CÓMO APRENDER DE LOS ERRORES

Aprende cómo afrontar los errores.

No es fácil saber lidiar con los errores, sobre todo con los propios. En mi caso reconozco que ha sido una asignatura que me ha costado mucho aprobar.

Solemos ser más transigentes con los errores de los demás que con los de uno mismo. Yo misma juzgo con más dureza mis propios errores que los de los demás, me da mucha rabia cuando me doy cuenta de que me he equivocado.

La trampa de cometer un error, sobre todo a la hora de tratar de perder peso, consiste en que generalmente aparece la mentalidad de perdidos al río”: si ya he cometido un error, qué más da que lo siga cometiendo…

aprender errores

Probablemente reconozcas este razonamiento-trampa:

“Si me he saltado la dieta un día es más probable que ya la abandone por completo, ya no merece la pena seguir intentándolo”

Nuestra mentalidad sobre los errores desempeñan un papel crucial a la hora de determinar nuestras acciones.

Cuanto mejor entiendas tu forma de enfrentarte a los contratiempos, mejor equipada estarás para poder modificar tus patrones contraproducentes de pensar y comportarte.

El truco consiste en ver los errores como oportunidades de las que puedes aprender.

Para empezar, nadie intenta deliberadamente cometer fallos o echar las cosas a perder. Cada uno de nosotros se levanta por la mañana tratando de hacer las cosas lo mejor que puede.

Los errores nos ofrecen una poderosa oportunidad de aprender y crecer.

cometer errores

Pero no cometas el mismo error más de una vez. Eso indicaría que te estás resistiendo a aprender la lección, que no estás escuchando a la vida, y que no estás prestando atención.

La mayoría de las personas muchas veces ni siquiera lo intentan por miedo a cometer errores, lo que interpretan como un fracaso.

Recuerdo una cliente a la que le costó mucho dar el paso de empezar con las sesiones de coaching para adelgazar precisamente porque tenía miedo de arriesgarse de nuevo y cometer errores. Ya había probado tantas cosas sin éxito para intentar bajar de peso…

Mi trabajo se centró no sólo en echar abajo su temor a cometer errores, sino también en definir pasos pequeños que pudiera dar para enfrentarse a situaciones que temía, en vez de huir de ellas. Algo que he descubierto con muchas otras personas con las que he trabajado:

Cada logro te da fuerzas para enfrentarte al siguiente reto.

Aunque el proceso de aprender a aceptar los errores como información de aprendizaje para el futuro no es de un día para otro, me gustaría compartir contigo una de las fórmulas que utilizamos para trabajar sobre ello.

Para conseguir que un fallo se convierta en aprendizaje sigue estos pasos:

error

Después de un error, le debe seguir un análisis que te lleve a una conclusión que incluya un cambio.
Piensa en la influencia de los errores en tu vida, puede que te sea de ayuda. Vale la pena pensar en ello.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtubetwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazar

También te puede interesar:

2 pensamientos en “CÓMO APRENDER DE LOS ERRORES”

  1. A mi también me cuesta mucho no “ponerme verde” cuando cometo un error, lo que no suelo hacer nunca cuando el error lo comete otra persona.
    Aprender, aprovechar la oportunidad que los errores nos ofrecen y sobre todo, cometer errores nuevos, siempre los mismos. ¡Me quedo con todo tu post!
    Muchas gracias, Patricia. ¡Un abrazo!

  2. Me parece clave la frase: “El truco consiste en ver los errores como oportunidades de las que puedes aprender”.
    Y también creo que debo trabajar en esa “manía” de ser menos amable con mis errores que con los de los demás.
    Un post con mucho sentido común.
    ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.