Archivo de la etiqueta: ejercicio físico

4 CONSEJOS PARA QUE TUS HIJOS HAGAN EJERCICIO

He preparado 4 consejos prácticos para que ayudes a tus hijos a que les guste hacer ejercicio.

El ejercicio físico es parte fundamental en la educación de tus hijos.

Aprovechando que ya han terminado el cole y tienen más tiempo libre, es el momento ideal para ayudarles a incorporar el ejercicio físico como parte de su tiempo libre.

hacer ejercicio niños

Les estarás proporcionando un hábito extraordinario tanto a nivel físico como mental.

Además de los muchos beneficios  que aporta desarrollar algún tipo de actividad física para ayudar a gestionar la frustración, trabajar en equipo y favorecer la superación personal.

Creo sinceramente que uno de los mayores legados que puedas dejar a tus hijos es incorporar a sus vidas el ejercicio físico.

niños ejercicio

En mi anterior post sobre CÓMO EVITAR LA OBESIDAD INFANTIL ya explicamos que la actividad física ayuda a reducir la grasa corporal, combate la ansiedad y mejora la autoestima también en los niños.

Por desgracia ya no es tan fácil ver que los niños y el ejercicio vayan de la mano.

Hay una gran cantidad de distracciones que hacen que sea fácil no querer hacer ejercicio, incluidos los teléfonos, juegos de video, y la televisión a la carta. Pero todavía hay muchas maneras de cultivar una relación positiva con el ejercicio para los niños.

hacer ejercicio hijos

Vamos a explicar algunas pautas para que tus hijos hagan ejercicio:

1. Modelo del Comportamiento.

A una edad temprana los niños hacen lo que haces, no lo que dices. Si le dices a un niño que limpie su habitación, pero nunca limpias tu habitación, entonces les va a costar ver la importancia de esa tarea. Claro que puedes decirles que deben hacerlo “porque tú lo dices,” pero no van a asignarle ningún valor a la actividad.

Lo mismo ocurre con el ejercicio. Si los padres no tienen una práctica de ejercicio alegre, será más difícil que a sus hijos les  guste naturalmente el ejercicio y quieran hacerlo. Así que antes de decirles a tus hijos que hagan más ejercicio, mira cuánto ejercicio practicas en tu propia vida.

hacer ejercicio

Recuerda el post que escribí sobre CÓMO HACER EJERCICIO SIN QUE SEA UN SACRIFICIO.

La palabra “ejercicio” puede ser un disparador, ya que se suele asociar con una imposición o un sacrificio. Así que  para el resto de este artículo, lo vamos a cambiar por la palabra movimiento,

¿Cómo sacas tiempo para moverte cada día?

¿Invitas a tus hijos a que te acompañen en tus actividades de movimiento?

hacer ejercicio hijos

¿Hacéis paseos familiares al aire libre cuando el tiempo lo permite?

¿Pones música y bailas solo por diversión?

Si evitas moverte y prefieres estar tirada en el sofá, entonces tus hijos aprenderán este comportamiento.

No es fácil sacar tiempo para moverte. Lo se. Es una de los puntos que trabajamos desde las sesiones de coaching para adelgazar: la gestión eficaz del tiempo.

Se necesita una planificación, pero las recompensas son increíbles. Todos tenemos horarios ocupados por lo que hay días en los que no podremos, pero hacemos de esto la excepción, no la regla.

Para los niños mayores, usa un calendario para reservar tiempo para el movimiento. Comienza con un par de días a la semana y organiza sobre eso. Planifica excursiones en familia, caminar, tiempo en la piscina, o incluso un concurso de abdominales. En días de mucho trabajo, simplemente haz una caminata de 20 minutos después de la cena, y los fines de semana o cuando el tiempo lo permita, planifica una excursión más larga.

Pídeles a tus hijos que planifiquen un día familiar mensual que involucre el movimiento.

hacer ejercicio hijos

Haz que sea divertido y algo que esperar. Que el premio no sea la comida, unas chuches o un bollo. Que el premio sea pasar tiempo en familia en movimiento.

Esta es una práctica que es mejor empezar lo antes posible en la vida. Conviene que sea un hábito establecido antes de la adolescencia, pero nunca es demasiado tarde para empezar.

2. Fomenta pero no exijas la participación en deportes.

Los deportes son una forma increíble para que los niños implementen la  actividad y la forma física en sus vidas. La mayoría de los municipios tienen acceso a programas de deportes para niños de todas las edades a través de escuelas, centros recreativos y clubes infantiles. Mientras que algunos niños nacen con la pasión natural y el talento para ciertos deportes, muchos niños necesitan estímulo y paciencia a la hora de probar nuevos deportes.

Los padres que crecieron jugando al fútbol animarán naturalmente a su hijo pequeño a jugar al fútbol.  Pero dedicar a tu hijo a una edad temprana a un deporte puede ser contraproducente, pueden “quemarse” en la actividad deportiva y rechazarlo todo.

Mantente abierta a todas las diferentes actividades deportivas.

Mientras que los deportes de equipo como el fútbol y el ​​baloncesto son muy populares, hay muchas oportunidades de practicar deportes individuales, como danza, tenis, artes marciales, correr, esgrima. Las opciones son infinitas. A una edad temprana lleva al niño a diferentes juegos y parques para que observe toda la acción. Encuentra familiares, amigos o hermanos mayores que estén participando en un deporte y apóyalos animándoles en sus partidos o eventos deportivos.

Esta es una gran manera de estar involucrado en tu comunidad y permitir que tu hijo sea parte de un grupo. Pero debes ser respetuoso con el nivel de confort individual de tu hijo en los deportes. No todos los niños tienen la personalidad para deportes en equipo, o poseen la visión atlética natural para participar en niveles competitivos. Y eso es completamente normal.

Hay un montón de maneras de incorporar hábitos saludables de ejercicio sin deporte.

hacer ejercicio hijos

Te cuento ésto porque a mi padre le encantaba el tenis y nos apuntó a clases con toda su buena intención. A mi se me daba fatal y era un espanto el día de entrenamiento. Sin embargo a uno de mis hermanos se le daba especialmente bien y ganaba trofeos mientras yo era el pato mareado de mi familia… Crecí con la convicción errónea que como no se me daba bien el tenis, entonces era que yo no valía para ningún deporte.

Y lo que no se te da bien, pues no te gusta.

No fue hasta mucho más tarde en el que yo ya pude elegir mis propias actividades, hasta que descubrí que se me dan bien otro tipo de actividades físicas con las que además disfruto muchísimo.

3. Descubre el talento único de tu hijo.

Siguiendo con la línea de lo que te contaba, tanto para los adultos como para los niños encontrar “su movimiento”  es un viaje para  toda la vida.

Al igual que superan la fase de “odio las verduras”, sus necesidades y gustos por diferentes actividades cambiarán con el tiempo. Sigue ofreciéndoles  una variedad de actividades e invítales a que participen para desarrollar preferencias por diferentes cosas.

Aprovéchate de las aplicaciones y las tecnologías con las que están familiarizados. Por ejemplo en YouTube hay un montón de vídeos con ejercicios para probar.

Enséñale a tu hijo a conectar con su cuerpo al realizar actividades. Pregúntales cómo le hace sentir antes, durante y después. El movimiento puede ayudar de manera espectacular a estimular la confianza en si mismos.

Recuerda que los niños deben ser respetados y permitírseles tener sus propios gustos y disgustos en torno al ejercicio.

Evita la comparación y la perfección.

Su relación con el ejercicio va a cambiar y evolucionar con el tiempo, y puedes estar allí para apoyar este proceso.

Esto nos lleva a nuestro consejo final sobre los niños y el ejercicio:

4. No asocies el ejercicio con el peso o la imagen corporal.

La industria de las dietas ha adoptado el mundo del ejercicio como un factor principal en la pérdida de peso.

Sin embargo nosotros vamos a enfocarlo a los beneficios que el ejercicio proporciona para la salud general, independientemente del peso. El movimiento regular puede reducir la ansiedad y la depresión, mejorar la función cerebral, acelerar el metabolismo, promover el sueño, y mejorar la autoestima sólo para nombrar unos pocos beneficios.

hacer ejercicio hijos

Desde el Método Ancla  enseñamos que un movimiento alegre es una práctica que mejora tu salud y crea una imagen corporal positiva. El ejercicio no debe estar directamente asociado con la pérdida de peso. Una relación desordenada entre el cuerpo, la alimentación y el ejercicio puede ocurrir si se coloca demasiada presión en los niños a hacer ejercicio con el fin de que cambien la apariencia de su cuerpo o para bajar de peso.

Si ya me conoces sabrás que desde las sesiones de coaching para adelgazar creemos que los cuerpos sanos son en todas las formas y tamaños. Como padres creo que debemos enseñar a nuestros hijos a querer el movimiento y el ejercicio para el bien de la salud y el bienestar general. Encontrar actividades físicas que realmente les gusten es una experiencia de crecimiento personal y debe ser celebrado por eso mismo.

Es hora de cambiar nuestra forma de pensar sobre el ejercicio. En lugar de verlo como una tarea o sentir presión para terminar tus 60 minutos de hoy, busca tiempo para encontrar el movimiento que disfrutes. Y ayuda a tus hijos a encontrar los movimientos que  disfruten.

Todo comienza con un solo paso.

hacer ejercicio hijos

Si quieres mejorar la relación con tu imagen corporal y con la comida, puedes contactar conmigo para el programa de 8 sesiones del Método Ancla diseñado para transformar tu relación con la comida.

coaching contactar

Si te ha gustado el post y se te ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compártelo.  Mientras te espero con ilusión la próxima semana,

coach-patricia

No te pierdas ninguna nueva publicación con recomendaciones gratuitas sobre coaching para adelgazar recibiéndolas cómodamente desde tu correo:

Recuerda que también puedes encontrarme  siempre que quieras en:

facebook-coaching-adelgazartwitter-coaching-adelgazarpinterest-coaching-adelgazarcoaching para adelgazar youtube