Archivo de la etiqueta: comer emocionalmente

4 FORMAS DE AYUDARTE SI COMES SEGÚN TUS EMOCIONES

Cómo ayudarte si comes según tus emociones.

Todos en un momento u otro comemos emocionalmente, por eso quiero ayudarte si comes dejándote llevar por tus emociones habitualmente.

Preparamos comida a nuestros amigos y familiares con motivo de cualquier celebración, les hacemos a nuestros hijos sus comidas favoritas como muestra de nuestro amor por ellos, celebramos momentos felices con una comida especial, regalamos bombones como una expresión de nuestro cariño, y elegimos nuestro plato preferido cuando buscamos sentirnos reconfortados.

emociones

La comida está  ligada a nuestros sentimientos. Después de todo, somos seres emocionales. Por eso no es de extrañar que seamos comedores emocionales. Desde el momento mismo de nacer se crea la conexión entre la comida y el amor, como un vínculo madre-hijo.

Es completamente normal.

Quiero hablarte de comer emocionalmente porque verás que nos hemos vuelto emocionalmente dependientes de hábitos como los atracones, hacer dietas crónicas, rechazar nuestro cuerpo, mantener un diálogo interno negativo o comer en exceso compulsivamente.

O cuando ab-usamos de la comida como nuestra principal forma de enfrentar y manejar nuestros sentimientos, al “comernos” nuestros sentimientos en lugar de sentirlos.

emociones

Por eso he preparado 4 consejos si acudes a la comida para sentirte realizada, como consuelo, como un premio o te sientes cansada de tus propias emociones.

Son algunos de los pasos en los que trabajamos desde las primeras sesiones de coaching para adelgazar.

  1. Haz un diario de lo que comes y tu estado de ánimo.

Llevar un diario de tu estado emocional en relación a los alimentos que eliges en ese momento, te hará ser consciente de las emociones que provocan que busques determinada comida. Conocer tu patrón de alimentación emocional es el primer paso para poder cambiarlo.

  1. Haz una lista de tus necesidades y deseos.

Hacer una lista de lo que necesitas, lo que deseas y lo que anhelas te servirá de gran ayuda.   Descubrirás si la comida puede ser un sustituto de tus necesidades no satisfechas. Cuando  eres capaz de reconocer tus necesidades, escribirlas, verlas con claridad escritas en un papel, entonces tendrás una oportunidad de encontrar formas de satisfacer tus necesidades en vez de utilizar la comida  como un sustituta para cumplir tus deseos insatisfechos.

  1. Practica la respiración y la meditación.

Crear una práctica de respiración lenta y de meditación te ayuda a estar más conectada con tu propio cuerpo y tus emociones. Cuando estás conectada, eres menos propensa a ignorar y suprimir tus sentimientos al estar en comunicación directa con tus verdaderos deseos en ese mismo momento.

La respiración y la meditación también tienen un impacto directo en el sistema nervioso parasimpático, que es la respuesta a la relajación. Al estar relajada serás mucho más capaz de escuchar los verdaderos mensajes de hambre o saciedad del cuerpo. Cuando estés relajada ya no estarás en las garras de comer con estrés.

  1. Reduce la velocidad y come disfrutando.

Comer aquello que te gusta de una manera relajada que te permita saborear la comida, activa la respuesta de relajación. Trae a tu cuerpo en el momento presente e invita a entrar en una relación consciente con la comida.

emociones

Cuanto más conscientes, despierta y atenta consigas estar con tu cuerpo y tus emociones más capaz serás de responder a lo que realmente necesitas. Cuando puedas escuchar honestamente tus emociones y las necesidades que puedan expresar, entonces podrás darles de comer el alimento que realmente necesitan y que poco tiene que ver con la comida: atención, amor, reconocimiento, diversión…

Cuando empieces a alimentar tus emociones, dejarás de acudir a la comida como un sustituto que ya habrás descubierto que no funciona.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Recuerda que puedes seguir encontrándome siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazar coaching para adelgazar youtube

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu bandeja de entrada:

COMER POR ABURRIMIENTO

¿Cuántas veces comes por puro aburrimiento? Sencillamente para entretenerte con algo…

Durante mi formación me prepararon para resolver numerosos motivos emocionales que llevan a comer en exceso: baja autoestima, baja tolerancia a la frustración, distorsiones sobre la imagen corporal, hábitos inadecuados, repetición de patrones familiares… Pero si te soy sincera, mi experiencia me demuestra que uno de los motivos que más se repite es el aburrimiento.

comer-por aburrimiento

Algo tan “superficial” y cotidiano como es el aburrimiento, sin embargo se repite como uno de los factores que más influyen en el aumento de peso . Te invito a que prestes atención a la cantidad de veces que te sorprenderás comiendo por puro aburrimiento. Simplemente por entretenerte con algo.

Te garantizo que la mayoría de mis clientes son mujeres muy ocupadas sin casi tiempo para sí mismas. Aquí está la contradicción y a la vez la clave.

A pesar de estar tan ocupadas la mayoría de las veces lo están con cosas que no les llenan. Y buscamos llenar ese vacío con la comida.

Por eso muchas de mis clientes se sorprenden cuando al principio de las sesiones de coaching para adelgazar, trabajamos precisamente en repasar cada una de las facetas de su vida y lo plenas que se sienten con cada una de ellas.

Choca que en un método para adelgazar te hagan preguntarte algunas cosas que quizás no te habían hecho plantearte antes. Entiendo que la pérdida de peso en la mayoría de los casos esté enfocado a decirte en lo que tienes o no tienes que hacer. Pero yo te propongo algo muy distinto, con resultados muy diferentes. Y lo nuevo siempre sorprende.

comer-por-aburrimiento

Muchas veces incluso cuesta reconocerlo, y se buscan tres pies al gato tratando de encontrar motivos más complejos o profundos. Porque con la vida tan acelerada que llevamos, ¿cómo admitir que me aburro?


¿Quién cuelga en sus redes sociales un momento aburrido? Ahora parece que de repente todos tenemos que tener vidas glamourosas, llenas de momentos felices y experiencias fabulosas.

comer-aburrimiento
La presión de ser madres perfectas nos lleva también a uno de los momentos que más cuesta admitir: a veces me aburro en mi tiempo libre. Tantas horas en un fin de semana o en vacaciones tratando de hacer cosas entretenidas todo el rato es agotador.

Soy una mala madre porque mis hijos se aburren, porque yo me aburro. ¡Hagamos palomitas o vayamos a comprar chuches! Y de paso yo me como unas cuantas…

aburrimiento

O me aburro en el trabajo y sólo cuento las horas que quedan entre la hora del desayuno y la comida… Y de paso me escapo un momentito a la máquina a por una chocolatina.

¿Has vivido realmente un montón de días o has vivido un día un montón de veces?

La vida no es aburrida pero alguna gente escoge aburrirse.

El aburrimiento implica la incapacidad para usar el momento presente en actividades que te ayuden a realizarte.

El aburrimiento es una opción, una elección, algo que tú misma te impones y es uno de esos elementos autodestructivos que puedes eliminar de tu vida.

Cuando malgastas tu tiempo en no hacer nada como alternativa a la posibilidad de hacer cualquier cosa. El no hacer nada conduce al aburrimiento.

aburrimiento

La tendencia general es echarle la culpa al entorno por el aburrimiento:

“Este trabajo es realmente aburrido” o “¡Qué domingo tan aburrido!”.

Pero eres tú la que experimenta el aburrimiento y puedes eliminarlo haciendo alguna otra cosa con tu mente en ese momento.

El aburrimiento es debilitante y malsano psicológicamente.

Haciendo lo que quieres, ahora, o usando tu mente de forma creativa y nueva, ahora, te aseguras evitar comer por aburrimiento. Como siempre, la decisión está en tus manos.

¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?

aburrimiento

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

5 FORMAS DE MEJORAR TU ESTADO DE ÁNIMO CON LA COMIDA

¿Cómo influye tu estado de ánimo según lo que comes?

Cuando comemos llevados por nuestro estado de ánimo, es lo que llamamos comer emocionalmente y es una parte importante sobre la que trabajamos en las sesiones de coaching para adelgazar.

estado de ánimo comida

Pero, ¿y en sentido contrario?

¿ Lo que comes puede influir en cómo te sientes?

Tu estado de ánimo depende muchas veces de por qué, cuándo y cómo se come. Seguramente habrás experimentado  el mal humor que sientes cuando llevas varias horas sin comer…

Lo que muchos de nosotros podríamos no tener en cuenta es hasta qué punto nuestro bienestar emocional está condicionado por nuestros hábitos alimenticios, sobre todo a largo plazo.

No me refiero sólo a cuando nos saltamos las comidas. Se trata de la calidad de los alimentos que comemos y los aportes nutricionales que recibimos de ellos.

estado de ánimo

Por eso te he preparado consejos para ayudarte a utilizar los alimentos para mejorar tu estado de ánimo:

# 1 – Deja de contar calorías.

Comer en exceso provoca que te sientas pesada y desganada. Seguro que ya lo habrás comprobado.

Pero CONTAR CALORÍAS NO FUNCIONA. Y además de no funcionar, te hará sentir que tienes que estar controlando permanentemente lo que comes y puntuándolo mentalmente… Y eso es agotador y frustrante como ya sabes.

# 2 – No tengas miedo de la grasa.

Es un error común creer que la grasa es lo que engorda. En realidad hay grasas saludables, naturales, que son una parte crucial de una dieta equilibrada.

Además, muchos alimentos “bajos en grasa” y con “grasa reducida” usan ingredientes artificiales para tratar de simular la textura y sabor que la grasa natural proporciona, y los aditivos pueden tener efectos negativos para la salud. Tu estado de ánimo se verá afectado si estás abandonando algún macronutriente importante y reemplazándolo con ingredientes sintéticos potencialmente dañinos.

# 3 – Tómalo con calma respecto al azúcar.

Si alguna vez has estado cerca de a un niño que acaba de tomarse un trozo de tarta de chocolate, sabes que el azúcar te da energía.

El subidón del azúcar no se refiere sólo a nuestro nivel de energía, también  a nuestro estado de ánimo. Puedes sentirte de buen humor cuando estás en la cima del subidón de azúcar. Los altibajos que aporta una dieta alta en azúcar significan que tan pronto como tu energía comienza a sumergir, tu estado de ánimo le sigue. Lo que necesitas es una dieta que proporcione energía constante, que te ayudará a mantener su estado de ánimo más estable.

A diferencia del azúcar y otros carbohidratos que son fuentes rápidas de combustible, las proteínas aportan energía sostenida. Al evitar los altibajos de las sacudidas y caídas de energía, somos menos propensos a experimentar cambios de humor.

estado de ánimo comida

# 4 – Comer comida de verdad.

Ya hemos hablado de la grasa, el azúcar y las proteínas. La conclusión es que es importante comer alimentos que en realidad nos nutran. Que de verdad alimenten, no sólo que llenen el estómago.

Ésto mejora nuestro estado de ánimo. Todos sabemos que cuando nos sentimos mejor físicamente, nos sentimos mejor psicológicamente. Mientras que las dietas bajas en calorías y bajas en grasa generalmente afectan negativamente nuestro estado de ánimo a través de la privación, el otro extremo es comer en exceso, lo que nos hace sentir lentos y pesados con pocas ganas de hacer nada.

Pero como los alimentos ricos en nutrientes son más saciantes que los productos altamente procesados, al tratarse en gran parte de sólo calorías vacías, nos sentiremos llenos más pronto y seremos menos propensos a comer en exceso.

# 5 – Escucha a tu cuerpo.

Este punto ya me lo habrás escuchado más veces. Y es que por ser el último no es el menos importante, todo lo contrario. Es algo que trabajamos en las sesiones de coaching para adelgazar y que en el pasado post de COMER COMO UN ANIMAL ya te mencionaba.

Si te encuentras a menudo quejándote o sintiéndote “que nada te llena”, presta atención a lo que tu cuerpo te está diciendo.

¿Te sientes quemada? Si es así, tomate un tiempo para relajarte y descansar. RELÁJATE Y QUEMA CALORÍAS.

Sé consciente de cómo te sientes cuando comes ciertos alimentos. Si un determinado tipo de comida te hace sentir desanimada, corta tu dieta por unos días y observa si tu estado de ánimo mejora.

estado de ánimo comida

Ten paciencia a medida que incorporas estos consejos en su estilo de vida. Pequeños cambios conducen a grandes cambios, así que empieza con uno o dos a la vez y presta atención a cómo tu cuerpo reacciona a cada uno.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube

CUANDO UNA MUJER QUIERE PERDER PESO

¿Hay alguna diferencia entre un hombre y una mujer cuando quiere perder peso?

Quien me conoce sabe que no me gusta generalizar, pero por mi experiencia profesional he comprendido que cuando una mujer quiere perder peso no puedo trabajar igual que cuando lo hago con un hombre.

La mayoría de mis clientes son mujeres, pero cada vez trabajo más con hombres y el enfoque no es el mismo. Ni la motivación, ni los puntos de dolor. De hecho tengo bien diferenciadas mis sesiones de coaching para adelgazar según se trate de un hombre o una mujer que quiere perder peso.

mujer quiere perder peso

No utilizo el mismo lenguaje, ni propongo los mismos ejercicios ni utilizo las mismas diapositivas.

Así que he querido escribir este post para explicar mi punto de vista y responder por qué me dirijo principalmente a las mujeres. Aunque trabajo con hombres muy a gusto y con muy buenos resultados. Y por otro lado no se me ocurre colocar únicamente a la mujer en la necesidad de bajar de peso.

Los cánones arbitrarios de belleza tienen un impacto negativo tanto en mujeres como en hombres.

Pero hay algo que me molesta especialmente en la forma de enseñarles a las mujeres y las niñas que su valor como seres humanos está conectado en gran parte a su atractivo físico. Incluso las mujeres con profesiones que no tienen nada que ver con la apariencia física son analizadas constantemente sobre su aspecto físico, cómo viste o cómo se peina…

mujer quiere perder peso

No es de extrañar entonces que cuando una mujer quiere perder peso lo haga desde un lugar de desesperación. En un esfuerzo por ganar la aprobación de los demás buscan la solución que les ayude a deshacerse de la mayor cantidad de kilos lo más rápido posible.

Te pondré algunos ejemplos: contar calorías, dietas que obligan a llevar un registro de los “puntos”, y en casos más graves, trastornos de alimentación.

A estas alturas ya están demostradas la multitud de efectos perjudiciales que tienen en la salud y aún así se siguen haciendo en un intento desesperado de bajar de peso más rápido. Pero las dietas restrictivas a menudo pueden conducir a  deficiencias nutritivas y pueden tener consecuencias graves para la salud. Además presionar el cuerpo demasiado fuerte durante los entrenamientos puede conducir a lesiones y otras complicaciones de salud.

Pero para mí lo que es potencialmente más perjudicial sin embargo, es la carga emocional de este enfoque a la pérdida de peso que puede ocasionarle a una mujer.

mujer quiere perder peso

Guay e inteligente, eso dice mamá. Guapa y perfecta, eso dice papa.

Convierte a los alimentos en el enemigo, mientras que la realidad es la opuesta. La comida es una magnífica herramienta para promover la salud y el bienestar. Este modo de pensar también hace a menudo que las mujeres etiqueten ciertos alimentos como malos y otros como buenos. Esto significa que cuando una mujer se “equivoca” y se entrega a una “mala” comida, crea que es un reflejo de su falta de fuerza de voluntad y generalmente se castiga a sí misma.

También es muy frecuente que cuando las mujeres intentan bajar de peso tratando de poner  fin a hábitos alimenticios no deseados, lo hacen sin entender completamente de dónde vienen esos hábitos alimenticios que quiere cambiar.

mujer quiere perder peso

Por ejemplo, si una mujer está tratando de dejar de comer en exceso pero no es plenamente consciente de que este comportamiento puede ser una manera de hacer frente a una necesidad emocional más profunda que no ha sido satisfecha,  probablemente se va a castigar y criticarse a sí misma duramente cada vez que “falle” y coma demasiado.

Este enfoque sólo nos prepara para el fracaso. Exige llevar a rajatabla una dieta y sugiere que quedarse corta significa que eres débil de carácter o que no vales lo suficiente.

mujer quiere perder peso

Por eso con el Método Ancla desde el principio trabajamos para que te conozcas, entiendas  tu cuerpo, y reconozcas el origen de aquello que quieres cambiar. Todo a través de ejercicios que voy proponiendo, de manera muy práctica, con unas sesiones entretenidas y muy visuales que te harán avanzar mejor sin necesidad de tanta teoría.

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching-contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente en tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube