¿Te imaginas cómo podría
ser tu propio testimonio?



68 pensamientos en “

  1. Cuando descubrí el método ancla me parecía que explicaba perfectamente lo que a mi me pasaba con la comida, como me sentía y la necesidad de adquirir un control sobre lo que comía . Me sentía tan identificada y estaba totalmente de acuerdo en que el problema no lo iba a poder resolver únicamente con una dieta y entonces me anime a hacerlo.
    Antes de comenzar la primera sesión tenía algunas dudas, ya que creía que el método ancla no me iba a aportar nada nuevo o nada que ya no supiera, ya que llevaba muchos años tratando de resolver el problema primero por medio de dietas y después con ayuda psicológica.
    Comencé el programa del método ancla con Anna y me encontré con una persona cercana y natural que me proporciono desde el primer momento unas estrategias sencillas y prácticas que se podían introducir fácilmente en mi día y día. Anna me proporcionó algo muy importante y es que toda la teoría que me iba mostrando tenía un carácter práctico y tenía un sentido que me ha ido llevando a la consecución de mi objetivo.
    Otro aspecto importante que quiero indicar es que he podido conocerme y reflexionar sobre mi de una forma más ordenada y práctica y por lo tanto me ha resultado muy útil. Todo este proceso se ha ido realizando a base de preguntas que en un principio me costaba responder porque ha sido necesario que pensará sobre aspectos de mi persona que no había pensado hasta este momento.
    Para mi Anna ha sabido conducirme muy bien por todo el proceso y lo más significativo es la seguridad que he ido adquiriendo en mí misma que está haciendo que desarrolle mi amor propio y se están viendo los resultados en muchos aspectos de mi vida y no sólo en mi peso.
    Gracias Anna por ayudarme en el aprendizaje de respetarme y cuidarme.

  2. Inicié las sesiones con Anna, con la sensación de que sabia demasiado de todo, pero con la claridad de que hasta ese momento yo no había conseguido por mi misma que nada de ese conocimiento formara parte natural de mis creencias, ni me impulsara hacia cambios positivos.
    Como ya dije, sabia muchas cosas … Que si hay que amarse a una misma antes que nada; que si hay que comer con atención; que si el estrés engorda, etc…. además de todo el cúmulo de ideas sobre nutrición que en 30 años de mal habida “lucha contra mi sobrepeso” había logrado acumular y decantar. Osea era una dietista crónica, superespecializada …. jajajaja
    Confieso que me preocupaba que el proceso no tuviera mucho mas para mi de lo que yo ya sabia y había intentado, sin embargo lo aborde con esperanza, y creo que esa esperanza se debía justamente a los testimonios que había leído, de manera que escribo esto con mucha responsabilidad y con ganas de que sea útil a quien lo lea.
    Estoy convencida de que los cambios profundos que estoy experimentando (y que espero continúen para el bien de mi vida), solo son posibles mediante aproximaciones sucesivas. Es decir, a veces necesitamos oír las cosas muchas veces o dichas de distintas maneras hasta que algo resuena en nuestro interior y desarrollamos el impulso o la herramienta interna para el cambio.
    Estas sesiones hacen justamente eso.
    Creo que cuando estas atrapada en el dolor de verte a ti misma y no gustarte, ese puede ser uno de los dolores mas grandes en la vida de una persona y es además un dolor crónico y hasta degenerativo!, porque con el tiempo disminuye tu capacidad de disfrutar la vida.
    Para mi fue clave entender ningún espejo podía ser responsable de mi felicidad o infelicidad y que era la forma en que me veía a mi misma la que me estaba amargando la vida.
    Aprendí que comer de mas es el síntoma de que hay otras cosas que no son satisfactorias en tu vida y que verse bien será eventualmente el resultado de quererse bien…. porque en ese estado una simple y llanamente no se maltrata, porque no se puede! .. Esa es la congruencia que me hacia falta y que me permitió ordenar y hacer que funcionara para mi toda la información que ya tenia y que seguramente tu que me lees, ya tienes también.
    Aprender a cuestionar mis pensamientos sobre mi misma, sobre lo que es bello, sobre cómo cuidarme, fue el disparador para mi.
    Ya no tengo ninguna gana de seguir luchando contra mi peso, porque no me da la gana luchar contra mi misma.
    Ahora de lo que tengo ganas de cuidarme, de disfrutar y de vivir como alguien querida, muuuuy querida, por si misma en primer lugar.
    Gracias desde aquí (México) a Barcelona a mi coach Anna, que es un mujer maravillosa, inspiradora y que de verdad entendía donde atoraba en cada sesión y me ayudaba a salir aunque fuera a jalones. Gracias por que cuando yo estoy feliz, sintiéndome tanto mejor que antes, ella esta feliz conmigo.

  3. Hola chic@s! Imagino que si has dado con el método ancla es porque, al igual que m sucedía a mí, estás hart@ de hacer dieta y recuperar el peso, o incluso más.. en mi caso llevaba años así.. y lo peor de todo, mi endocrina, que prácticamente pasó a ser mi médico de cabecera, me hacía sentir cada vez peor, más frustrada e incluso algo que os recomiendo que empecéis a eliminar de plano.. culpable!!! Ella insistía en mi falta de disciplina, cuando siempre he sido ultra responsable.. así que en mi última subida de peso, dije basta! Tiene que hacer otra forma, un camino más fácil! Y me propuse dar con un método que fuera más integral, que tuviera en cuenta la posibilidad de que era imposible que conscientemente me hiciera tanto daño a mí misma.. y reconozco que fue un periplo.. tras mucho buscar, di con el método de Patricia.. y ya sólo navegando por la web sentí que ella entendía mi sufrimiento y que planteaba un abordaje muy distinto.. la llamé y mi intuición me dijo, sí! Ella me puso en contacto con Anna, y ya me convencí del todo. Reconozco que acostumbrada a seguir un régimen restrictivo de calorías, me dio un vértigo horrible que esto no formará parte del método.. pero dado mi historial, me dije, open your mind! Y simplemente detuve mi pensamiento y seguí todo lo que me proponía Anna en cada sesión. Y aquí viene lo interesante.. y que curiosamente es algo que descubrí hace bien poco.. para conseguir algo, para conseguirlo de verdad? No basta con actuar (dietas).. has de sentir q YA ERES eso! Aunque tus sentidos te digan lo contrario y tu culpa e impaciencia hagan que te autosabotees una y otra vez.. y os aseguro que Patricia conoce la fórmula, porque ella propone (a través de las 8 sesiones ) diversas formas de acceder a esa emoción.. en la que recuerdas que tu objetivo es muy grande, porque sientes que ya estás ahí, aunque la báscula diga TODAVÍA que no es así. Como le dije a Anna en nuestra última sesión, gracias gracias gracias! Porque es una súper coach! Y porque yo ya pienso diferente.. y eso es un milagro, que nunca pensé que llegaría. Así que os animo a intentarlo, y a poner todo vuestro empeño. en ello! Porque sí se puede!

  4. Antes de empezar este programa recuerdo que leí todos y cada uno de los testimonios de esta página, para que me ayudaran a decidirme. Y ahora, aquí me encuentro yo misma.

    Todavía no he terminado de trabajar con Anna (gracias, querida!) y en realidad sé que este método será para toda la vida, pero conmigo volando sola. Me llevaré mucho autoconocimiento (más del que me esperaba), mucha reflexión hecha y un buen puñado de herramientas muy sencillas y efectivas que me acompañarán en el camino de cuidarme con cariño hacia mí misma.

    El primer peldaño de una nueva etapa de mi vida ha sido decidirme a trabajar en el Método Ancla y no puedo haber tomado mejor decisión!

  5. Yo empecé a hacer el método ancla, por qué estaba harta de hacer dietas y recuperar lo perdido, pero lo más importante empecé por qué estaba muy perdida, me sentía metida en un laberinto de emociones como la tristeza, aburrimiento, nerviosismo, por sentirme sola, todo esto SE CONVERTÍA EN UNA ANSIEDAD BRUTAL para ponerme a comer y sentirme llena, al final he aprendido que cualquier emoción que sienta no tengo que ponerme a comer para llenarme.

    Anna me ha enseñado a que : TODO DEPENDE DE MI, que la única ayuda, solo puedo aportármela YO….

    Que cuando me sienta nerviosa, me tomé un poco de VITAMINA R. ( respira y relaja).antes de empezar a comer.

    Que cuando me sienta triste, nerviosa, aburrida, sola, con miedo….q es normal por qué estamos vivos y son emociones. QUE LLEGAN Y PASAN.

    Que la PRISA POR ADELGAZAR…. me crea stress y el stress no ayuda.

    Que coma desde DISFRUTE Y EL PLACER
    ( por ej disfrutando de una manzana sabiendo todos los nutrientes que puede aportarme, para mi AUTOCUIDADO) .

    Que conecte con la FELICIDAD, q sonría fuertemente a la vida! Que lo fundamental es Estar bien CONMIGO MISMA.

    Básicamente las sesiones están basadas a que tú misma puedas AUTOAYUDARTE, sin necesidad crearte ninguna dependencia hacia tu Coach, de forma que cuando termines tus sesiones seas libre para cuidarte desde la Excelencia y poder Anclarte en tu objetivo sin andar a la deriva por tus emociones. Lo más importante del metodo que TODO DEPENDE DE MI y eso me da mucha seguridad.

    Estoy muy feliz de haber encontrado este método.

  6. Hoy ha sido mi última sesión de coaching con Anna.
    Este método es, digamos, atípico, no te da una dieta estricta que debes seguir, no hay batidos ni todas esas cosas que seguramente todas las que llegamos a esta página hemos probado hasta el hastío… No hay varita mágica.
    Anna, mi coach, me ha enseñado durante estas semanas a escucharme y no autodestruirme, me ha dado herramientas muy útiles que puedo utilizar tanto en mi vida personal como en la profesional.
    No puedo estar más contenta. ¡¡Ahora todo es distinto!!
    Muy agradecida tanto al método Ancla como a Anna, que ha sido la alegría de los miércoles durante 8 semanas 🙂

  7. Las sesiones que he tenido han sido con Anna. Desde el primer momento conectamos a la perfección y me ha ayudado a identificar un montón de conductas que me están ayudando en la pérdida de peso, pero van mucho más allá.
    Para mí Método Ancla no va sólo de perder peso, sino de autoconocimiento y ver qué es lo que me está pasando y dónde puedo poner la solución.
    GRACIAS con mayúsculas a Anna.

  8. Cuando decidí empezar este programa, internamente no espera que funcionase, yo había leído mucho sobre los alimentos y las emociones y pensaba que sabía lo que me ocurría y que no iba descubrir nada nuevo. Pero me equivocaba totalmente. Con este programa he logrado darme cuenta de qué es lo que realmente quiero, que busco y sobretodo cómo ponerlo en práctica. Me he dado cuenta que no es necesario sufrir y no comer ciertos alimentos para adelgazar puesto que ninguna actitud que no se pueda mantener en el tiempo va a hacer que yo cumpla mis objetivos para siempre. Únicamente cambiando la perspectiva y la forma de actuar se consiguen resultados duraderos y reales. Y nada que suponga un esfuerzo o una imposición va a conseguir integrarse en mi vida. Ahora soy consciente de lo que quiero y actuó en consecuencia no solo en lo relacionado con los alimentos si no en todo en mi vida porque es un cambio de perpectiva global ya que al cambiar tu actitud cambias tus hábitos y por consiguiente tu vida.

  9. Sé que lo primero que busca la gente al leer estos testimonios son experiencias de resultados tangibles (lo sé porque yo he estado donde estás tu, leyendo esto y tratando de decidir si dar o no el paso) así que ahí van los mios: acabo de tener la sexta sesión con mi coach Anna y de momento he perdido dos kilos, seguramente sean más, porque cuando me animé a pesarme por primera vez ya llevaba dos o tres sesiones. Esta semana me he probado unos vaqueros que antes apenas me pasaban de media pierna y ahora me quedan perfectos, y todo esto sin llevar una “dieta” propiamente dicha, simplemente comiendo de forma sana y equilibrada (y no solo pechuga de pollo a la plancha y ensaladas… También asados, estofados, mariscos, platos exóticos… Comer bien puede ser muy rico :))

    En mi caso (y seguramente también en el tuyo) yo ya sabía que si comía “bien” iba a adelgazar, el problema es que no conseguía comer bien porque -ahora lo sé- mi respuesta ante cualquier tipo de emoción era comer… Y no cosas sanas, precisamente. Si estaba triste comía, si estaba estresada comía, si algo me dolía comía, si había algo que celebrar comía. Si trataba de seguir una dieta y no saltármela, me sentía constantemente privada y ansiosa… Comía emocionalmente, y al final eso se convierte en una adicción como cualquier otra, en un hábito que hay que “desaprender”… Y ahí es donde entra el Método Ancla 🙂

    Yo todavía estoy “desaprendiendo”, pero a día de hoy puedo decir (aquí vienen los resultados “intangibles”) que por fin siento que tengo el control, que puedo comer bien sin sentirme privada ni ansiosa, que puedo vivir sin antojos, sin estar pensando constantemente en comida… Que puedo hacer de esto un estilo de vida definitivo, y que tengo las herramientas para mantenerlo y reforzarlo siempre que lo necesite.

    También tengo que decir que a partir de todo este trabajo de autoconocimiento he tomado las riendas de mi vida en muchos otros aspectos. Es increible el impacto tan positivo y profundo que estas sesiones están teniendo en mi… Y por ello solo puedo estar eternamente agradecida a Anna, mi coach, que es una fuera de serie y que con su simpatía, cariño, disposición, comprensión, profesionalidad… Hizo que desde la primera sesión todos mis recelos y escepticismos se vinieran abajo. Gracias por guiarme en todo este proceso, ten la seguridad de que en estas pocas semanas me has cambiado la vida a mucho mejor 🙂

    En resumen, aunque para mi suponga un esfuerzo económico, creo que no podría haber invertido mi dinero en nada mejor. Recomendable al 100% 🙂

  10. Ayer tuve mi última sesión con Patricia… Ha sido un camino precioso, lleno de aprendizaje, de auto-conocimiento, de apertura de ojos, de apertura de mente, de darme cuenta de cuántas cosas que me benefician puedo hacer, y de cuánta capacidad de cambio hay en mí.
    Ahora tengo claro cuál es mi objetivo, y los pasos que daré para alcanzarlo. Y los daré de una forma natural, sin la “presión” de las dietas, sin la amargura que produce tanta imposición. Simplemente ahora forma parte de mi vida el cuidarme, el ser consciente de lo que me beneficia y de lo que no.
    Las sesiones con Patricia son divertidas, amenas, fascinantes, motivadoras y sobretodo súper útiles. Sin duda una de las mejores decisiones que he tomado en este año ha sido realizar el Método Ancla con ella.
    A partir de ahora siempre tendré muy presente, si lo que hago hoy me acerca al lugar en el que quiero estar mañana.
    Mil gracias Patricia.

  11. He hecho todas las dietas del mercado(la de los puntos, batidos de proteínas, Dunkan, disociada…)todas me funcionaban cuando las hacía..pero después su efecto rebote me dejaba la moral por los suelos.Siempre me han sobrado unos kilos pero después de mi embarazo me costaba mucho hacer régimen. Entonces encontré el Método Ancla, con Patricia y sus sesiones online…su coaching te lleva a quererte, a querer comer sano, a no sabotearte y a ganar más confianza. Patricia no te pesa cada semana, no te juzga. Me he gastado mucho dinero en sesiones de presoterapia, mesoterapia, electroestimulación …sintiéndome juzgada y examinada y al final volvía a engordar. Patricia me ha dado alas, ha hecho que mejore mi relación con la comida y sobretodo me ha subido la autoestima¡¡¡ Soy otra persona. Os la recomiendo 100%.

  12. Investigué mucho sobre coaching emocional y sobre métodos para adelgazar hasta que descubrí a Patricia y el método Ancla. Con ella he comenzado un camino de descubrimiento personal, de relaciones con los demás y, sobre todo, conmigo misma. Las herramientas, comentarios, reflexiones y, por encima de todo, el calor humano que me ha proporcionado en cada sesión me está permitiendo llegar mucho más lejos de lo que yo esperaba. En los momentos difíciles sus consejos y enseñanzas suponen un punto al que asirme, ahora y en el futuro. Descubrir por qué había llegado hasta aquí ha sido el principio de un viaje mucho más interesante: donde quiero llegar.
    Patricia es mi compañera en este camino, positiva, resolutiva, activa, siempre sonriente.
    Cada sesión se ha convertido en un momento de reflexión personal, de libertad y comprensión pero, sobre todo, de evolución. Trabajarás mucho, pensarás mucho y sobre todo, aprenderás mucho sobre ti mismo, como he hecho yo.
    No está siendo fácil, ni lo será para vosotros, pero llegaréis lejos como pienso llegar yo.

  13. Desde hace años que iba cogiendo kilos poco a poco sin darme cuenta hasta llegar a tener sobrepeso. Pero no solo iba cogiendo peso, iba perdiéndome yo por el camino, mi pelo, la ropa que llevaba, iba olvidándome de mi poco a poco. Llegue a ser una perfecta desconocida para mí, llegue a mirarme al espejo y no saber quién era quien estaba al otro lado, iba corriendo a todos lados, pintándome en los semáforos, me ponía lo primero que pillaba daba igual como me quedara y si coordinaba. Hacía las cosas por rutina y monotonía sin darme cuenta lo que estaba haciendo.
    Este verano algo paso que hizo que saltara un botón en mi cabeza, esto no podía seguir así, la vida es corta y hay que disfrutarla. Era mi momento, tenía las fuerzas y las ganas para cambiar levantarme del sofá y descubrir rincones, para ello tenía que empezar por conocerme yo debía ser una de mis prioridades pero por dónde empezar, no sabía lo que quería ni lo que me gustaba estaba perdida.
    Antes del verano buscando por Internet encontré el método Ancla, empecé a leer los post y enseguida me di cuenta que era lo que yo necesitaba. Hable con Patricia y quedamos en hablar a la vuelta de vacaciones, estaba deseando recibir la llamada de Patricia.
    Tenía mucha ilusión por empezar pero nunca pude imaginar que me pudiera ayudar tanto, con el método que sigue Patricia no solo te ayuda a relacionarte con la comida, es mucho más, te ayuda a conocerte, saber lo que quieres, lo que es realmente es importante y te da las herramientas para conseguirlo.
    Patricia es un cielo hablar con ella es súper fácil, eso me preocupaba mucho pero realmente es una persona especial, muy cariñosa y a la vez firme. ES UN APOYO CONSTATE. Desde el primer momento que me abrió la puerta todas las dudas se disiparon era la persona ideal para guiarme en la nueva aventura que me había embarcado y sabía que con ella iba a llegar al final del viaje.
    No vamos a engañarnos NO hay recetas mágicas, todo lo importante y lo que tiene valor requiere un esfuerzo y una implicación. Sé que me queda un gran camino por recorrer pero ahora sé lo que quiero, sé que la respuesta de cómo conseguirlo esta en mí y sobre todo sé que lo más importante soy YO. Ahora estoy preparada para seguir adelante con ganas de luchar y las herramientas para los momentos de flaqueza que también los hay y los habrá.

    Muchas gracias Patricia y espero que sigas siendo tu mucho tiempo.

  14. Hola! Me cuesta mucho expresarme pero solamente quisiera decir que el método ANCLA me ayudó a reencontrarme con aquella niña “superpoderosa” que fui, quien tenía tantas cosas por descubrir y vivir cada día, que la comida era algo verdaderamente sin importancia. Patricia me propuso a su colaboradora Teresa y fue la mejor Coach que puede tener! Siempre tuvo la palabra justa para el momento indicado, y cada encuentro era como recargar las pilas para continuar… Necesitaba algo así, me encantó!

  15. Ya he tenido mi última sesión, y aunque ya podía hacer balance hace unas cuantas, he querido esperar hasta hoy para contar mi experiencia.

    He tenido 8 sesiones con Patricia por skype, y aunque haya sido con una pantalla de por medio, en todo momento he podido sentir su cercanía, su empatía, profesionalidad y buen rollo.

    Las sesiones han marcado un antes y un después para mí, pues noto los resultados de las sesiones en muchos aspectos de mi vida, no solamente como mejor y de forma mucho más consciente, si no que también estoy de mejor humor, disfruto más haciendo cualquier cosa, me he vuelto ordenada, pongo más límites y disfruto más del tiempo que me dedico a mi misma. Y ¡¡ hasta se me están yendo las ganas de fumar!!

    Realmente lo recomiendo al 100%, es cierto lo que dice Patricia en su vídeo y los testimonios, al final el exceso de peso pierde el protagonismo en nuestras vidas para darle paso a nosotras mismas, a nuestro bienestar y a lo que merecemos, entonces el exceso de peso ya no tiene ese espacio tan importante y no le queda otra que desaparecer lentamente.

    También estoy muy contenta porque, aunque en un tiempo tenga una mala época y vuelva a mi modo de distracción y de comer emocionalmente, sé que Patricia está ahí y además, me ha proporcionado múltiples herramientas como para poder retomar el camino yo sola.

    Me lo he pasado muy bien, he trabajado mucho y lo he disfrutado aún más. He vuelto a redescubrir partes de mí que estaban empañadas y han salido relucientes, me gusto y me quiero más que nunca.

    Gracias por todo Patricia, voy a seguir leyendo y siguiendo todo lo que compartes.

  16. Bueno, éste ha sido todo un viaje…que no ha hecho más que empezar. Me he sentido muy cómoda hablando con Patricia. Hemos hablado sin tapujo de toda clase de cuestiones. No ha sido una juez. He aprendido a cuestionarme algunas cosas que daba por sentado y a escuchar a mi cuerpo y a mi mente. Me ha dado herramientas para conseguir mis metas y también me ha dado cuerda para utilizarlas. Sin duda, todo está en nosotros, pero a veces necesitamos a alguien que nos ayude a encontrar el camino que queremos seguir. Si tuviera que describirla de alguna manera, diría que una guía que en vez de decirte por donde ir, te regala una brújula y te enseña a usarla, para que vayas exactamente al destino que has elegido y no a otro.

    Conchi Herrera

  17. Hace una semana que he terminado mis sesiones con Patricia y no es la primera vez que me siento delante de esta página para dejar mi testimonio, pero me cuesta encontrar las palabras con las que describir lo aprendido e interiorizado en este proceso.
    Si lo que buscas es una “dieta” para adelgazar rápido este no es tu método, en serio, no pierdas el tiempo.
    Si lo que buscas es encontrar la causa de por qué no te funciona ninguna dieta, por qué no consigues mantener el peso una vez liberada de él, por qué sientes esa insatisfacción continua que siempre te hace volver a recuperar ese peso… entonces estás en el lugar adecuado.
    Si estás dispuesta a bucear por tus emociones, a buscar las raíces, a aprender a reconocerte, a ponerte en un lugar prioritario y a aprender a tener una relación sana y saludable con la comida, este es tu método, sin lugar a dudas.
    Una vez que comienzas a profundizar en el método vas avanzando de una manera imparable hacia la persona que realmente eres y tu relación con la comida cambia.
    He probado todas las dietas del mundo y por fin he encontrado lo que buscaba, no la dieta ni el régimen, sino la solución a tantos años de “encontrar” refugio insano en la comida en lugar de escuchar mis emociones y gestionarlas.

  18. Es muy difícil añadir algo nuevo que no se haya escrito sobre Patricia y su Metodo Ancla.
    Si has llegado hasta aquí y estas leyendo esto es muy probable que tengamos un montón de cosas en común, seguramente podríamos tirarnos horas de charla contándonos como nos sentimos y todos los tratamientos y dietas que hemos hecho para al final seguir con un montón de kilos y frustración de mas y un montón de autoestima de menos!
    En un momento así fue cuando descubrí el Metodo Ancla….. Esto no es nada milagroso , ni una dieta rapida, ni siquiera una dieta.
    Es casi una anti dieta en la que Patricia nos ofrece unas “recetas” que SI FUNCIONAN como la de Disfrutar lentamente de lo que comes o la de Saborear cada bocado de la vida o la de Gustarte,Quererte y Respetarte cada dia mas…….
    Yo ya he terminado las sesiones y estoy en ese punto en que me siento como un niño pequeño aprendiendo a andar…… Patricia me ha soltado de las manitas y estoy dando mis primeros pasos en este largo recorrido. A veces siento inseguridad y doy pasos torpemente y otras en cambio con ganas de salir corriendo aun a sabiendas de que me voy a caer muchas veces.
    Pero Patricia me ha enseñado a caer sin hacerme daño y sobre todo a levantarme!!!
    Tarde o temprano andaré con soltura , mi camino es muy largo pero como bien dice Serrat en su canción….. “Se hace camino al andar”.
    Mil gracias Patricia por entregarte tanto, tengo TANTO que agradecerte que ni siquiera encuentro palabras. Que afortunada me siento de haber dado contigo….Eres lo mas!!!
    Belen

  19. Hace tiempo que me di cuenta que había emociones que hacían que me relacionara de una manera perjudicial con la comida. No necesitaba ni dietistas ni nutricionistas, pues sabía los conocimientos generales necesarios, buscaba algo diferente. Encontré a Patricia y su método a través de su web y rápidamente me sentí identificada con sus reflexiones. Eso sólo fue el principio. Comencé el método con confianza y compromiso y ella me ha guiado por un camino que parece que siempre estuvo ahí, pero yo no veía. Su gran experiencia y conocimiento profundo te acompañan desde el principio, su método te ayuda a adquirir las herramientas y te prepara con alegría para lo que será tu nueva relación con la comida. No existe la culpa, ni el juicio, ni la presión. Ella te ayuda a que desarrolles el deseo de tratarte bien como tu elección, es decir, es un compromiso contigo misma y eso te llena de libertad. Las sesiones son muy enriquecedoras, cada una de ellas, siempre se lo digo, para mí es un placer ese rato a la semana en que nos reunimos para cuidarme. Todavía no he terminado las sesiones, estoy en ello, sin embargo ya siento su efecto en muchos sentidos, en el peso por supuesto y en la manera en que ahora vivo alimentarme.

  20. Soy Ana. Llevo con sobrepeso desde la muerte de mi padre cuando yo tenía 7 años.

    Sé que para que yo adelgace tengo que cambiar algo en mi mente.

    El método ancla me está permitiendo abrir consciencia de mi diálogo interno, de lo que me digo, e irlo cambiando.

    Sólo llevo 3 sesiones con Teresa y aún no tengo resultados espectaculares, pero algo esta cambiando y de momento mi cabeza ha empezado a pensar de forma diferente y por eso estoy muy agradecida.

    Gracias!!

  21. Cuando uno llega a este punto es porque ha probado todo y sigue igual. Todos sabemos la fórmula y no hay trucos mágicos ni un botón que cliques y te dé ese cuerpo que tanto deseas. Cuando llegas hasta aquí es porque sabes que el problema es tuyo y no de la dieta que te han dado. Todos sabemos que comiendo sano a la larga se adelgaza, todos y cada uno de nosotros sabemos lo que hacemos mal. Yo sabía que el problema era interno, que era yo, porque a mí las dietas me habían ido bien cuando las realizaba a raja tabla, cuando las ganas eran más grandes que las excusas, así que no era si comía pollo o lechuga, era yo que dependiendo de un estado de ánimo terminaba abrazada a la nevera, volviendo al origen y sintiendo que seguía descontenta con mi cuerpo, y cuando encontré la página de Patricia pensé, ella puede que me haga ver todo desde otra perspectiva. Y así fue, desde la primera sesión conecté con ella, su predisposición a explicar todo tan bien, su buen humor, su carácter afable, y todo el material que te entrega es de gran ayuda, te da todos los utensilios para que cocines tu propia receta y con ella seas la reina de la fiesta. Para mi cada sesión fue abrir una puerta y hablar con mis excusas, con mi pereza, y sentarme con ellas y poner los puntos sobre las íes. Estar ese rato con Patricia no era una sesión, era charlar con una amiga e ir contando cada proceso y lo que iba sintiendo con él. La echaré de menos, los jueves ya no serán lo mismo sin ella, jajaja. Parece que os esté vendiendo la panacea, la fórmula mágica, podrías pensar que soy amiga de ella, una publicidad engañosa como puede haber en muchas páginas vendiendo un producto, pero no, soy alguien como tú, que no se encuentra bien de este cuerpo que tenemos y que estamos aquí para llegar a conseguir aquello que anhelamos. Mirarnos al espejo y decir: ¡oigan pues estoy genial!
    Yo solo te digo, que si estás aquí dudando, date una oportunidad, abre una nueva puerta, las dietas, los ejercicios ya los tienes, déjate que alguien te enseñe a lidiar con tu yo, y déjate llevar por cada sesión, haz los ejercicios, yo solo te diré que con el último he dejado sin ropa el armario, y que mi sonrisa le cuesta más decaerse.
    Para Patricia: Gracias, porque con tus sesiones he empezado a cambiar mis hábitos, esos que llevan conmigo tantos años, por traspasar tu energía por la redes, porque me miro con otros ojos, porque sé que el camino es largo pero tú has hecho que vuelva a encontrar esa fuerza que tengo interior, porque ahora entiendo a mis excusas, porque no sé dónde guardo la ropa, por darme cuenta de tantas cosas. No me voy a despedir, porque me niego a ello, espero que la próxima sesión en la que nos crucemos veas un poco más cerca a esa persona a la que quiero llegar a ser. Un placer conocerte, haces un gran trabajo, y sigue así moviendo armarios y calorías. Una abrazo, pero de esos con ganas.
    Carmen P.

  22. Contacté con Patricia hará cosa de 1 año porque engordaba y engordaba y no lograba encontrar la manera de adherirme a una dieta. Siempre estaba haciendo dietas que me iban bien una semana, como mucho dos, y después me estancaba y abandonaba porque dejaba de ver resultados pasado ese tiempo.

    Me puse a buscar en internet acercándose mi cumpleaños porque quería dar un giro a mi vida. Comía de manera compulsiva y luego los sentimientos de culpabilidad me torturaban y me hacían sentir muy mal y muy pequeña, pero era incapaz de romper esa rueda en la que me encontraba inmersa.

    Patricia me ayudó desde la primera llamada de teléfono en la que le conté en qué punto me encontraba y le solicitaba información. Me dijo que me lo pensara y tardé 2 días en decidirme.

    Desde el primer día, ves que el enfoque es totalmente diferente. No es una dieta: Es más, yo creo que nunca me ha dicho que he de comer y que no, pero gracias a su método he podido cambiar no solo la percepción de la comida sino la percepción sobre mi misma. Hoy en día, un año después, además de haber adelgazado (cosa que incluso considero secundaria), estoy tranquila respecto a la comida porque he logrado superar mi “adicción” y todo lo negativo que implicaba. Tengo una relación sana con los alimentos que elijo y eso me da paz y tranquilidad. Escojo mi alimentación de una manera equilibrada y porque es lo mejor para mi cuerpo y mi mente. He aprendido a practicar mindfulness y me ha abierto una puerta al conocimiento interior; a quererme y a respetarme.

    Patricia me ayudó tanto en este sentido que también he contratado sus servicios como coach para otros aspectos de mi vida y creo que nunca podré agradecerle lo suficiente lo que ha hecho por mí. Su disponibilidad e interés; sus e-mails preguntándome qué tal estoy; su sentido común; su paciencia; su profesionalidad…

    Cuando llegué a su página por azar, me dije: “Alicia, has probado de todo, te has gastado miles y miles de euros en dietas que no te han funcionado. ¿Qué tienes que perder?” Y mira, no me equivoqué.

    Gracias SIEMPRE por TODO Patricia

  23. Me has ayudado porque me escuchas y tratas mis problemas con mucho respeto y sobre todo porque no me juzgas,
    porque cuando he tenido un bajón rápido has tendido tu mano para levantarme e incluso salir reforzada,
    porque me has enseñando a escuchar mi cuerpo y a quererlo,
    porque me has enseñando a respetarme,
    porque me has regalado una mochila llena de herramientas y trucos para hacer mas fácil el camino,
    porque me has ayudado a manejar mis emociones para que no me refugie en la comida,
    porque me has descubierto el Mindfullnes y gracias a eso pongo mas atención a todo lo que hago y disfruto mucho mas de cada momento,
    porque gracias a ti estoy conociéndome y me gusta!!!!
    porque me has ayudado a ordenar mis ideas,
    porque me estas haciendo creer mas en mi y ganar en confianza,
    porque me has enseñado a focalizar mi atención en lo bueno y lo que quiero conseguir.
    y porque has compartido conmigo la clave del éxito.
    Y sobre todo…..por tu manera de ser, eres un amor de mujer!!!!
    Por todo esto eres TU la persona que me has ayudado.
    Mil gracias Patricia.

  24. Sólo quería decirte lo bien que estoy, y lo que te agradezco las sesiones.
    Parece mentira pero de la forma más tonta me estoy dando cuenta de todo lo que me has hecho aprender.
    Ya no lo dejo para otro día. Ya empiezo a deshincharme y a encontrarme más ligera y hoy ha sido lo más cuando he llegado a casa del trabajo y me he encontrado unos pastelitos de una pastelería buena y los he mirado sin tristeza y no los he tocado. Estoy en racha!!!!
    Lo más importante de todo, que estoy contenta, tengo trabajo para aburrir en la oficina y con un nivel de estrés considerable, pero no estoy agobiada para nada. Y no lo pago comiendo como una loca….
    Quería que lo supieras, porque de verdad que tu método funciona.
    Muchísimas gracias por todo.
    Ana

  25. Después de las sesiones de coaching pase unas semanas sintiéndome sola, y a la vez haciendo un gran repaso mental de todo lo que habíamos hablado a lo largo de las 6 sesiones, y poco a poco fui dándome cuenta de lo que me habían aportado esas horas contigo, y comencé uno de los caminos más importantes de mi vida en estos 30 años, aprender a cuidarme y a no ha hacerme daño ni a castigarme.
    Con el paso de las semanas he ido visualizando tantas cosas que he cambiado y que me aportan tanto, mantengo un orden con la comida, cuido lo que como, cuando lo como, como lo como y para que, bebo agua como algo natural que me llena de vida, he comenzado a hacer deporte casi todos los días, al igual que me hidrato la piel cada día y esto me hace tener una paz interna muy grande, no sé si me explico, es como que me he quitado una mochila de 100 kilos con la que he cargado durante toda mi vida y no tengo sensación de que me haya costado, ya forma parte de mi este estilo de vida.
    Todo esto me ha llevado a visualizar con claridad preocupaciones y miedos que se escondían detrás de esa compulsión por la comida, y el tremendo desorden de alimentación que he llevado durante toda mi vida, y ver que el problema no era la comida.
    Este cambio en mi, ha sido gracias a ti, a tú trabajo, y a ti como persona, según pasan las semanas lo tengo más claro, y aún puedo recordar cada sesión como el día de hoy. De verdad GRACIAS por todo, y por guiarme cuando tan perdida y ahogada estaba.

  26. Estaba cansada. Eran muchos años resumidos en subidas y bajadas de peso. Si disfrutaba y me dejaba llevar por la comida, rápidamente me encontraba con kilos de más, incómoda, de mal humor y frustrada. Y si encontraba la fuerza de voluntad suficiente como para ponerme a dieta, solo estaba contenta cuando la cifra de la báscula bajaba o podía ponerme unos pantalones de una época en la que pesaba menos. El resto del tiempo me lamentaba por no poder comer lo que me apetecía o me estresaba pensando en cómo iba a mantener la dieta de cara a las próximas navidades, vacaciones, cenas de amigos, cumpleaños, etc.
    Iba de un extremo a otro, oscilando como el péndulo de un reloj. Atrapada en esos dos comportamientos.
    Y después de darle vueltas y aceptar que necesitaba ayuda, decidí pedirla.
    Pensé…y un coach? Y uno especializado en perder peso? Y ahí comencé a buscar. Investigué en varias webs, leí sus contenidos…y Patricia fue mi elección.
    Para mí ha supuesto un punto de inflexión en mi relación conmigo misma. Me ha dado técnicas o “trucos” para escucharme, para darle a mi cuerpo lo que necesita y cuanto necesita, pero además, me ha hecho descubrir aspectos de mí que desconocía (y soy de las que piensa que se conoce bastante bien 😉 y conocerlos me ha ayudado mucho en mi camino.
    Y poniendo un ejemplo a efectos prácticos: comiendo normalmente de menú en el trabajo, ¿Cómo es posible que antes comiera ensalada, primer plato, segundo, postre, cada uno de los platos con pan, después café y dulce y a veces me quedara con hambre?. Sí sí, con hambre.
    Y ahora, con una ensalada pequeña, primer plato (no suelo terminármelo) y algo de fruta, ya estoy saciada. Y no sigo comiendo.
    Y de todo esto, qué es lo mejor? Lo mejor no es la pérdida de peso (que viene). Ni siquiera es que aprendes a escucharte (que no es poco). Lo mejor del método ancla es que es un método que te dota de herramientas para conseguir TODO aquello que te propongas. Digamos que el método ancla es una llave maestra. Y siempre estaré agradecida a Patricia por habérmela dado.

  27. Encontar a Patricia fue una suerte!
    Me ayudó a conectar con mi alma, a mirar las cosas y situaciones desde otra prespectiva, a confrontarme con mis miedos, y en primer lugar y lo más importante comenzar a quererme de verdad.
    Cambié mis hábitos, rompí con estructuras que no me servían, y comencé un camino diferente, ella me mostró que es posible cuidarme sin vivir agobiada por los resultados.
    De corazón: Gracias Patricia!!!

  28. Sólo quería contar que he acabado y empezado muy bien el año, nunca había tenido la sensación de comer tan bien en éstas fechas de Navidad que parece que lo único que hacemos es comer de manera descontrolada.

    Es increíble poder ser capaz sin ningún esfuerzo de comer de manera saludable y estar atenta sobre lo que he comido, es decir, sin sentir el estómago lleno, sin comer a lo loco, sin comer en exceso, solo lo que mi cuerpo me pedía……que sensación más buena de verdad ¡¡¡¡¡ es que nunca había experimentado algo así!!!!!

  29. Gracias Patricia por haber abierto la puerta al cambio en mi vida, por haberme reconvertido en mi misma, en la persona positiva y decidida que soy en realidad.
    Gracias por abrirme los ojos y hacerme acabar cada sesión con una carga de buen rollo.
    Se que voy a echar de menos nuestras sesiones. Han sido el momento de relax para charlar con una amiga y hacer el camino hacia el destino que fijado. Me van a faltar pero cuando eso me pase, te buscaré en mi pizarra porque no podía faltar un sitio de honor para tí en ella.
    ¡Gracias, de todo corazón!

  30. GRACIAS, palabra de pocas letras pero con un gran significado, es por ello que solo puedo decirte GRACIAS PATRICIA.

    GRACIAS por atenderme, por escucharme, por dedicarme tu tiempo, por darme toda clase de herramientas para conocerme a mí misma, por hacerme saber que tengo un cuerpo que ahora me habla y yo le hablo, nos prestamos atención, gracias por enseñarme a cuidarme más allá de simplemente perder peso, por abrirme los ojos en muchos aspectos, por hacer que mi cabeza se sienta descansada, por dejar de tener un control absoluto y agotador sobre la comida, por comprometerme conmigo misma, por dejar de preocuparme pero si ocuparme de mi misma, gracias por darme la llave para abrir la puerta hacia una nueva etapa de mi vida, por darme un billete de vuelo al que tengo muy claro dónde y cómo quiero llegar, por enseñarme con tanta sencillez y claridad…

    Por todo esto, he sido capaz de bajar bastante volumen de peso desde la tercera sesión, mi cuerpo está notando cambios, con mucho trabajo pero sin ningún esfuerzo, sin tener que mirar un papel para ver que me toca comer hoy, solo poniendo en práctica todas las herramientas que me has enseñado, te estaré SIEMPRE muy agradecida pero como te dije un día, “gracias, no por quitarme peso de encima sino por quitarme un peso de encima”.

    Solo ha pasado una semana desde mi última sesión y como te dije ya te echo en falta, pero cada día miro mi corcho de ideas y allí estás tú, en el encabezado de esa postal que te dediqué donde estoy yo paseando por la playa sintiéndome totalmente libre y muy feliz, habiendo disfrutado cada instante de éste maravilloso viaje.

    ¡¡¡ GRACIAS A TI Y A TU MÉTODO ANCLA !!!

    Carolina

  31. Hoy ha sido mi última sesión con Patricia, y la verdad tengo que decir que soy otra. Comencé este camino después de acudir a muchos otros especialista debido a la mala relación que tenía con la comida, y el resultado siempre era el mismo, me sentía incomprendida y frustrada porque sentía que nadie me entendía y ni yo misma era capaz de entender que me pasaba. Un día buscando por Internet una ayuda para todo lo que me pasaba, descubrí “Método Ancla”, al principio me daba miedo, pues mis sesiones tendrían que ser por skype, y me daba miedo que no funcionara, ya que sería la primera vez que haría esto, y que como en otras ocasiones lo dejase a medias del proceso, o al finalizar sintiese que todo seguía igual, que nadie me entendía, etc… Contacté con ella y ya desde el primer momento sin ver su cara sólo con su voz, ya noté que me comprendía y que entendía de lo que le hablaba. Desde esa primera vez tarde 5 meses en decidir comenzar el proceso. Y cuando la llamo 5 meses después para decirle que quiero hacerlo ví que era mi momento, ella estaba ahí sin conocerme con los brazos abiertos para acogerme y ayudarme y fue una de las mejor decisiones que he tomado. Patricia ha hecho que me descubra como persona, y que a día de hoy entienda el comportamiento con la comida. Ya no soy la misma Rocío de antes, ahora soy la Rocío de verdad y se que me queda un largo camino hacía mi destino, pero ahora se como hacerlo gracias a las pautas que ella me ha dado. Me ha abierto ojos a la realidad que tenía delante y que no era capaz de ver. Le estoy enormemente agradecida por como me ha tratado, y por toda la ayuda que me ha aportado. Es una experiencia que se la recomendaría a cualquier persona.
    Muchas gracias Patricia!

  32. Método Ancla es una forma diferente de aprender a cuidarte

    Toda la vida, desde que tengo uso de razón, he tenido que lidiar con problemas de peso. Y cada vez que intenté ponerle remedio, acabé fracasando. La primera vez que hablé con Patricia, noté que captó a la perfección mi sentimiento de insatisfacción y mis ganas de encontrar respuestas diferentes a mis preguntas. Han sido 6 sesiones y, lo que es más importante, alrededor de dos meses de intenso trabajo. Sin embargo, han pasado en un abrir y cerrar de ojos. Patricia me ha enseñado un camino distinto, uno que siempre había estado ahí en realidad. Y lo ha hecho siendo en todo momento comprensiva y constructiva, pero también realista. Con el Método Ancla te pones frente a un espejo en el que ves como eres en realidad. Algo que puede ser duro o incómodo, pero que es el primer paso para aprender a quererte a ti mismo. Lo mejor de este método no es la pérdida de peso, que acaba siendo una consecuencia natural del proceso. Lo mejor es que aprendes a escucharte a ti mismo y a cuidar no sólo tu cuerpo y tu mente, sino todos los aspectos de tu vida: tu hogar, tu familia, tu trabajo… Con una mezcla de técnicas muy completa, Patricia te guía en un camino que es en realidad un camino hacia ti mismo. Conocerla y conocer su método me está empezando a cambiar la vida (y digo empezando porque Método Ancla es solo el principio de una nueva forma de ver y hacer las cosas). Ojalá se la cambie también a cada vez más personas.

  33. La verdad es que es tanto lo que le debo a Patricia y a su metodo ancla que si tengo que resumir lo que ha sido esto para mi no tengo suficientes palabras. Para mi esto fue un, voy a probar… Total! Otra cosa mas para mi intento de perder peso! Y ahora 2 meses después puedo decir que el método ancla no solo me ha ayudado a nivel alimentario, me ha cambiado la vida, y esta vez tengo la certeza de que es para siempre. Solo puedo decir Gracias Gracias y gracias.

  34. LLevo varios dias dandole vueltas a como plasmar mi experiencia con Patricia porque para mi ha sido un antes y un despues en mi vida. Como me ha hecho reflexionar acerca de cosas tan sencillas y tan obvias pero que no nos las hemos planteado nunca.

    Ya he terminado las sesiones y estoy ansiosa por poner en practica todas las herramientas que nos ha dado para afrontar la vida de otra manera. Creo que esto va mas alla de coaching para adelgazar, creo que afecta a todos los ambitos de la vida. Me ha marcado el hecho de ir “SIEMPRE” con el piloto automatico puesto y lo dificil que resulta pararte medio segundo en pensar las cosas.

    Es 100% recomendable para afrontar tu vida de otra manera diferente que te permita ser mucho mas feliz contigo misma y con los demas. Gracias Patricia

  35. Acabo de terminar mis sesiones del método Ancla con Patricia y aunque me queda un largo camino por recorrer mi experiencia es 100% positiva.
    Hace ya mucho tiempo (ni sabría decir desde cuando) se que tengo una relación mala con la comida, algo que a priori debería ser algo de lo que tenemos que disfrutar a mi me causaba muchos problemas y sentimientos negativos. Os pongo algunos ejemplos:
    – Comer por ansiedad o aburrimiento y sin hambre.
    – Sentirte muy culpable después de una comida con amigos
    – No tener en casa nada de dulce y luego cuando tenia la ocasión comía un montón y tenia una digestión pesadisima mas el sentimiento de culpabilidad.
    – Compararme todo el rato con ciertas personas “perfectas y degaldisimas”. De las que te dicen que ellos con una manzana en todo el día estas supersaciados 🙂
    Patricia me ha dado muchas herramientas para saber enfrentarme a estas situaciones que me producían ansiedad y para saber identificar las razones de porque tengo esos comportamientos. Ahora se que se puede trabajar para mejorar estos aspectos y antes estaba bastante perdida.
    Par mi el método ancla es algo mas que un simple método de adelgazar, es un método para cambiar nuestra actitud antes las diferente situaciones que se nos presentan en la vida. Nuestra actitud depende 100% de nosotros mismo y es algo que se puede entrenar.
    Va mas allá de unos kilos de mas o de menos.

  36. Si estás leyendo estos comentarios, imagino que andas buscando una solución a tus problemas. Yo hice lo mismo justo ahora hace dos meses y, si te sirve de algo, te dejo mi experiencia con el Método Ancla (con Patricia) y como llegué a él.

    Yo he sufrido de sobrepeso desde mi infancia. He he probado muchas dietas, deporte y métodos supuestamente exitosos (en mi caso no lo fueron) para bajar de peso, dejándome el dinero, sacrificio y, lo que es peor, perdiendo la ilusión por disfrutar de la vida poquito a poquito, contagiandome de negatividad y frustración. Pero hace poco, una buena amiga me comentó sobre el coaching para el deporte. Y ahí se me encendió la bombilla y me dije, pues quizás también exista coaching para adelgazar. Y así es como llegué al Método Ancla, indagando por Internet.

    Desde un principio que hablé con Patricia y le comenté lo que buscaba (ser feliz estuviera como estuviera y si podía adelgazar mejor), ella me pareció una persona muy cercana, honesta (te deja claro que ella no está ahí para que adelgaces 15kg en un mes para la boda de tu hermana, por ejemplo), comprometida y que pone pasión a lo que hace (algo difícil de encontrar hoy en día a mi parecer). Al final me decidí ha empezar el Método (total que podía perder después de todo lo que había hecho ya). Y bueno me dije son tan sólo 6 sesiones.

    Ahora que acabé las sesiones, puedo decir que definitivamente el Método Ancla ha cambiado mi vida y no sólo porque veo que bajo de peso y me siento más feliz, si no porque te ayuda en todos los aspectos de tu vida. Patricia te guía y te acompaña durante todo el proceso para que puedas alcanzar tus metas y te ofrece las claves para ello. Hace que te quieras más, que te cuides mental y físicamente, te enseña a canalizar las situaciones de nuestra vida de manera que no sean ellas las que dirijan tu vida. Requiere esfuerzo porque depende de ti, ella no hace milagros, tú tienes que trabajar para conseguirlo. Y aún con el trabajo que pueda conllevar, los pequeños logros que vas alcanzando (relacionados con la pérdida de peso o con otros aspectos) te hacen tan feliz que merece la pena el esfuerzo.

    Quizás me extendí un poco, pero espero que mi testimonio te ayude. A mí me queda todavía camino para llegar a mi destino, pero ahora disfruto caminando hacia él y sé que llegaré. Además, aunque ahora camino sola, Patricia está ahí, y así te lo deja saber, por si tienes alguna duda o quieres compartir algo con ella.

    Si te decides a caminar con todas nosotr@s, espero que sea muy beneficioso para ti y lo disfrutes.

  37. Hoy he terminado mis sesiones con Patricia, nos hemos emocionado al despedirnos, te echaré de menos pero ya sabes que siempre pienso en tí. Me he sorprendido de descubrirme que existo y puedo pensar en mí de otra forma. Creí que era la única persona gorda que quería adelgazar de otra forma que no fueran dietas, y busqué por internet días y días hasta que el ancla me enganchó. Lo leí , releí, y entré. Esto es lo que necesitaba , que alguien me preguntara porqué quería perder peso. Que me mirara a la cara y se interesara qué me preocupa . Sólo por ésto ya ví que estaba en buenas manos. El camino es largo pero estoy preparada. Llegaremos a París!!!

  38. Hoy, viendo merendar a mis hijas me he dado cuenta de una cosa: Método Ancla no sólo ha influido en mi vida, sino también en la de los que me rodean. Para muestra un botón:
    En mi casa la fruta formaba parte de la decoración de la cocina. En serio. Iba al súper y me entraba algo así como el “frenesí por la vida sana”. Compraba kilos y kilos, al llegar a casa los disponía artísticamente en un frutero-cestademimbre-cuquiprovenzalquetepasas. Y ahí se quedaba… Días enteros…
    Hasta que aparecía la nube de mosquitos de la fruta e iba tirando pieza a pieza a la basura el “bodegón” que tantos euros me había costado (la fruta no es barata, leches!!)
    Ni mi marido ni yo la probábamos (casi). Y a las niñas… Pues bueno, intentábamos convencerlas sin demasiado éxito.
    Vale, se puede vivir sin comer fruta, pero ya que sabemos de sus buenísimas propiedades y la tenemos tan a mano ¿por qué no aprovecharla? Pues, sinceramente, no lo sé.
    Supongo que era una cuestión de hábitos, porque una vez que conocí a Patricia y decidí cambiar mis costumbres alimentarias re-descubrí que la fruta me encanta.
    El segundo en caer en el vicio fue mi marido. Y así, poco a poco y siguiendo el ejemplo de sus papás, las niñas van comiendo cada vez más variedad y, lo que es mejor, disfrutando con ello.
    Es la caña llegar a la puerta del cole con un túper lleno de nísperos pelados y tus hijas se pongan locas de contentas. O que una manzana cortada en cuartos les parezca tan buena merienda como un bocadillo de nocilla.
    Y el hecho de sentirme cada vez más segura de mi misma, de quererme más, de saber que puede hacer cosas si me empeño, de mirarme al espejo y quererme… Buf, ese es el ejmeplo que quiero dar a mis hijas. Y es algo que voy consiguiendo poquito a poco (pero sin pausa), gracias a Patricia Guzmán y su método.
    Así que sí, señoras y señores, el Método Ancla no solo nos cambia a nosotras, sino que también influye positivamente en los nuestros. Y eso es GENIAL!!

  39. Pues para mi ha sido una experiencia fantastica! Todo empezó porque quería cambiar mis hábitos alimenticios y ha terminado ayudándome en otras muchas facetas de mi vida. Justo a mitad del coaching cambio mi vida radicalmente y Patri siempre estuvo a mi lado, me ayudó a gestionar mis sentimientos y emociones y sinceramente no se que habría sido sin ella.
    Ha sido muy especial para mi y por supuesto lo recomiendo a todos.
    Desde Enero hasta el día de hoy he perdido sin hacer dieta, más de 7 kg y estoy dispuesta a más! Es un camino que hay que seguir y Patri te ofrece herramientas para conocerte a ti misma y quererte más.
    Gracias por todo Patri!

  40. Lo primero, muchas gracias Patricia, por tu tiempo y esfuerzo, las sesiones están muy preparadas y son muy educativas y amenas. Por fin me he dado cuenta de que la herramienta más efectiva para conseguir mis objetivos soy “YO”, y en mí está el poder de cambiar y mejorar las cosas. Tus enseñanzas han conseguido que me enfoque en los beneficios, tanto los físicos como los emocionales y no en lo arduo del camino.

    Otra cosa que me has dado son las ganas de seguir aprendiendo e investigando, eres una gran “maestra”, conseguir que uno quiera saber más y despertar su curiosidad es una gran virtud.

    Ahora sé que “YO SÍ PUEDO”.

    Gloria

  41. El método ancla ha supuesto un antes y un después en mi vida, he pasado de ser mi peor enemiga a quererme como nunca y a valorarme siempre… Encontrar a Patricia es de las mejores cosas que me han pasado durante el año, sus sesiones son mágicas! Mi relación con la comida ha cambiado totalmente, hasta ahora pensaba que tenía que estar toda mi vida haciendo el sacrificio de hacer una dieta estricta y estaba totalmente equivocada, el problema estaba en mi! Hemos estado trabajando estas 6 sesiones y aun que hayan finalizado no dejaré de trabajar hasta lograr mis objetivos y una vez logrados mantenerlos.. Estoy muy contenta con los resultados y soy muchísimo más feliz! Volvería a hacerlo sin lugar a dudas! Gracias Patricia, eres única!
    Mireia

  42. Hace algo más de una semana que terminé mi sexta sesión del método ancla hoy, después de repasar parte de lo que he aprendido en este tiempo y tras pintar mi primer mandala, creo que es el momento de contar mi experiencia.
    Esto es algo que da “miedo” antes de empezar, es algo distinto y no sabes muy bien dónde te va a llevar.
    Reconozco que yo antes de decidirme, hablé con una amiga que lo había hecho y sus palabras fueron las que me decidieron. Por eso, creo que es importante compartir mi experiencia con todo aquel que la quiera leer.
    Primero advertirte que si lo que quiere es perder X kilos en X semana porque tienes la boda de tu hermano (por ejemplo)… esto no es lo que buscas.
    Pero si lo que buscas es algo largo plazo, que te haga cambiar de verdad, Patricia y su Método Ancla son lo que buscas.
    Lo que propone este método no es una dieta, es, por lo menos en mi caso, cambiar tu relación con la comida, cambiar tu forma de comer y cambiar tu vida. Sí, suena fuerte, pero mis cambios no han sido físicos; o mejor dicho, los primeros cambios, nos han sido físicos, sino que he cambiado yo, he cambiado mi manera de tomarme la vida y eso me ha llevado a una manera de sentirme que no había conseguido nunca.
    Con esta experiencia y la ayuda de Patricia, he descubierto dónde quiero estar y por qué, y como resultado de todo esto, he empezado a perder peso.
    Ya sé que todo suena raro, no te estoy diciendo nada concreto pero tampoco es algo que pasa por arte de magia. Necesitas querer hacerlo y dedicarte tiempo.
    No sé cuanto peso voy a perder, ni en cuanto tiempo, pero eso ahora es lo que menos me importa, porque con lo que ya he conseguido, merece la pena.

  43. He iniciado mi proceso con Método Ancla hace ya unas semanas desde México. Este método me ayudó muchísimo en mi proceso de transformación, me ha ayudado a cambiar mi forma de relacionarme con la comida, pero sobre todo al hacerme más consiente a la hora de comer, a parte de todo eso, me ha ayudado a reconciliarme conmigo misma, a amarme. Les recomiendo muchísimo el método, Patricia es una super mujer, te da mucha confianza y lo más importante, se conecta contigo. Iniciar el método, es la mejor inversión que he hecho en mi.

  44. Hacia tiempo que me rondaba la idea de que para adelgazar necesitaba hacer algo diferente.
    En mi “Currículum” hay muchas dietas y de médicos muy buenos, tratamientos innovadores, homeopatía, etc., pero en los tres últimos años nada había funcionado, no había conseguido recuperarme del último embarazo, la sensación de que me faltaban las fuerzas era inmenso. En esa búsqueda encontré a Patricia y a su Método Ancla. Leí detenidamente su página, no quería equivocarme de nuevo y sobre todo no quería engañarme con promesas ni ilusiones, no estaba segura de que su método me sirviese, pero necesitaba hablar con ella, y aquella conversación fue una gran decisión, un primer paso, sobre todo recuerdo sus palabras, de cariño de ánimo, pero exigente “Vamos a trabajar durante seis sesiones, tendrás que dedicar tiempo…” En ese momento visualicé que me estaba preparando para una carrera y necesitaba la ayuda de un entrenador y seguir su método.
    Este fue el comienzo saber lo que me iba a encontrar, y no me equivoque
    A lo largo de este proceso, Patricia ha estado conmigo, siempre, muy cercana, cariñosa y constante, dejándose la piel en cada sesión, y mostrándome que con orden, criterio…, en resumen con Método puedo conseguir lo que me proponga.
    Creo que es la primera vez en mucho tiempo que me siento con ánimo y fuerzas para cambiar, para perder peso y lo voy a dar todo.
    Espero que mi testimonio os sirva y os anime a conocer el Método Ancla.
    Ana

  45. Que decir de Patricia, que no lo sepais las que la conoceís. Desde el principio te hace sentir bien, aprendes a darte cuenta que el fallo no eres tu. He aprendido a quererme y ahora sé los pasos que tengo que dar para conseguir lo que quiero. Lo mejor es que sé que lo voy a hacer. Patricia me ha dado las herramientas. Sólo hace falta querer y Patricia te enseña el camino. Muchas gracias preciosa.

  46. Método Ancla llegó a mi vida en un momento en el que me sentía débil, sin fuerzas, sin saber hacia dónde debía tirar.
    Descubrí junto a Patricia que el querer adelgazar y no conseguir resultados no era mi mayor problema, sino haber dejado de quererme y valorarme desde hacia muchísimo tiempo. Yo misma era mi peor enemiga.
    Gracias , millones de gracias Patricia porque desde el primer minuto que hablé contigo confié plenamente en tí, por tu forma de tratarme, valorarme, hablarme…
    Gracias por ayudarme a superar la vergüenza que sentía de mi misma y aprender a cuidarme y quererme más.
    Gracias por tus consejos, recomendaciones, trucos… Ahora, tengo mucho más claros mis DESTINOS. Mi vida está más organizada en todos los sentidos.
    Gracias, de corazón, gracias, por todo lo que has hecho por mí. Yo… sigo en el camino, el proceso es lento, pero marcha genial. Informaré de mis avances, lo prometo.
    Recomiendo método ancla a todo el mundo, ha sido una experiencia maravillosa. GRACIAS PATRICIA. FORMAS PARTE DE MI VIDA.

  47. Método Ancla= cambio de actitud ante la comida
    Voy a contar mi experiencia; un día de esos que ya no puedes mas, tenia que buscar una solución a mis kilos de mas, me lie a buscar en internet y no me digáis como, acabe en la página del Método Ancla, la leí, releí y ahí la deje pendiente de estudio, estaba cansada de pagar para adelgazar, y esto me parecía algo diferente pero que no entendía, pero después de una semana meditando y de ver que mi problema era mi cabeza me dije voy a mandar un correo electrónico y así preguntar mis dudas, correo electrónico mandado y enseguida, recibí respuesta…una respuesta en la que ves, notas, sientes que quieren ayudarte, por primera vez en mucho tiempo alguien que estaba interesada en ayudarme, en escucharme, no en darme una charla, una dieta o algo y ala adiós que te vaya bien, me sorprendió y dije voy a probar.
    Me dio hora en un grupo, no conocía a nadie y como siempre yo era la mas gorda y la mas joven, según entre me planté no volver, sin probarlo y sin nada, me dieron ganas de salir corriendo, pero cuando empezamos, cuando vi lo que teníamos que hacer, cuando vi de que se trataba….alucine..y me di cuenta ese mismo día que mis problemas no eran los kilos de mas, los kilos de mas eran una consecuencia de mi cabeza, de mi forma de pensar, de un autocastigo que me hacia a mi misma…y Patricia con su entusiasmo, con sus ganas, con su amor me animo, me ayudo a enfrentarme al día a día, a dejar pasado y futuro en un segundo plano y me hizo vivir el hoy, valorar cada alimento que te metes en la boca, valorar cada momento que vives, me enseño a tener una buena relación con la comida, a no considerarla mi enemiga, a no sentirme mal cuando me comía unas aceitunas (son mi vicio), a mirarme en un espejo …a ir a comprarme ropa, y a ir perdiendo peso sin darme cuenta (despacito como hay que hacerlo), sin sufrimiento, sin culpabilidad…
    Gracias al Método Ancla he conocido a Patricia y gracias a Patricia he solucionado otros problemas, he aprendido a vivir de otra forma, gracias a sesiones individuales que hemos trabajado juntas he aprendido a reconocer errores/miedos(por decirlo de alguna forma) que cometía en mi vida y que no me dejaban vivir, he aprendido a vivir conmigo misma, a disfrutar de todo, a enfrentarme a todo, a no culpar a los demás de los obstáculos que se encuentran en la vida, a enfrentarte a ellos con energía y con fuerza, aunque todo lleva su tiempo y a mi me queda pero sé que gracias a todo lo que he aprendido al lado de Patricia voy a conseguir seguir siendo tan feliz como soy ahora mismo….
    Mil gracias Patricia,

  48. Un día como de costumbre empece a buscar en internet algo para bajar de peso y como un regalo que la vida tenia para mi, encontré a Patricia con el MÉTODO ANCLA.
    Escribí desde Ecuador para pedir información y en menos de 5 minutos tuve su respuesta en la que me aseguraba que a pesar de la distancia podía ayudarme por lo que decidí hacerlo. La verdad es que esperaba como siempre algo rápido y milagroso, tenia un historial de dietas,pastillas, cirugías hipnosis etc, etc y nada me había funcionado, muy clara y profesionalmente Patricia me dijo que es un proceso de 6 semanas en los que ella me acompañaría pero el 100% de los resultados dependían de mi compromiso y fue así que comenzamos las sesiones por Skype pero siempre sentí ahí la presencia y compromiso de Patricia como si estuviera frente a ella. Poco a poco fui descubriendo que el milagro estaba dentro de mi!!! que mientras no tomara las riendas de mi vida jamas bajaría de peso y que las formulas rápidas y milagrosas no existen, gracias a Patricia comprendí que para lograr cualquier cosa en la vida (en este caso adelgazar) lo primero que necesitaba era amarme, respetarme y así cuidarme constantemente con disciplina constancia y compromiso. Después de este proceso jamas volveré a ser la misma de antes, jamas dejare de amarme respetarme y cuidar mi salud mi cuerpo ya que al fin soy yo quien controlo no solo lo que como sino todos los aspectos de mi vida.
    GRACIAS PATRICIA!!!

  49. He tardado en dar mi testimonio porque todavía estaba asimilando todo lo que me ha pasado en las 6 sesiones con Patricia, y ahora creo que encontré una forma de resumir toda esa cantidad de información y verdades que han surgido delante de mis ojos.
    Creo que siempre eché la culpa de todo a mi destino, como si yo no fuera capaz de guiar mi vida sola, y que dependiera de una fuerza oculta que me llevaba por sus caminos sin saber si yo estaba de acuerdo o no. Patricia me enseñó que el punto donde me encuentro en ese exacto momento fue porque he querido llegar hasta aquí, aunque yo lo vea como una cosa mala, lo necesitaba, por algún motivo u otro, y que no existía una tercera o cuarta persona, o fuerzas ocultas, o destino, y que tampoco era imposible cambiar mi rumbo, girar hacía la otra esquina, definir mi destino y coger la carretera correcta que me conduce hacía allá.
    Creo que en ese camino, el método ancla me sirvió de GPS, y todos los puntos enseñados por Patricia suenan como la voz del tomtom cuando coges una calle equivocada, cuando te dice que gire a la derecha y tu te giras a la izquierda, pues ahora cuando hago alguna cosa que “me aparta” de mi destino, suena en mi cabeza todo lo que he aprendido, y en lugar de abandonar la meta, yo doy la vuelta en la manzana y vuelvo a coger el camino que me ha indicado, al final de todo, el destino no cambia si entramos en una calle equivocada, lo que hay que saber es volver a las indicaciones y seguir, siempre.
    Muchas gracias, Patricia, por todo.
    Eres estupenda! 🙂
    Un besito

  50. Al empezar el método Ancla no sabes muy bien lo que te vas a encontrar. Patricia utiliza técnicas y ejercicios de psicología conductual, mindfulness y coaching que tú puedes utilizar enfocándolo hacia la dieta y el ejercicio, para bajar de peso, o para cualquier otro tema en el que te encuentres en un atasco y necesites avanzar.
    ¿Por qué realizar el método Ancla y no acudir a otro coach o psicólogo? Estas son las razones que a mí me llevaron a realizarlo y que más tarde pude comprobar que realmente cumple:
    – La implicación de Patricia (la coach) con cada persona es total, y realiza seguimientos personalizados durante todo el proceso. Se toma muy en serio el trabajo tanto durante las sesiones como entre ellas.
    – El precio es muy razonable y no trata de estirar el método indefinidamente, se cumplen las sesiones establecidas al principio. No promete imposibles, ni vende humo.
    – Es una forma intensiva de acceder a un montón de técnicas útiles sobre análisis y gestión de conducta, autoestima, relajación, inteligencia emocional, mindfulness, etc. que siempre pueden utilizar en todos los ámbitos de la vida.

    Es un método que ayuda a conseguir aquellas metas que uno se propone si se realiza con trabajo y esfuerzo interior, interiorizando las técnicas que se van aprendiendo hasta que salen de forma natural.

  51. Una vez terminado el proceso del Metodo Ancla, reconozco haber encontrado a la verdadera persona que se encontraba dentro de mi . Como muy bien decias Patricia, estaba difuminada ante el mundo y ahora empieza mostrarme y ser una pequeña luz que alumbra parte de muchas vidas.
    Ha sido un proceso de interiorizacion muy duro, de conocimiento interior , pero que ha hecho que mi relacion con la comida sea mas fuerte y he aprendido a relacionarme con ella de manera diferente.
    Al igual que con la comida, con otros aspectos de mi vida que ocupaban espacio y no servian para nada .
    Muchas gracias por tu tiempo, trabajo y dedicacion. El amor que le poner a lo que hacer queda impregnado en la calidad de tu trabajo.
    Ha sido un placer haber empezado a conocerte Patricia !!!!

  52. Siempre me había encontrado en constante busqueda del porqué de mi relación tan dañina con la comida, me sentía sola y avergonzada y sin saber como actuar, todo en mi vida se movía en torno a la comida, mi aspecto físico, como quería ser y no era…. ¡¡ Agotador!!, me sentía sin fuerzas.. quería esconderme.
    El 15 de diciembre decido empezar el Método Ancla con Patricia de la mano y después de casi 2 Intensos meses, trabajando, compartiendo conmigo todo su cariño y experiencia y dándome un montón de herramientas empiezo mi camino, y aunque parezca que es en solitario, sé que ella esta conmigo para lo que necesite voy a poner en práctica todo lo aprendido. ¡¡¡ Ya no soy la misma….. ni quiero serlo!!!.
    ¡¡¡ Gracias por todo!!! ¡¡¡ Ya eres una nueva marca en la línea de mi vida !!!

  53. Tome las sesiones on line, no tenia idea a lo que me iba a enfrentar, desde la primera sesión me note super entusiasta, Patricia es una persona que te da mucha confianza, te motiva, te abre una puerta que la tienes ahí enfrente pero que no has sido capaz de verla!!
    Estoy muy impresionada porque me esta ayudando a desbloquear cosas de mi vida a las que no me había enfrentado, una de ellas es vencer el miedo a aprender a nadar, estoy trabajando duro en esta parte, pero su método y lo que implica me esta ayudando a que sea mas fácil.
    Algo de lo que estoy segura es que es un trabajo en equipo, Patricia te enseña, te guía, te proporciona elementos claves y depende de ti si quieres cambiar, lo veo como un compromiso contigo misma. Sinceramente no requiere un super esfuerzo no es nada imposible de hacer, para mi ha significado un cambio interno muy fuerte y no hay vuelta para atrás.
    Jamás he hecho dieta, no me gusta contar calorías, ni mirar la lista de alimentos prohibidos, soy mas consciente de la cantidad de porciones que como, no paso hambre, te hace reflexionar que alimentos te vienen bien y las cosas que no ayudan.
    Después de tomar el método ahora me siento mas orientada a lo que quiero, me siento desempolvada y con ganas de hacer muchas cosas, se cual es mi objetivo y trabajo día a día en lograrlo. Me siento mas segura y se que podré bajar esos kilitos de mas en el plazo que me he propuesto.
    Ha sido un placer las sesiones con Patricia, te garantizo el éxito y quiero agradecerte tu entusiasmo, el escucharme, jamás me sentí juzgada, tampoco con la obligación de nada al contrario los ejercicios son prácticos y divertidos. Así que me toca trabajar mucho y no hay quien lo pare!!! Mil gracias.

  54. Reconozcámoslo, todos sabemos en el fondo que si una dieta fuese realmente eficaz y con resultados permanentes, no existirían las personas con problemas de sobrepeso. ¡Es de sentido común! Por eso me encantó el Método Ancla, porque te invita a utilizar el sentido común de una vez por todas. No te pide sacrificios, no te pesa, no te mide en índice de grasa corporal, no te dice lo que no puedes comer… Simplemente te ayuda a romper con la dinámica que tenías en tus hábitos de alimentación y a no juzgarte y sentirte culpable por consumir determinados tipos de alimentos. Y sobre todo a sentirte CAPAZ de hacerlo por ti misma. ¡Es genial! Es toda una experiencia y Patricia nos lleva por ella con un cariño y una dedicación que son muy, muy, muy de agradecer. Yo estoy feliz. Me he deshecho de 5k, 4cm de cintura y un montón de ideas raras sobre mí misma y las dietas que me impedían disfrutar de mi vida y de la comida.
    ¡¡Sinceramente, gracias!!

  55. Llevo media vida con problemas de sobrepeso, dieta tras dieta y tras dieta. Era una gordita de libro, perdía peso y recuperaba peso. Así año tras año. Necesitaba hacer algo distinto, algo diferente y encontré a Patricia. El trabajo que hemos hecho juntas ha sido increíble. Mi actitud para conseguir mi objetivo ha cambiado. Podría explicarlo como que con las herramientas que me ha proporcionado estoy perdiendo peso sin el ESFUERZO de las veces anteriores, todo fluye. Cada sesión es un aprendizaje nuevo y cuando crees que ya no te puede sorprender más…allá que va y sigues aprendiendo cosas nuevas. Patricia, gracias por acompañarme en este proceso que continuo sabiendo que estas ahí. Mil gracias

  56. Queria dejar pasar un tiempo antes de dar mi opinión sobre el Método Ancla. Cuando terminé estaba entusiasmada, pero no me fiaba de mi misma y no sabía si volvería a mis malos habitos o realmente era definitivo el cambio.Debo decirte que SI, que es DEFINITIVO si se hacen tus recomendaciones, que son tan positivas, divertidas y novedosas. Mi autoestima ha subido y no quiero nada negativo en mi vida. Patricia mil gracias

  57. Fui con la creencia que sería un método mas para ayudarme a adelgazar. Quiero animaros a que os decidáis a ir si alguna dudáis, ya que sin darme cuenta sesión a sesión me he ido conociéndome y aceptándome y sobre todo queriéndome. Soy importante y por tanto debo tomar las riendas hacia donde quiero ir , sin dejarme llevar por todo lo que me rodea y siempre desde el lado positivo de las cosas. Vaya lo que transmites y consigues Patricia!!!
    Me ha dado un montón de pena que se haya acabado. Veo mi vida de otra manera!!! Muchas gracias Patricia, adelgazar es consecuencia de lo demás……

  58. Octubre 28 2014
    He de confesar que al inscribirme no sabía muy bien en que consistía el Metodo Ancla; solo sé
    que no tenía ganas de empezar despúes del verano con un nuevo régimen. Estaba segura de que
    tenía que haber algún metodo que me ayudara a educar mi mente y que fuera yo misma la que
    tomara las decisiones. No hablas de regimenes, calorías, prohibiciones, etc… La teoría la sabe-
    mos de sobra. Simplemente nos das la llave y las herramientas para consaguir sacar de nosotras
    lo que no nos gusta y siempre como un reto divertido. Ha sido una gozada estar contigo en
    estas 6 sesiones y espero que mucha gente se deje ayudar por tí. Un millón de gracias.

  59. Lo que más me ha gustado de Método Ancla es que te “desnuda” (metafóricamente) ante la única persona que tiene las riendas de tu vida: tú misma.
    Si no lo llego a experimentar no me lo habría creído.
    Gracias a las sesiones de Patricia consigues ver de una forma objetiva y sin juzgarte (esto es súper importante) la manera que tienes de relacionarte con la comida, con el ejercicio físico, con las dietas… Consigue de una forma muy lógica que veas con claridad cuales son tus puntos fuertes y cuales son los débiles. Donde debes mejorar, en que aspectos de tu personalidad debes apoyarte… Una de las cosas más asombrosas es que te hace ver de que manera podemos llegar a ser nuestras perores enemigas. Como día a día nos decimos cosas que nunca diríamos a nuestra mejor amiga pero que nos repetimos incansablemente a nosotras mismas boicoteando cualquier intento de mejorar nuestra felicidad o, por lo menos, poniéndonoslo mucho más difícil.
    Ha sido un “cambio de chip” brutal. ¡Ahora realmente me apetece cuidarme, hacer ejercicio y disfrutar sin sentirme culpable!
    He perdido 3 centímetros de cintura y una talla de pantalón desde que empecé con Patricia y el método, pero lo mejor de todo es que he ganado en seguridad y en amor hacia mi misma. ¡Y eso se nota!
    ¡Mil gracias, Patricia!

  60. Gracias Patricia, estas semanas que hemos pasado juntas me han servido para conocerme un poco mas, para que se me quitaran esos remordimientos que tenia por todo, tu método es estupendo, tu manera de presentar las cosas y explicarlas son fantásticas.
    Ha pasado casi un mes desde que terminamos el plan y ya voy notando resultados, de todas formas he aprendido que con las prisas no se gana nada y que esto es un proceso lento pero real.
    Gracias por cuidar de nuestra intimidad, eso me parece importantísimo pero a la vez hace que nos examinemos a fondo.
    Animaros a conocer a Patricia merece la pena de verdad y da igual la edad que tengáis, es un método para todas las edades.
    Iré informando de mi evolución

  61. Creo que este método te hace pensar en muchas cosas que uno antes no se había planteado. Te hace replantearte mucho la esencia de uno mismo no solo con respecto a la comida sino en general. El ambiente que se crea es muy natural y se respeta muchísimo la intimidad de cada persona. En mi caso me ha ayudado mucho a replantearme mi actitud con respecto a la comida y aunque mi camino aún es muy largo, me gustan algunos cambios que veo que están haciendo mella en mi cabeza. Patricia nos ha dado un montón de técnicas y trucos y espero poder seguir poniéndolos en práctica durante mucho tiempo

  62. No tenía mucha confianza en ello hasta que hable con Patricia y me convenció , me dijo que fuera a la primera sesión y sí seguía pensando lo mismo que no volviera…….volví la segunda la tercera hasta el final.Sin darme cuenta he cambiado mis hábitos y mi manera de pensar en temas de COMIDA cambiaron,es increíble los conceptos tan malos y actitudes tan malos tenemos con todo hasta con nosotros mismos.
    Cada sesión era una cosa nueva algunas te dejaban con la boca abierta y te dabas cuenta de lo mal informados que estamos cuando nos proponemos adelgazar.
    Gracias Patricia por este cambio que estoy descubriendo en mi y sobre todo en el respeto y el cuidado que nos has dado en nuestra intimidad.

  63. He conseguido cambiar los hábitos que me impedían adelgazar de verdad. Ha sido increible descubrir lo que realmente me impedía conseguir perder peso, yo misma me estaba haciendo la zancadilla sin saberlo! La gente que me conoce alucina con mi cambio. Casi sin darme cuenta, a través de las sesiones he ido cambiando muchísimas cosas. Lo que más me ha gustado es que durante el proceso ha sido todo sin que me haya sentido culpable ni avergonzada por las cosas que he ido descubriendo. Es lo que más me ha gustado de Patricia, el ambiente que consigue que te abras sin juzgarte ni que te juzguen. Y la seguridad que te transmite durante todo el proceso. Cuida la intimidad de cada una y hace que el grupo se abra de forma natural. Ayuda mucho conocer a otras mujeres que tienen las mismas preocupaciones que tú.

  64. Cuando veo con perspectiva dónde me encontraba antes de animarme al método Ancla y después, la evolución ha sido inmensa, no tiene nada que ver mi yo de antes con mi yo de ahora, me siento una persona renovada y que me he quitado una serie de pensamientos negativos que me impedían alcanzar mi objetivo. Y todo el proceso, con optimismo y ánimo. He aprendido a comer de otra manera y sin tener que rechazar nada ni verlo como un castigo, he cambiado mi forma de pensar y de actuar frente a la comida. Siento que ahora tengo autocontrol de forma natural. Definitivamente, la mejor decisión haberme animado a conocer a Patricia y su método.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

COACHING PARA ADELGAZAR