DÉJATE GUIAR POR TU INSTINTO

¿Cómo puedo conseguir guiarme por mi instinto alimenticio?

¿Y cómo reconozco mi instinto alimenticio?

Ésta ha sido la pregunta que me han estado haciendo desde que publiqué el post que tanto ha gustado sobre COMER COMO UN ANIMAL.

instinto alimenticio

Por eso he preparado 4 consejos para seguir tu instinto alimenticio:

#1. Come sólo cuando  te lo pida el cuerpo.

No comas ajustándote al horario de otros. No comas porque “Es la hora de cenar, creo que tengo que comer algo”. Consulta a tu organismo. ¿Te está pidiendo comer? Si no tienes  realmente ganas de comer, no comas. Deja de comer porque “toca”. Escucha a tu cuerpo. Nunca te dejará morirte de hambre. Piénsalo bien, ¿has visto alguna vez en la naturaleza un animal obeso?

#2. Come sólo hasta que te hayas alimentado… y no más.

En vez de llenar tu plato hasta arriba, prueba a servirte menos comida de la que creas que vas a comer. Come eso y luego consulta a tu cuerpo unos segundos. Si tu cuerpo está satisfecho, no tienes por qué seguir comiendo.

Tu cuerpo puede preferir comer varias veces al día en porciones pequeñas cuando sientas hambre, en vez de atracarse unas cuantas veces al día.

#3. Ten una mentalidad abierta respecto a los alimentos.

Busca variedad de sabores sanos entre los que puedas elegir. Si nunca pruebas el brócoli, las espinacas u otras verduras ricas en hierro, no sabrás con qué satisfacer el hambre cuando tengas deficiencia de hierro. Si piensas  que el brócoli, las espinacas o cualquier otro tipo de alimento nutritivo “no te gustan”, quizá se deba a que te obligaron a comer esos alimentos cuando tu cuerpo no los necesitaba y cuando no te apetecían.

—¡Cómete las espinacas, hija! —¡No quiero!
—Pues tienes que comerlas. —¡Me dan asco!

niños comer

Éstas son las situaciones que hacen coger manía a algunos alimentos, y que luego nos acompañan incluso en edad adulta.

Recuerdo que una cliente me contó que cuando era pequeña estuvo varios meses hospitalizada y que las monjas del hospital le obligaban a comer sopa todas las noches. Todavía le daban nauseas sólo de pensar en una sopa, pero después de las sesiones de coaching para adelgazar ahora es ella la que prepara unas deliciosas sopas para cenar muchas noches en su casa.

#4. Trata a tus hijos como a ti misma.

No les obligues a comer cuando no quieren, y no les hagas tragar nada que hayan probado y rechazado. Limítate a ofrecerles una variedad de alimentos sanos para que ellos elijan. Deja de armar escándalos y pelear en las comidas. Olvida los postres, las recompensas de azúcar refinada por haberse comido esas “horribles” espinacas. Deja de llenar tu despensa de comida basura y verás muy pronto cómo tus hijos buscan y piden alimentos sanos. Si refuerzas los malos hábitos alimentarios y no instintivos, no te sorprendas luego si tus hijos no quieren comer alimentos sanos. En cambio si se les tienta con comida más sana y apetitosa que la comida basura, dejarán de consumirla.

intinto alimenticio

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

También te puede interesar:

Un pensamiento en “DÉJATE GUIAR POR TU INSTINTO”

  1. ¡Genial!
    Y como padre quiero agradecerte que hagas mención a la creación de buenos hábitos desde la más tierna infancia.
    Nosotros hemos conseguido mucho más en nuestras hijas con el ejemplo que les damos que con regañinas y “malos rollos” a la hora de comer.
    ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.