, no siempre es fácil.

Hay una linea muy fina entre tratar de ayudar a bajar de peso a alguien y meterse en sus asuntos. Y más en un tema tan delicado, ¿verdad?

ayudar a bajar de peso

¿Conoces a alguien que claramente lucha con problemas por su peso?

¿Te has preguntado cómo puedes ayudar a alguien de tu familia, amigos o seres queridos  que está sufriendo por su imagen corporal, exceso de peso o con atracones?

Es un tema del que estaba deseando escribir. En mis sesiones de coaching para adelgazar, es un tema que se repite con mis clientes: lo poco comprendidas o apoyadas que se sienten con su entorno más cercano en su esfuerzo por bajar de peso.

Es importante prestar atención cuando alguien que te importa tiene una relación con la comida que le está causando malestar.

Así que voy a darte algunas sugerencias sobre la forma de ayudar a familiares, amigos o seres queridos que tengan una relación difícil con la comida y su imagen corporal. Lo que significa que comen en exceso, están constantemente a dieta, comen emocionalmente, o sienten desagrado por su cuerpo que les hace comer aún más.

ayudar a bajar de peso

Estrategia # 1 – Cariño

Por extraño que parezca, el cariño es a menudo el último lugar al cual acudimos cuando se trata de apoyar a otros sobre sus problemas alimenticios y de imagen corporal. Pero ésta es tu estrategia número uno.

Si alguien tiene un problema con su peso, no tiene que cambiar para que yo le quiera y acepte. Por supuesto que queremos que mejoren, por supuesto que queremos que llegue a donde quiere ir, pero ya tiene mi aceptación incondicional. Sigue demostrándole tu cariño incluso cuando no se está queriéndose a sí mismo en este momento.

Estrategia # 2 – Paciencia

Para muchos de nosotros es fácil ser impaciente con los demás cuando tienen hábitos o retos que podríamos pensar que son sencillos o fáciles de manejar. Pero si la gente supiera hacerlo, lo harían. Ten paciencia, tienen que saber que vas a estar allí. La paciencia es una virtud impresionante. Asegúrate de hacerles saber a las personas que te importan que estás en ésto con ellas.

Estrategia # 3 – Honestidad

Muy a menudo es fácil mirar hacia otro lado, no darse cuenta que alguien está sufriendo por la comida y su cuerpo. Podríamos optar por ignorarlo, o asumir que las cosas simplemente se arreglaran por sí mismas. Tomamos la decisión de no hacerlo real, el camino más fácil. Honestidad significa que nos pongamos a trabajar, y que digamos la verdad.

Podría significar que digamos algo como, ” me parece que no estás cómoda con tu peso y que estás haciendo todo tipo de estrategias que parecen estar haciéndote aún más infeliz”. O podrías decir algo como,” ¿sería útil para ti tener a alguien con quien hablar acerca de cómo te encuentras con la comida y con tu cuerpo? Estoy preocupada, yo sinceramente no sé cómo ayudarte, pero realmente me importas…”

Por lo menos te has mostrado, has abierto un diálogo, te has ofrecido a ti misma, has sido honesta, y estás dando a la persona que te importa una oportunidad de contar contigo. Podrían optar simplemente por no recibir tu ayuda o tu atención, pero será como sembrar una semilla. No se puede ver un resultado de inmediato, pero a menudo algo inesperado nace y brota. Atrévete a ser honesta de una manera cariñosa.

Estrategia # 4 – Implicación

Si alguien que conoces y te importa tiene cualquier problema con su peso y su imagen corporal, es fácil pensar que es su problema. Y por supuesto que en realidad así es. Pero piensa en eso de esta manera: si alguien cercano a ti tiene cualquier tipo de enfermedad o dolencia, tendrá un impacto en ti.

Sí, pertenece a la persona que lo tiene, pero  también pertenece a todos los demás que son más cercanos a esa persona. La implicación no significa que sea tu culpa, o que tomes la responsabilidad de tu ser querido. Significa que estás demostrándole tu compromiso de una manera completamente diferente. Significa que estás siendo responsable de lo que TÚ puedes hacer.

ayudar a bajar de peso

Formúlate esta pregunta: “¿Cómo puedo ayudar? ¿Qué puedo hacer por mi parte?  “

Y desde mi experiencia, mi mejor recomendación es que se lo preguntes directamente a la persona que quieres ayudar a bajar de peso. ESCUCHA, es uno de mis principales consejos de coaching.

También puedes recomendarle mi blog o cualquiera de mis redes sociales, donde publico  consejos que le podrán ayudar y sentirse apoyada. Y cuando se sienta preparada, yo misma podría ayudarle a lograr bajar de peso de una vez por todas.

facebook-metodo-anclatwitter-metodo-anclapinterest-metodo-ancla        coaching para adelgazar youtube

Si se trata de ayudar a un niño o adolescente, te recomiendo los siguientes post:

En los comentarios a continuación, por favor cuéntanos:

¿Cuál es la manera más exitosa en que has ayudado o apoyado a alguien a bajar de peso?

Si en cambio, eres tú la persona que está tratando de perder peso:

¿Cuál es la manera en la que te gustaría que te ayuden o te apoyen los demás para conseguir bajar de peso?

Me encantará conocer tu opinión.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras, te espero con ilusión la próxima semana.

Patricia-coach

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

CÓMO AYUDAR A LOS ADOLESCENTES CON SU IMAGEN CORPORAL

7 maneras de ayudar a los adolescentes a tener una imagen corporal positiva.

Como coach trabajo con muchas personas que tienen inseguridades acerca de sus cuerpos que pueden ser intensas en algunas ocasiones. Es algo que les hace sentir realmente mal. Y ésto puede ser particularmente desafiante en adolescentes que están a menudo luchando para encajar, al mismo tiempo que están empezando a descubrir quiénes son como personas jóvenes e independientes. Si eres madre, o un adulto que está involucrado de alguna manera en la vida de un adolescente, aquí están algunas maneras en las que puedes ayudarlos a establecer una imagen corporal positiva.

adolescentes

1 – Haz lo que dices.

Una cosa es decir a los adolescentes que acepten sus cuerpos, pero si están viendo a los adultos  constantemente criticar sus propias apariencias o las de los demás, van a seguir su ejemplo. No te rindas delante de los adolescentes en tu vida. Evita decir cómo esos pantalones te hacen gorda, o cómo tu pelo es un desastre hoy… En lo posible deja que los adolescentes te vean respetar tu cuerpo y quererte a ti misma. Además ten cuidado en la forma de referirte a los demás, evita describir a las personas por su aspecto físico y menos aún de forma peyorativa.

2 – Fomentar las actividades que construyen la confianza.

A menudo desarrollamos preocupaciones de imagen corporal cuando sentimos que tenemos que cambiar nuestra apariencia con el fin de hacer que otros nos quieran o acepten. Estos sentimientos pueden ser particularmente agudos entre los adolescentes. Trata de animarles a participar en actividades que les ayuden a ver que tienen amplias fortalezas y  talentos que no tiene nada que ver con su apariencia.

3 – Empieza antes.

No esperes hasta que sean adolescentes para empezar a ayudar a construir su autoestima. Comienza animándolos cuando son niños. Aunque es tentador remarcar lo guapo que tu hijo o hija te parece, hay que tratar de no caer siempre en ese comportamiento. No hay nada malo en hacer cumplidos sobre la apariencia de tu hijo, pero no olvides decir y hacer cosas para reforzar sus otros puntos fuertes. Recuérdale a tus hijos lo inteligentes, creativos, generosos o valientes que son también, por ejemplo…. Dales una base sólida para que en el momento en que están frente a la intensa presión de sus compañeros de la escuela secundaria, no les tome por sorpresa.

imagen corporal adolescentes

4 – Habla con ellos.

Los adolescentes no siempre se inclinan por abrir sus sentimientos a sus padres. Toma la iniciativa. Inicia conversaciones con ellos sobre la representación en  los medios de la belleza, por ejemplo. Ponte a su nivel y hazles saber que los entiendes. Hazles saber que sus preocupaciones son válidas y comprensibles.

5 – También escucha.

Por mucho que quieras dar tu opinión, a veces lo mejor que puedes hacer es escucharlos y mostrar empatía. Si alguien en la escuela hizo un comentario sarcástico sobre su apariencia, probablemente no te necesiten para resolver su problema. En su lugar lo que necesitan es sentirse escuchados, comprendidos y apoyados. Diles que sabes cómo se sienten, que entiendes lo difícil que es, y que has estado en su lugar también.

6 – Distinguir entre estar sano y la belleza irreal.

Culturalmente a menudo se confunde estar delgada (para mujeres) o musculoso (para los hombres) con estar sano. Pero ese tipo de físicos, en algunas ocasiones, se logran como resultado de estilos de vida que son todo lo contrario. A veces son resultado de buscar atajos insanos. Deja que los adolescentes te vean llevar un estilo de vida saludable porque respetas tu cuerpo y te cuidas, no porque estás tratando de bajar una talla para ponerte un vestido o porque llega el verano…

imagen corporal adolescentes

7 – Reduce las redes sociales.

Anima a los adolescentes a tomar descansos en Facebook e Instagram. Mientras que los medios de comunicación social tienen un montón de cosas interesantes que ofrecer, la cultura “Selfie” (Autofoto) puede hacernos sentir como que tenemos que estar listos para la cámara todo el tiempo. ¡Eso es mucha presión! Recuerda a tus hijos adolescentes que no tienen que documentar todo lo que hacen, que está bien pasar el rato en viejos pantalones vaqueros, una camiseta y la cara lavada para variar…

adolescentes selfie

Ayudar a los adolescentes  a establecer un profundo sentido de autoestima que no dependa de si los demás los perciben como físicamente atractivos, les ayudará enormemente a medida que avanzan a una edad adulta. Les permitirá aceptarse y cuidarse a sí mismos, y  a construir una vida más auténtica y plena.

 Si quieres trabajar en tu propia relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes ponerte en contacto conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube